Conducir una autocaravana: así puedes ahorrar combustible

Conducir una autocaravana: así puedes ahorrar combustible

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    22 junio 2022     3 minutos

Conducir una autocaravana puede ser una gran idea para disfrutar de unas vacaciones más económicas y con menos gasto, pero el consumo es muy importante.

Durante los últimos años se ha puesto cada vez más de moda viajar en autocaravana. Es una buena solución para las vacaciones y resulta una opción más económica que cualquier otra manera de viajar. Pero un vehículo de estas características es muy grande y suele tener un consumo bastante elevado. Pero, al igual que en el coche, se puede conseguir reducir el consumo de combustible realizando varias acciones de mantenimiento que pueden repercutir en este aspecto.

El mantenimiento de la autocaravana es fundamental, como en un turismo. Si la mecánica está en buenas condiciones, se consumirá menos. Si el motor, los frenos u otros elementos de la autocaravana no están en perfecto estado, el consumo se puede multiplicar y provocar un incremento en el gasto en combustible.

Tipos De Autocaravanas (2)

El mantenimiento es fundamental

La autocaravana ha de pasar por las revisiones de mantenimiento especificadas por el fabricante. Pero además, si se detecta cualquier problema, un ruido extraño o cualquier otra cosa que se salga de lo normal, hay que llevarla al taller. La seguridad es fundamental, pero tener todo en orden garantiza que el consumo de combustible está dentro de lo normal.

Los neumáticos son también importantes y hay que revisar su estado en todo momento. No hay que esperar a que el estado de los mismos se resienta. Si la banda de rodadura está degastada, aunque no llegue al mínimo exigido, se han de cambiar los neumáticos. Además, se ha de revisar la presión de los mismos. No solo se puede evitar rebentones, sino que además se circula mejor y se evita el consumo elevado de combustible.

Conducir a velocidades moderadas

Cuanto más se pisa el acelerador, más combustible se consume. Y en un vehículo que es mucho más pesado que un turismo, eso se multiplica de manera exponencial. Conducir a velocidades altas consume mucho más combustible y no se consigue mucho más que eso. Mantener una velocidad contenida, por debajo del límite de la vía, puede hacer que nos ahorremos una multa por exceso de velocidad y que ahorremos en gasóleo.

Además, una conducción eficiente, evitando los frenazos y acelerones innecesarios, puede hacer que la autocaravana tarde más en pedir que se llene el depósito. Hay que recordar que el consumo medio va desde los 8 litros/100 km hasta los 15 litros/100 km, o más, según el tamaño de la autocaravana. Así que el ahorro puede ser considerable si se circula sin forzar el motor ni darle más combustible del que necesita.

Ese peso más elevado de la autocaravana puede resultar muy útil en otras circunstancias. La inercia que se produce al acelerar la autocaravana permite avanzar durante un tramo sin necesidad de utilizar la aceleración del motor. Entonces, no hay consumo de gasóleo. Esta inercia puede utilizarse en cuestas hacia abajo (ojo, no hay que confundir utilizar la inercia con la bajada en punto muerto. El freno motor ofrece control en la velocidad y la dirección) e incluso para coger inercia para subir cuestas hacia arriba.

¡Quiero una autocaravana! ¿Cómo debo elegir la más adecuada?

¡Quiero una autocaravana! ¿Cómo debo elegir la más adecuada?

Para practicar el ‘caravaning’ hay muchas opciones a nuestra disposición que pueden hacer que disfrutemos del tiempo libre en zonas de acampada y otras opciones

LEER MÁS

Cuidado con la carga

La carga siempre es importante. Ha de estar bien colocada en la autocaravana, cada cosa en su sitio y asegurada para que no se desplace. El peso es importante y si se carga demasiado, se consumirá mucho más. Si los bultos, además, se desplazan, pueden hacer que se pierda el control de la autocaravana y que la conducción sea más agresiva y el consumo, mayor.

Con estos consejos puedes tener más control sobre tu autocaravana y mantener el consumo de combustible por debajo que en otras circunstancias. Algo que, al menos este verano, va a ser muy importante para la economía familiar.

Deja un comentario