Ford lleva la cámara de marcha atrás a un nuevo nivel, más allá de lo que el ojo puede ver

Ford lleva la cámara de marcha atrás a un nuevo nivel, más allá de lo que el ojo puede ver

Escrito por: Guillermo Lopez    16 mayo 2018     Sin comentarios     2 minutos

Ford innova en el nuevo Focus con la cámara de ángulo amplio para facilitar la marcha atrás y mostrar los peligros que el ojo humano no ve “mirando” más allá de los obstáculos.

La marca del óvalo sigue preparando sus coches para el inmediato futuro que les aguarda. Fruto de esos desarrollos continúa mostrando apasionantes innovaciones como la nueva cámara de visión trasera de ángulo amplio que monta por primera vez en el nuevo Ford Focus.

La marca del óvalo lleva esta vez la tecnología un paso más allá y gracias a la nueva cámara de visión trasera de ángulo amplio muestra a los conductores lo que hay más allá de los obstáculos que aparecen ante sus ojos detectando incluso lo que hay a la vuelta de la esquina.

La cámara está situada en la trasera del vehículo justo por encima de la placa de matrícula, proporcionando una amplia visión de 180° que de todo cuanto sucede por detrás del vehículo. La imagen capturada por la cámara se puede visualizar en la pantalla táctil situada en el interior del coche, permitiendo al conductor del mismo contemplar cuanto sucede en la parte trasera y controlar los movimientos de peatones, ciclistas y otros vehículos más fácilmente.

Complementando la imagen capturada con la cámara con los datos obtenidos por los sensores de radar situados en la zona posterior del vehículo, los técnicos de Ford han desarrollado un complejo sistema de seguridad que permite avisar al conductor de los vehículos que interfieren su trayectoria y del movimiento de los mismos. En el nuevo Focus, los ingenieros de la marca del óvalo han introducido un sistema de información de puntos ciegos con alertas de tráfico cruzado que avisa al conductor de cuantos peatones, vehículos y motocicletas puedan cruzarse por detrás del coche mientras este realiza la maniobra de circular marcha atrás.

Además, si pese a los avisos de advertencia emitidos el conductor no respondiera a las advertencias y se fuera a producir una colisión, los frenos del coche se accionarían de forma automática para detener el coche y evitar el accidente o, cuando menos, minimizar los daños que el mismo pudiera provocar.

“Para casi todos nuestros clientes, la marcha atrás es una parte crucial de su conducción diaria, y una maniobra que algunos de ellos no se sienten especialmente seguros al realizar. Esta pequeña cámara nos está ayudando a dar un gran paso adelante para que sea más fácil maniobrar a los conductores marcha atrás”, afirma Glenn Goold, ingeniero jefe del programa del nuevo Focus en Ford.

Según un reciente estudio, de entre las cinco maniobras que mayores dificultades plantean para la conducción de un vehículo, cuatro de ellas precisaban del uso de la marcha atrás y la quinta sería la de conducir en un aparcamiento.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.