Ford prepara al Edge para su salto a Europa

Ford prepara al Edge para su salto a Europa

Escrito por: Guillermo Arnal    22 septiembre 2013     8 Comentarios     2 minutos

De los seis nuevos modelos que Ford anunció en septiembre de 2012 que iban a venderse tanto en América como en Europa, cuatro han sido presentados oficialmente. El Escape/Kuga, el Fiesta, el Fusion/Mondeo y el EcoSport ya guardan poco o ningún misterio para el público. Tan solo quedan dos en desarrollo: las siguientes generaciones del Edge y del Mustang.

Del deportivo ya han aparecido numerosas fotografías espía de unidades camufladas, y ahora le toca por fin al SUV. El modelo actualizado se pasea estos días con bastante camuflaje encima, aunque este no oculta del todo su diseño. Poco importa, en realidad, pues la propia Ford ya reveló el aspecto del nuevo Edge en una presentación en PowerPoint que se filtró a comienzos de 2013. Tras el salto lo podréis ver más de cerca.


2015-ford-edge

Pese a la baja resolución a la que estaba la fotografía de la presentación, no deja lugar a dudas del cambio estético que recibirá el Edge. Conservará los pequeños faros horizontales alargados y la gran calandra, si bien esta pasará a ser hexagonal para asemejarse a la de los últimos Ford. Ocupará menos espacio en el frontal para que quepa una nueva entrada de aire inferior y los huecos donde se alojan las tiras de LED sobre barras cromadas.

La característica forma redondeada de la carrocería del Edge no parece que varíe demasiado por lo que se aprecia en la foto filtrada. Sí evolucionará el lateral, en el que destacarán unos retrovisores de menor tamaño, una nervadura lateral más prominente como la del C-Max y una esquina rediseñada de la ventanilla del pilar D, al estilo de la del nuevo Mondeo. Cuando el Edge llegue a Europa, no antes de 2015, sustituirá el 3.5 V6 ya confirmado para América por otros bloques más frugales, probablemente EcoBoost.

Vía | Autoweek

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.