De 1950 hasta hoy, una evolución del coche de policía Ford hasta el Police Responder Hybrid Sedan

De 1950 hasta hoy, una evolución del coche de policía Ford hasta el Police Responder Hybrid Sedan

Escrito por: Victor Alós Yus    20 septiembre 2017     Sin comentarios     2 minutos

En este vídeo, Ford recoge la evolución de sus modelos dedicados a las fuerzas de seguridad estadounidense y las principales características de cada uno

Hemos de reconocer que nos gusta hablar de los coches de policía que se pueden ver por todo el mundo. Desde los modestos coches utilitarios de las patrullas comunes hasta los potentes superdeportivos que se ven en Dubái, por ejemplo. Son coches que tienen una características propias que los convierten en coches impresionantes y muy atractivos, hasta los más sencillos. En Estados Unidos hay una gran variedad de este tipo de vehículos, adaptados desde alguno de los modelos más populares de cada década y que hemos ido conociendo gracias a las películas y series de televisión.

Ford ha sido uno de las marcas que han ido ofreciendo sus modelos para que sirvan a las fuerzas del orden y estos han cumplido con su cometido en varios cuerpos de seguridad del país. Son coches potentes, que han sido elegidos por sus características y capacidades y que se han mantenido a lo largo de varios años para cumplir con las complicadas y exigentes demandas que sufren este tipo de coches.

police response hybrid

El vídeo que vas a ver a continuación comienza en el año 1950, con el Ford Mainline. Este modelo estuvo disponible en varias configuraciones y tipos de carrocería, aunque finalmente se optó por la berlina de cuatro puertas como la más adecuada para el trabajo policial. Este fue sustituido en el año 1952 por el Interceptor, que adaptó los asientos delanteros para ofrecer mayor comodidad y fue equipado con un motor V8 que ofrecía 125 CV. La versión de 1956 incrementó la potencia hasta los 256 CV, haciendo que fuera un vehículo a tener en cuenta en una persecución.

En el año 1971 llegó el 429 CI V8 Galaxie, mientras que en el año 1981 se incorporó a la flota policial el Mustang SSP, que pese a que se ofrecía con la misma configuración de berlina de 4 puertas era una alternativa más potente al modelo tradicional. En los años 80 también fue el momento de uno de los modelos más populares, el Crown Victoria, posiblemente el modelo más reconocible de todos ellos. Estuvo en servicio hasta hace muy poco, aunque en distintas generaciones.

En 2010 llegó el Taurus Interceptor, que utilizaba un motor V6 EcoBoost con doble turbo y tracción total. Hoy, el coche de Ford pensado para la policía estadounidense es el Police Responder Hybrid Sedan, un coche adaptado que utiliza la tecnología híbrida del Ford Fusion Hybrid y que, además de ofrecer el mejor servicio posible, quiere llegar a ser tan icónico como los Crown Victoria que han formado parte de tantas series y películas. Como puedes ver, son coches puramente americanos y no todos han llegado al mercado europeo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.