El coste de mantenimiento de un coche eléctrico es más barato que el de uno tradicional

El coste de mantenimiento de un coche eléctrico es más barato que el de uno tradicional

Escrito por: Victor Alós Yus    17 julio 2020     3 minutos

El mantenimiento de un coche eléctrico se ha de realizar igual que un coche con motor de combustión, pero tiene un coste muy inferior por sus componentes.

Uno de los puntos fuertes de los coches eléctricos es el menor coste del combustible. Es importante señalar que en un Peugeot e-208, por ejemplo, el coste de recorrer 100 kilómetros con energía eléctrica oscila entre los 0,55 y los 2,05 euros, aproximadamente y siempre teniendo en cuenta la tarifa eléctrica que se tiene contratada. Pero esta no es solo la única ventaja que tienen los coches eléctricos sobre los que utilizan un motor convencional.

La parte relativa al mantenimiento también es importante, lo que suma ventajas para comenzar a pensar en la posibilidad de adquirir un vehículo eléctrico para disfrutar de una conducción limpia y además, más económica respecto a los coches con motor diésel o de gasolina. Esto puede convencer a muchas personas que sigan dudando a la hora de hacerse con un coche eléctrico.

Mantenimiento coches eléctricos

Más sencillo, más económico

El menor coste de mantenimiento de un coche eléctrico viene marcado por la sencillez de la mecánica de estos vehículos. Por comparar, un coche con motor de combustión tiene alrededor de 30.000 piezas, mientras que un coche eléctrico tiene alrededor de un 60% piezas menos. La complejidad de un motor de combustión es muy alta, mientras que el motor eléctrico es muy simple y funciona con muchas menos piezas.

El desgaste es el principal enemigo de un motor tradicional, ya que tiene muchas partes móviles que sufren ese problema con el paso del tiempo. Un motor eléctrico, en cambio, solo tiene una parte móvil, el rotor. Esta ausencia de partes móviles hace que también sea innecesario el uso de lubricantes y otros elementos como correas, inyectores, bujías y todo lo que necesita el motor para funcionar.

Otro punto donde se puede ahorrar en mantenimiento es en la transmisión. Al carecer de caja de cambios, se reduce también el número de piezas que hay que cuidar y realizar un mantenimiento. El embrague tampoco está presente, así que también hay un ahorro considerable en lo que respecta a su mantenimiento. No hay tampoco todo ese conjunto de piezas y elementos que regulan la entrada del combustible y la salida del mismo tras la combustión. Pero eso no quiere decir que un coche eléctrico no tiene mantenimiento.

Mantenimento del coche en casa

Mantenimiento de un coche eléctrico

El coche eléctrico necesita una completa revisión del sistema de refrigeración. Este garantiza el correcto funcionamiento de las baterías y del motor, así que es uno de los elementos que más atención requiere en el coche eléctrico. Eso sí, el líquido del sistema de refrigeración se renueva cada 180.000 kilómetros aproximadamente o cada 10 años.

Pero al no haber un desgaste de materiales, solo hay que asegurarse que el cableado está en condiciones y que no hay ninguna avería en el motor y la transmisión. Muchas veces, con un simple repaso visual es suficiente para ver que todo está bien y no requiere ninguna actuación adicional.

Mantenimiento de un coche eléctrico: esto es lo que debemos saber

Mantenimiento de un coche eléctrico: esto es lo que debemos saber

Un coche eléctrico necesita también un mantenimiento periódico, aunque este tipo de vehículos necesitan otro tipo de actuaciones que los coches tradicionales

LEER MÁS

Aunque los neumáticos no sufren tanto en un coche eléctrico como en un coche de combustión interna debido a que el par se reparte de manera uniforme a las ruedas, los amortiguadores sí que sufren los efectos del peso extra de estos coches. Así que hay que pensar en mantener un calendario de mantenimiento efectivo de este elemento del coche eléctrico.

Los frenos también se utilizan pero al conseguir reducir la velocidad del coche simplemente soltando el acelerador, el desgaste es mucho menor. Pero el líquido de frenos ha de sustituirse cada dos años, igual que en los coches convencionales. El fabricante indicará los plazos de las revisiones de mantenimiento y no hay que olvidar llevar el coche eléctrico a pasar por las revisiones. Pero siempre, con un coste muy inferior al coche con motor de combustión.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.