Coches con Historia: Ferrari Testarossa F90 Speciale

Coches con Historia: Ferrari Testarossa F90 Speciale

Escrito por: Fernando Alvarez    20 mayo 2012     Comentario     2 minutos

El Ferrari Testarossa F90 Speciale combina un modelo muy exclusivo hecho por Pininfarina con algo de misterio, ya que en Modena nunca se enteraron de su existencia sino hasta 18 años después.

Corría el año 1988 y Ferrari se comía el mundo y la imaginación de sus más recalcitrantes fanáticos con el Ferrari Testarossa, uno de los modelos más recordados del cavallino de la década de los años 80. Sin embargo, ni el mismo Ferrari alcanzó a saber que el Testarossa F90 Speciale existía; que el mismo Don Enzo nunca se haya enterado es comprensible, ya que falleció justamente en 1988; pero lo que es extraño es que nadie más en Ferrari tuviera noticias de este coche hasta 18 años después.

Pero antes de desvelar el misterio, os contaré algunas cosas más de este deportivo italiano tan particular. El Testarossa F90 Speciale fue diseñado por Enrico Fumia, jefe de investigación y desarrollo de Pininfarina. Por alguna razón, Fumia no quería que en Ferrari nadie se enterase de que se estaba planificando este Testarossa, por lo que el proyecto fue guardado en el más hermético secreto. Tenían sus razones, como ya veremos.

Para construir al F90 Speciale, Fumia usó el chasis del Testarossa, en el cual se basó para diseñar una carrocería completamente nueva, así como una nueva cabina. El tren motriz era el mismo que el del Testarossa y lo único que cambiaba era la colocación de los radiadores que pasaban a situarse en el frente del vehículo. Finalmente, el modelo se convirtió en una especie de «Testarossa con techo targa», que eventualmente podía converitrse en cabrío, sobre el que los diseñadores de Pininfarina reconocen que ha sido el modelo más difícil de todos los que les ha tocado en suerte diseñar.

Junto con los bocetos que dieron vida en el tablero de dibujo al Testarossa F90 Speciale, también se diseñó un modelo de cuatro puertas sobre el mismo diseño y otra variante con motor delantero, que nunca vieron la luz.

Ahora bien ¿Por qué Ferrari se enteró de la existencia de este coche 18 años después? La razón es muy simple. El sultán de Brunei los compró todos; los seis F90 Speciale producidos fueron adquiridos por el sultán y su hermano Jefri. Salvo una aparición aislada en Mónaco a través de los años de uno de ellos, estos coches nunca abandonaron Brunei y ahora descansan en alguno de los cinco hangares que el sultán dedica a su colección, valuada en… 300 millones de dólares.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.