Ford armoniza la relación de coches y bicicletas con nuevas tecnologías y experiencias virtuales

Ford armoniza la relación de coches y bicicletas con nuevas tecnologías y experiencias virtuales

Escrito por: Guillermo Lopez    5 junio 2018     Sin comentarios     5 minutos

Ford presenta una tecnología que ayuda a detectar presencia de ciclistas en carretera y avisa al conductor y frena automáticamente el coche en caso de colisión

Ford ha equipado al nuevo Focus con avanzadas tecnologías que pueden detectar a los ciclistas presentes en la carretera, que estén cercanos a ella o en situación de cruzarse por delante del vehículo. Mediante el asistente de precolisión con detección de peatones y ciclistas, el nuevo Focus activa automáticamente su sistema de frenado si detecta que se puede producir una posible colisión con el ciclista y el conductor no responde a los avisos previos emitidos.

Junto con el lanzamiento de esta tecnología en el nuevo Focus, Ford está realizando una importante campaña de concienciación con la que busca armonizar el uso de las calles y carreteras por vehículos tan dispares como son los coches y las bicicletas. Armonización que pasa sin duda por convencer a sus respectivos conductores de generar la necesaria empatía entre ambos y eliminar sus tradicionales antagonismos.

Una labor que es completamente necesaria si tenemos en cuenta que cada día más de 250 millones de ciclistas circulan por las calles de las ciudades y las carreteras europeas de modo habitual y que actualmente los ciclistas representan ya una de cada doce muertes por accidentes de tráfico, cifras que van en ascenso en los últimos años y que seguirán creciendo en los próximos.

Muchas ciudades —Madrid y Barcelona entre ellas— promueven intensamente el uso de la bicicleta en sus calles, dado que además de los importantes beneficios para la salud y para la calidad del aire en las ciudades, también los aporta —pese a lo que algunos piensen— a la hora de mejorar el tráfico de las ciudades.

Según Ford, tristemente, cada vez son más habituales los puntos de fricción entre automovilistas y ciclistas, de ahí el que de forma complementaria a dotar a sus vehículos de sistemas de seguridad que eviten posibles incidentes entre ellos, la marca del óvalo también haya iniciado una importante campaña de seguridad vial para concienciar a conductores y ciclistas de la necesidad de entenderse y de generar una mutua empatía.

Share the Road” es el nombre de la campaña que busca conseguir que más personas puedan utilizar la bicicleta de forma segura en carreteras y ciudades, especialmente en trayectos cortos, con la máxima seguridad posible para ellos y para el resto de usuarios de la vía. Ford ha creado una experiencia virtual, denominada “wheelshap” que mediante tecnología 3D permite visualizar a conductores y ciclistas los peligros que generan determinados comportamientos por ambas partes. Peligros letales que, en su mayor parte, los participantes en la experiencia se comprometieron a evitar cambiando su comportamiento al circular.

“Wheelshap” permite a los conductores ver desde el punto de vista del ciclista lo aterrador que puede resultar que los conductores les adelanten sin guardar la debida distancia de seguridad, que giren sin utilizar los intermitentes o que abran las puertas del coche sin comprobar antes si se acerca algún ciclista. Pero también permite a los ciclistas comprobar lo que para los conductores de un vehículo supone que los ciclistas se salten un semáforo en rojo, circulen en sentido contrario por las calles de sentido único o frenen y se desvién de forma inesperada y sin señalizar sus intenciones”.

Más de 1200 personas ya han participado en la experiencia “WheelShap”. De ellas, el 70 por ciento de los que lo hicieron muestra una mayor empatía hacia —según el caso— conductores o ciclistas frente a quienes no han realizado la experiencia. Además, el 91 por ciento de los participantes en la experiencia virtual de Ford afirmó que cambiará sus hábitos de conducción para adaptarse a la presencia de ciclistas en la carretera. De hecho, el 60 por ciento de los encuestados, recontactados apenas dos semanas después de la experiencia, reconoció haber cambiado por completo sus hábitos en sus trayectos diarios.

“No hay manera más efectiva de poner en valor el punto de vista de otra persona que poniéndose en su lugar o, en este caso, en sus pedales. La empatía es una emoción intensamente poderosa” afirma Dan Berry, científico experto en el análisis del comportamiento humano que ayudó a diseñar el experimento y la campaña de seguridad vial promovida por Ford.

“La integración segura de medios de transporte cada vez más diversos es clave para hacer que nuestras ciudades sean más seguras y fáciles de recorrer para todos, ahora y en el futuro”, declaró Steven Armstrong, presidente y consejero delegado de Ford Europa, Medio Oriente y Africa (EMEA).

“Europa alberga algunas de las comunidades ciclistas más grandes del mundo y el aumento de la presión sobre el espacio vial está haciendo que la seguridad vial resulte una cuestión cada vez más importante”, afirma David Brailsford, responsable del Team Sky, equipo ciclista ganador del Tour de Francia. “Su campaña —continúa Brailsford— no busca únicamente introducir nuevas tecnologías, sino también destacar la necesidad de respeto y responsabilidad. Si tanto ciclistas como conductores dedicasen un poco más de tiempo a comprender las necesidades del otro, veríamos rápidamente un cambio en las actitudes y el comportamiento que, en última instancia, supondría mejorar la seguridad vial para todos”.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.