Los Ferrari en el punto de mira de los ladrones: así engañan a sus propietarios

Los Ferrari en el punto de mira de los ladrones: así engañan a sus propietarios

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    8 febrero 2020     2 minutos

Ferrari Sudáfrica acaba de entrar en alerta roja después de varios casos de ladronees que, haciéndose pasar por técnicas de la marca, han robado varios coches.

Tener un superdeportivo no es tan bonito como muchos imaginan, y si no preguntádselo a los propietarios de estos Ferrari que han sido robados. Es cierto que con el paso del tiempo y con el avance tecnológico la seguridad de los coches de cara a ser usurpados ha mejorado mucho, pero los ladrones también han ideado nuevos métodos. Y es que desde Ferrari Sudáfrica han denunciado una serie de robos que se están llevando a cabo y que consisten, básicamente, en engañar a los propietarios tras hacerse pasar por alguien del servicio oficial.

No es de extrañar que aquel que pueda permitirse un vehículo del talante de un Ferrari también pueda permitirse un garaje y una seguridad a la altura. Al mismo tiempo, el servicio prestado por la propia marca tras la compra es el que alguien espera tras gastarse con facilidad más de 200.000 euros en un coche. Pero los ladrones han sabido cómo jugar con estas circunstancias.

En ciertas ocasiones, Ferrari puede llamar a sus clientes para hacerles saber que su coche tiene que pasar una inspección técnica o hacer alguna que otra visita al taller. Cuando se dan estos casos, la casa del Cavallino Rampante puede ir hasta tu hogar para recoger el coche y evitar que tú tengas que perder tu valioso tiempo yendo a las instalaciones tanto a dejarlo como a buscarlo.

Sin lugar a dudas, este servicio es cuanto menos atractivo y a la altura de alguien que ha decidido adquirir un superdeportivo del prestigio de un Ferrari. No obstante, esto se ha vuelto en la contra de los afortunados propietarios en Sudáfrica de un retoño de la casa italiana, quienes han sido engañados por ladrones profesionales.

Para lograr llevar a cabo el robo con éxito, los ladrones se encargaban de conseguir el número de teléfono del propietario, llamarlo y hacerse pasar por alguien del servicio técnico de Ferrari que, alegando que su coche necesitaba pasar una revisión, conseguía hacerse con las llaves. Y es que los propios ladrones acudían a las casas de los dueños de un Ferrari con la premisa de que iban a recoger el coche para llevarlo al taller. ¿El problema? Que nunca más volvían a recibir noticias sobre su superdeportivo.

Ferrari Sudáfrica, consciente de este problema, ha emitido un comunicado oficial a través de sus redes sociales para advertir a todos aquellos propietarios de lo que está aconteciendo y que, en caso de recibir una llamada de alguien de un supuesto concesionario Ferrari, se lo comuniquen lo más rápidamente posible a la marca para corroborar que su veracidad.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.