Gama Nissan Crossover, presentación y prueba en Madrid (II)

Gama Nissan Crossover, presentación y prueba en Madrid (II)

Escrito por: Chema    11 julio 2012     2 Comentarios     4 minutos

Continuación con la segunda parte de la prueba de los Nissan Crossover. Esta vez nos ponemos al volante.

Hoy seguimos con la segunda parte de la presentación y prueba de la gama Nissan Crossover tras explicaros en la primera parte como funcionaba el sistema de tracción total, All Mode 4×4, en los tres modelos nipones, el Juke, el Qashqai+2 y el Murano. Ahora toca la toma de contacto.

La mañana comenzaba a las 10:00 como punto de encuentro en un concesionario de la capital española. En el garaje se encontraban nuestros vehículos, pero antes de subirnos a estos estuvimos charlando entre los compañeros de profesión mientras nos tomábamos un café. El día prometía y así fue. Diversión en estado puro.

En Nissan nos habían preparado una ruta de unos 75km por diferentes tipos de carreteras hasta llegar a la Finca Casa de Oficios, lugar donde pasamos gran parte de la presentación, comimos y probamos los coches a fondo por caminos sin asfaltar.

Todo empezó junto con un Nissan Qashqai+2 y mi compañero de viaje Oscar Magro. Él fue el primero en ponerse a los mandos del nuevo motor 1.6 dCi de 130cv acompañado de un cambio manual de seis velocidades y la tracción total All Mode 4×4. Este crossover de 31.750€ homologa en carretera un consumo medio de 4.7Litros/100km, pero nosotros en ningún momento de la prueba llegamos a rozar esa cifra. Hay que reconocerlo, no fuimos preocupados por el consumo, justo lo contrario.

Una cosa teníamos clara. Este Qashqai+2 unido a esta mecánica es un vehículo para la familia, para hacer muchísimos kilómetros comodamente. El motor es muy suave, pero si queremos hacer adelantamientos rápidos tendremos que reducir un par de marchas y utilizar toda la potencia disponible, sino estaremos perdidos. Ello no quiere decir que no tenga fuerza a bajo régimen, pero no la suficiente.

Por las carreteras de curvas que trascurrió la prueba, este Nissan demostró que puede ir rápido a la vez que te diviertes con él, siempre y cuando conozcas las limitaciones de tu coche. El agarre de la tracción total es bueno, pero por curvas se nota tanto la altura como el peso del vehículo.

He de decir que fue el que menos me gusto, pero aún así se nota un buen coche. Su calidad-precio en los acabados base es muy buena, de ahí su éxito mundial. El All-mode 4×4 da un plus de seguridad en todas las circunstacias, pero posiblemente no sea un sistema necesario para una conducción normal. En campo si que lo es.

Al llegar a la finca, los chicos de Nissan nos estaban esperando con un precioso Murano negro y por dentro en cuero beige. Tras realizar una sesión fotográfica al crossover más grande y lujoso de la gama nos adentramos por uno de los dos caminos de tierra que nos tenían preparados. El primero era el ancho, el perfecto para correr y disfrutar. Así lo hicimos, este Nissan me dejo un gran sabor de boca. Sus 190cv diésel mueven con soltura a sus cerca de dos toneladas de peso sin despeinarse.

A la hora de conducir apenas se notaba las impresionantes dimensiones del vehículo. Lo que más me impactó fue la capacidad que tiene para ir rodando a velocidades muy altas por campo sin apenas enterarte. Es todo muy suave. La dirrección transmite todo lo que está ocurriendo en la carretera y eso me hizo aumentar mi seguridad. Aunque sea muy grande, también puedes divertirte mucho con él. De hecho yo llegue ha hacer un trompo tras manchar las ruedas con barro y agua. Me encantó.

Llegaba el final. Tocaba la hora de montarse a los mandos del pequeño Juke. Al principio pensaba que se iba a tratar de un aburrido crossover, pero estaba completamente equivocado. Pura adrenalina gracias a su potente motor gasolina de 190cv turbo.

El coche corría en todas las circunstacias, pero en campo era un poco inestabable, sobre todo en la frenada, algo que no me ocurrió en carretera. Por caminos tienes que ir con las dos manos bien agarradas al volante para ir en línea recta. La dirección del Juke es eléctrica y muy suave, pero a baja velocidad le falta precisión.

La mayor pega que pongo a los dos últimos modelos es su caja de cambios automática. Pienso que en Nissan deberían plantearse cambiarla. Es muy suave, pero hay un mundo entre cada marcha.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.