Los coches propulsados por gas siguen haciéndose un hueco en las flotas de empresa

Los coches propulsados por gas siguen haciéndose un hueco en las flotas de empresa

Escrito por: Victor Alós Yus    27 julio 2019     3 minutos

SEAT ha presentado sus resultados en lo que respecta a los vehículos propulsados por GNC y con ello demuestra que están más presentes en las flotas de empresa

Aunque tenemos la sensación de que los coches eléctricos son los principales vehículos con combustibles alternativos, la presencia de los coches propulsados por gas es cada vez más acusada. Muchas flotas de vehículos de empresa están reforzándose con este tipo de vehículos, ya que su coste de operación es menor y resulta ser una buena inversión para las empresas.

Las ventajas de este tipo de vehículos son lo suficiente importantes para conseguir que las empresas e instituciones se fijen en elloS. La principal es la reducción de emisiones contaminantes, lo que les permite obtener la etiqueta CERO Emisiones y pueden acceder a espacios restringidos, como es el caso de Madrid Central.

Seat Coches Gnc Empresas (4)

SEAT ha hecho pública la cantidad de vehículos propulsados por gas que ha matriculado durante los primeros seis meses del año, y esta cifra alcanza los 2.100 vehículos GNC, es decir, propulsados por Gas Natural Comprimido. Los principales clientes de este tipo de vehículos son empresas que quieren reducir los gastos en combustible y al mismo tiempo, poder circular por el centro de las ciudades, donde tienen parte de su negocio.

Además, también son las instituciones, como los ayuntamientos, los que han vuelto su mirada hacia este tipo de vehículos. Camiones para los equipos de mantenimiento, vehículos policiales y para el transporte. Los vehículos propulsados por GNC no tienen tanta publicidad como los eléctricos, desde luego, pero están ocupando su lugar incluso de manera más elevada que aquellos.

La ventaja de tener hasta un 25% de emisiones menos que un vehículo de combustión interna, un gasto en combustible por kilómetro es un 50% menor en relación a un vehículo de gasolina es importante. Además, las flotas pueden contar con puntos de recarga en la misma empresa, por lo que no tienen que depender de puntos de recarga externos.

En el caso de los vehículos particulares, es algo más complicado, porque aunque cada vez hay más puntos de recarga, las limitaciones de poder cargar estos vehículos hace que los particulares se lo piensen mejor para comprarlo. Al igual que los coches eléctricos, las infraestructuras son importantes para el crecimiento de este tipo de vehículos.

SEAT cuenta con la confianza de varias empresas e instituciones

La compañía española ha firmado varios acuerdos con empresas e instituciones españolas, que se han decantado por los modelos disponibles, que son el Ibiza TGI, Arona TGI y León TGI. En los dos primeros casos los modelos equipan un motor de tres cilindros 1.0 TGI que ofrece una potencia de 90 CV, mientras que el SEAT León TGI utiliza un motor TGI de 1.5 litros y que ofrece 130 CV.

El SEAT León estrena un motor 1.5 TGI para dar aún más cabida al GNC como combustible

El SEAT León estrena un motor 1.5 TGI para dar aún más cabida al GNC como combustible

SEAT acaba de anunciar la llegada de un propulsor 1.5 de 130 CV híbrido para el León que, bajo la denominación TGI, es capaz de admitir tanto GNC como gasolina

LEER MÁS

La presencia de estos modelos hace que las empresas se fijen en ellos para potenciar sus flotas, sobre todo bajo la modalidad ‘real fleet‘, es decir, renting más compra. Con este sistema, pueden contar con un tipo de financiación que se ajusta a sus necesidades y este es otro de los motivos por los que los vehículos propulsados por Gas Natural Comprimido son cada vez más populares.

Así, mientras los ojos se centran en los eléctricos, los vehículos propulsados por gas son una opción más económica, realista y al alcance de la mayoría de usuarios.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.