Ferrari 458 Speciale Aperta, el descapotable más potente del Cavallino

Ferrari 458 Speciale Aperta, el descapotable más potente del Cavallino

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    26 septiembre 2014     4 Comentarios     2 minutos

Ferrari ha hecho pública la última versión de su modelo V8, el 458. Se trata del 458 Speciale Aperta, una edición descapotable cuya producción estará limitada a 499 unidades.

Su presentación oficial se realizará en el Salón de París dentro de menos de una semana, momento en el que podremos conocer de primera mano los detalles de este modelo tan exclusivo.

El diseño exterior del Speciale Aperta sigue las líneas que ya hemos podido ver en el 458 Speciale. Si echamos la vista atrás, tenemos que recordar que el 458 Speciale es la versión de mayores prestaciones del biplaza 458. El frontal adopta líneas más aerodinámicas, pensadas para mejorar el agarre y la conducción a altas velocidades. Es, en palabras del fabricante, “el Ferrari descapotable más aerodinámico de la historia”.
Por supuesto, toda la silueta del Ferrari está plagada de pequeños detalles aerodinámicos, aditamentos, entradas, alerones. No se trata sólo de ser deportivo, sino de parecerlo. Y este Ferrari lo hace muy bien.

458 Speciale Aperta 4

En el interior las cosas no son muy distintas. Un par de asientos tipo backet forrados en alcántara aseguran una firme sujeción en cualquier circunstancia, manteniendo también el suelo parcialmente desnudo, sin forrar, lo que da una idea del nivel de deportividad de este Ferrari. El salpicadero también va forrado entero en alcántara, mientras que en la consola central encontramos, igual que en la versión cerrada, esa pequeña obra de “orfebrería” en fibra de carbono con la que manejar la caja de cambios automatizada.

458 Speciale Aperta 6

El 458 Speciale Aperta se mueve gracias a un motor 4.5 V8 atmosférico que ofrece 605 CV y 540 NM. Esta joya es capaz de girar por encima de las 9.000 rpms, y asociada a una caja de cambios automatizada de doble embrague acelera de 0 a 100 km/h en 3 segundos, mientras que para alcanzar los 200 km/h desde parado necesita 9.5 segundos, 0.4 más que la versión cerrada. La velocidad máxima está cifrada en 325 km/h. Como hemos visto, las prestaciones no se resienten prácticamente nada respecto a las versiones cerradas, ya que la diferencia de peso respecto a la versión coupé no llega a 50 kg, gracias a los metales ligeros usados en su construcción.

Fuente | Ferrari 

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.