La experiencia de la realidad virtual a bordo de un Porsche Cayenne

La experiencia de la realidad virtual a bordo de un Porsche Cayenne

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    31 marzo 2022     2 minutos

Un concesionario de Los Angeles ofrece a los usuarios del Porsche Cayenne una experiencia de realidad virtual para los pasajeros, unida a la conducción.

Disfrutar a bordo de un Porsche Cayenne tiene muchas variantes. La más obvia es ponerse al volante y dejarse sorprender por las características del vehículo. Una estupenda manera de disfrutar de todo lo que ofrece este y otros modelos de la marca. Pero Porsche va todavía más allá y quiere hacer sentir a los usuarios experiencias nuevas. La realidad virtual es otra de esas maneras de sentir la emoción a bordo de un Cayenne.

Esta es la propuesta que ha presentado Porsche en un concesionario de Los Angeles, que proporciona a los pasajeros una experiencia de entretenimiento única y especial, basada en juegos de realidad virtual. La marca, en colaboración con Holiride, ofrece la posibilidad de experimentar un juego de realidad virtual para mejorar el viaje a los pasajeros que se sientan en los asientos traseros.

Porsche Cayenne Rv 01

Un juego vinculado a la conducción del Cayenne

El Porsche Experience Centre de Los Angeles es el primero en implementar esta experiencia, que va más allá de ofrecer un videojuego a los pasajeros. Una vez el usuario se ajusta las gafas de realidad virtual y se activa el juego, este se mueve a partir de los datos de conducción del coche.

Esto quiere decir que el movimiento interno del juego se basa en la aceleración, la deceleración y la dirección. Todos los movimientos que realiza el coche se transmiten al juego y marcan el ritmo, la velocidad y la dirección del jugador. El juego es una aventura en la que este es el artillero de una nave espacial que tiene que abatir a las naves enemigas. Así que la dirección de la nave la marca la conducción del Cayenne y la habilidad del jugador es la que permite superar el juego.

Aunque parezca una cosa baladí, ayuda a crear nuevas experiencias a bordo del coche y permite que los viajes sean más agradables para los pasajeros. Se ofrece un entretenimiento más, que ayudará a que los trayectos sean más atractivos. Por ahora, solo se ofrece como demostración en este centro estadounidense, pero puede ser mostrado en otros centros de todo el mundo.

Y, con el paso del tiempo, puede ser que lo veamos equipando los coches de un futuro próximo. Además, el uso de los datos de conducción aplicados a este tipo de sistemas abre las puertas a otras tecnologías y aplicaciones que pueden tener otros usos.


Deja un comentario