Citroën C4 Grand Picasso HDi y Peugeot 5008 HDi, comparativa (parte II)

Citroën C4 Grand Picasso HDi y Peugeot 5008 HDi, comparativa (parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    17 noviembre 2010     7 Comentarios     5 minutos

Seguimos con esta peculiar comparativa entre el Citroën C4 Grand Picasso y el Peugeot 5008. Ambos modelos los hemos probado con motorizaciones diesel, en el caso del Citroën un 2.0 HDi de 138 CV y cambio manual pilotado, mientras que el Peugeot equipaba un motor 1.6 HDi de 110 CV.

Ambas motorizaciones se encuentran disponibles en la gama de los dos modelos, pero encontramos una pequeña diferencia en cuanto a potencia máxima en los diesel, porque el Peugeot 5008 puede equipar el HDI de 163 CV, un motor que no está disponible en el caso del C4 Grand Picasso.

Si quereis saber más sobre las motorizaciones y el comportamiento de ambos modelos podeis ver la primera parte de la prueba donde os detallamos toda la información de estos monovolumenes y sus respectivos bloques HDi. Pero sin duda donde existen mayores diferencias entre ambos es en el apartado estético y de diseño, tanto exterior como interior. Y es esto precisamente lo que trataremos en la segunda parte de la prueba.

Diseño exterior

c4_grand_picasso

Nada más hablar del diseño exterior, tengo que empezar por el C4 Grand Picasso, porque aunque nuestra unidad tenía poco tiempo, ya se encuentra disponible en el mercado el nuevo restyling del modelo que afecta al frontal con unas nuevas luces diurnas tipo LED, y algunos pequeños cambios más como la posibilidad de la pintura bi-tono exterior.

Volviendo a nuestros dos protagonistas de la comparativa, el Citroën pese a los cambios sigue manteniendo un diseño más conocido y veterano dentro del segmento, donde podemos destacar unas líneas de corte más innovador que se aleja de lo tradicional. Mientras que el Peugeot es un recién llegado al mercado de monovolumenes y eso siempre juega a su favor, pero en cuanto a detalles estéticos ya entramos en los gustos personales, puesto que en el caso del león tenemos un diseño de corte más tradicional.

5008

En el caso del C4 Grand Picasso al tratarse de la versión Exclusive contaba con los faros de xenón direccionables, que ofrecían una buena iluminación y ambos contaban con el techo solar panorámico que ofrece una gran luminosidad interior.

Diseño interior, habitabilidad y maletero

En el interior nos volvemos a encontrar bastantes diferencias entre ambos modelos, en el caso del Citroën vemos el típico puesto de conducción con aires vanguardistas y futuristas, con la instrumentación centrada y digital. El volante es de centro fijo, contando con una batería de botones al que no tardas mucho tiempo en acostumbrarte, y como curiosidad disponemos de dos de ellos que pueden configurarse a nuestro antojo dento de unos parámetros, por ejemplo para que al accionarlos se enciendan las luces interiores del vehículo.

c4_grand_picasso

Al no contar con el tren central y estar la palanca de cambios elevada tenemos un amplio espacio entre las dos butacas delanteras (por tamaño y comodidad no se le puede llamar asientos). La sensación al volante del C4 Grand Picasso es de espacio, con una buena postura de conducción y unos asientos muy cómodos que aportan una buena sujeción al cuerpo.

Cuando nos ponemos al volante del 5008 nos encontramos con un interior más tradicional con el elevado tren central que nos encasilla bastante más que en el caso del C4 Grand Picasso, pero con la típica instrumentación y salpicadero al estilo del 3008. La palanca de cambios está situada en una posición elevada que favorece la facilidad de uso y aprovechando las grandes dimensiones del tren central cuenta con una guantera donde entra perfectamente hasta una botella de agua de un litro y medio.

5008

También tenemos que destacar en el 5008 un elemento que estrenó el 3008, se trata del Head-up display que nos proyecta la información relativa a velocidad, cruise control o limitador, y distancia con el vehículo que nos precede, en el parabrisas. Es un elemento muy práctico porque permite controlar en todo momento la velocidad sin quitar la vista de la carretera.

En cuanto al espacio en las plazas traseras, ambos empatan en este apartado, puesto que el sistema de asientos es el mismo para los dos modelos, por lo que las siete plazas de las que disponen ambos se articulan de la firma forma. También cuentan con climatización independiente para las plazas traseras con regulación de la intensidad del aire, un detalle que no puede faltar en un monovolumen de estas características.

5008

Es destacable la comodidad que nos ofrecen sus asientos traseros individuales
donde pueden viajar tres adultos cómodamente y en el caso de la tercera fila de asientos cuentan con un acceso bastante cómodo y las plazas nos pueden sacar de un apuro en cualquier momento aptas perfectamente para un adulto y con un montaje bastante sencillo y rápido.

Un buen monovolumen no sólo se mide por su espacio interior o por la comodidad de sus plazas sino también por las diferentes soluciones que ofrece para dejar nuestros objetos y en ese apartado el Citroën lleva ventaja, puesto que cuenta con más soluciones de monovolumen que el 5008. En el caso del C4 Grand Picasso contamos con varias guanteras en el salpicadero, diferentes huecos, grandes bolsas en las puertas, e incluso una guantera en el suelo de los asientos traseros.

5008_c4_grand_picasso

El 5008 comparte algunas guanteras y huecos con su hermano francés pero queda en desventaja en algunas soluciones típicas de los monovolumenes y contando con algunos huecos menos. Por último el maletero cuenta con una capacidad de 576 litros en el caso del Citroën y de 579 litros en el caso del 5008 con la segunda fila de asientos, además ambos cuentan con la práctica linternita que hace la función de luz en el maletero.

Después de ver su interior y las diferencias entre ambos, en la tercera parte de la prueba nos centraremos en el equipamiento, precios y nuestra valoración general de nuestros dos monovolumenes protagonistas de la comparativa.

5008_c4_grand_picasso

Fotos | David Taboada

5 comentarios

  1. P L dice:

    Los interiores de la Picasso no me gustan nada. Dentro de unos años ése cuadro de mandos se verá ridículo con tanto plástico, volante fijo, velocímetro central electrónico, en fin. En cambio los de la 5008 son realmente bonitos y dan la sensación de tener mucha calidad. Da la impresión de ser un producto mucho más serio el Peugeot, y mejor hecho.

  2. de hecho los dos son similares pero no son muchos los que se quejan de que los coches son muy bonitas y muy bien equipadas de lujo me encanta los dos ni siquiera saben qué coche comprar.
    gracias por la noticia

  3. A mi enteneder creo que lo mejor es optar por el coche que mejor se adapte a tu bolsillo, más allá de precio de compra, debes tener en cuenta un tema tan importante como el consumo y a mi entener en este caso citroën es la mejor opción con su 1.6 de 110cv

  4. Ex Citroen dice:

    El 1.6 110 lo tiene tambien la 5008, que yo sepa comparten motores desde que peugeot compró a la marca citroen.

  5. Hola Ex Citroën, efectivamente los motores son compartidos, el único que no tiene el Citroën es el 2.0 HDi de 163 CV el resto son identicos para ambos modelos.

    Un saludo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.