Cuida la batería de tu coche en invierno. ¡No se lleva bien con el frío!

Cuida la batería de tu coche en invierno. ¡No se lleva bien con el frío!

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    26 noviembre 2021     3 minutos

Las temperaturas extremas, tanto las altas como las bajas, pueden afectar al funcionamiento de la batería y causar serios problemas al arrancar.

En estos tiempos, cuando se habla de baterías para coches, solemos pensar en coches eléctricos e híbridos. Pero no hay que olvidar que la mayoría de coches que hay en nuestras carreteras y calles utilizan motor de combustión. Y estos también utilizan baterías, las que llevan décadas ayudando a arrancar el coche y a suministrar energía para que funcionen los sistemas eléctricos del coche.

Pero las baterías de los coches tienen serios problemas con las temperaturas extremas, tanto si hablamos de calor como si hablamos de frío. En verano y en invierno las temperaturas que se alcanzan pueden provocar que la batería no pueda ofrecer el rendimiento que se espera de ellas. Incluso puede ocurrir que se estropee la batería y que el coche no pueda arrancar.

Bateria Coche

Protección frente a las temperaturas extremas

Tanto las altas como las bajas temperaturas pueden provocar serios daños en la batería. Así que hay que protegerla frente a ellas. La manera más eficiente para conseguir que se mantengan en un rango de temperaturas funcional. La mejor manera es que el coche duerma en garaje. De esta manera se consigue que no le afecte el sol directo ni sufra el efecto de la nieve o las heladas.

Aunque haga calor o mucho frío, la incidencia siempre será menor. Pero no siempre se puede dejar el coche en un garaje. Una solución a medio camino es dejar el coche bajo un techado. En el caso de estacionar, puede ser más complicado, pero si hay que parar durante una hora o dos en alguna estación de servicio o centro comercial, es mejor dejarlo bajo techo. Eso evitará que se caliente o enfríe demasiado.

Cómo evitar que se rompa el parabrisas en invierno

Cómo evitar que se rompa el parabrisas en invierno

El hielo y los cambios de temperatura pueden hacer que se rompa el parabrisas en invierno. Sigue estos consejos para evitar posibles daños.

LEER MÁS

Otra opción, si no se puede estacionar a cubierto o bajo techo, es aparcar junto a la sombra en verano. De esta manera se evita el impacto directo del sol. En invierno, es conveniente aparcar cerca de una pared. La presencia de esta evita que el calor del motor de combustión se disipe con rapidez y aguanta mejor. Si está muchas horas parado puede llegar a enfriarse demasiado, pero siempre resistirá mejor a la caída de la temperatura.

Una funda también es una buena opción, tanto en verano como en invierno. Para el segundo caso existen también fundas para el motor y la batería, que protegen esta parte del vehículo. Eso sí, hay que recordar que está ahí y retirarla antes de poner en marcha el coche. Por último, hay calentadores con toma externa que mantienen la temperatura de la bateria en condiciones óptimas. Esta es una solución no muy conocida en nuestro país, que tiene un clima bastante amigable, pero es muy común en países del Norte de Europa.

Cuidando que la temperatura del coche no suba ni baje demasiado, se puede alargar la vida de la batería y otros elementos del vehículo. Aunque no se pueda hacer mucho, cualquier cosa que sirva para evitar el sol directo o las consecuencias de las heladas, puede suponer una diferencia.

Deja un comentario