Correa de distribución o cadena de distribución… ¿Cuál es mejor?

Correa de distribución o cadena de distribución… ¿Cuál es mejor?

Escrito por: Victor Alós Yus    25 diciembre 2018     4 minutos

La mayoría de coches actuales tienen una cadena de distribución, aunque también se utilizan las cadenas de distribución. ¿Conoces las diferencias entre ambas?

En un articulo reciente estuvimos hablando de la correa de distribución y cuándo debíamos cambiarla para evitar problemas y averías inesperadas. La correa de distribución es uno de los elementos más importantes que hay en el motor y cuya rotura puede provocar graves problemas en el funcionamiento del mismo. Pero lo que mucha gente no sabe es que, además de la correa de distribución puede existir otro tipo de sistema, como la cadena de distribución. Entonces… ¿cuál es el mejor sistema de los dos?

La cadena de distribución es el primer sistema que se adoptó para mover los primeros coches, así que es mucho más antiguo que la correa de distribución. Se trata de una cadena con sus correspondientes eslabones, fabricada en acero o aleación, que tiene una gran resistencia y que realiza la misma función que la correa de distribución.

Cadena de distribución

Cadena de distribución de coche

La cadena de distribución se utiliza en muy pocos modelos actualmente, ya que las ventajas de la correa de distribución superan a los de la cadena. El precio de fabricación de una cadena de distribución es muy superior al de la correa, por lo que el precio del coche puede incrementarse en unos 600 euros sobre uno que utilice la segunda. Es un buen motivo para pensárselo.

No obstante, un detalle importante a tener en cuenta es que la cadena de distribución no tiene prácticamente mantenimiento. Además, su vida útil se alarga hasta los 250.000 kilómetros, que puede ser básicamente toda la vida útil del motor. Esto quiere decir que no se romperá, en condiciones normales, y que ese precio extra viene compensado por la larga vida del elemento.

A veces puede desgastarse algún eslabón, pero esto ocurre a partir de los 250.000 kilómetros, lo que hace que sea muy interesante para el usuario. Un inconveniente que se puede encontrar es el ruido. Al ser metálica, puede ofrecer más ruido al funcionar. Actualmente, los vehículos más modernos que montan una cadena de distribución, incorporan un habitáculo más insonorizado y este ruido apenas se escucha ni causa problemas.

Correa de distribución

La correa de distribución llegó más adelante y está fabricada con materiales como el caucho, la goma y el nylon, con un interior más resistente y que es capaz de soportar un uso bastante largo. No obstante, se trata de unos materiales que se desgastan y que pueden provocar la rotura de la cadena. La rotura hace que los distintos movimientos del motor no vayan coordinados y pueden provocar una de las averías más graves que puede tener un coche.

Entre sus ventajas destacan su peso, mucho inferior a la cadena; el precio de fabricación, muy inferior; la ausencia de ruido que hace que sea muy práctica y su duración. Esta viene a ser de 90.000 a 120.000 kilómetros. El precio del cambio, si no hay problemas, está ente 450 y 900 euros, dependiendo del modelo.

Es un sistema fiable, duradero y es el que utilizan la mayoría de vehículos hoy en día.

Otros sistemas de distribución

Pese a que la mayoría de vehículos utilizan o bien cadena de distribución o correa de distribución, hay otros que no utilizan ninguno de de estos dos sistemas. Los vehículos híbridos de Toyota, entre otros, sustituyen la correa auxiliar, que gestiona el funcionamiento de elementos como la bomba de agua o aire acondicionado, por un sistema electrónico, asociado a los motores eléctricos.

Este sistema elimina partes mecánicas que se desgastan, así que nos podemos olvidar de los gastos asociados al mantenimiento de estos elementos del coche.

Coche sin cadena ni correa de distribución

Es importante valorar el tipo de distribución que tiene el coche que hemos elegido. Si es nuevo, puede ser interesante optar por uno que tenga un sistema que dure más, aunque de entrada sea un poco más caro. Si es de segunda mano, es conveniente pegar un vistazo a la cadena o correa de distribución y asegurarnos de que está en buenas condiciones, para evitar un susto durante los primeros años de uso, que puede llevar a estropear el motor.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.