El Jaguar F-Type se pone sus mejores galas de rally para conmemorar los 70 años que lleva la marca fabricando deportivos

El Jaguar F-Type se pone sus mejores galas de rally para conmemorar los 70 años que lleva la marca fabricando deportivos

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    13 noviembre 2018     2 minutos

El Jaguar F-Type acaba de adoptar lo que se denomina como Convertible Rally Car, un vehículo de rally que rinde homenaje al emblemático XJ 120 de 1948.

La industria automovilística siempre ha destacado por desarrollar un segmento muy especial, el de los deportivos, en el que Jaguar se instaura como uno de pioneros. La firma británica lleva 70 años fabricando este tipo de vehículos, con el objetivo de ofrecer una alternativa capaz de combinar elegancia y prestaciones a partes iguales. Para conmemorar dicho acontecimiento, Jaguar ha decidido aderezar a su deportivo por excelencia, el F-Type, mediante una exclusiva preparación para correr rally que exalta tanto la estética como la mecánica del felino inglés con el objetivo de ofrecer unas sensaciones aún más radicales.

Fue en el año 1948 cuando la marca británica reveló al mundo al emblemático XK 120, y el F-Type Convertible Rally Car -nombre de esta versión- ha decidido tomar el relevo de su antepasado. Para ello, Jaguar ha tomado como base a dos unidades descapotables de la edición especial Chequered Flag Limited Edition para desarrollar este impactante deportivo enfocado al mundo de los rally y a correr sobre cualquier tipo de terreno independientemente de las adversidades que presente.

A priori, podríamos considerar que se trata de una simple preparación, pero nada más lejos de la realidad, ya que Jaguar ha aplicado sobre esta variante todas las modificaciones oportunas para que la FIA lo admita como vehículo de rally. Una jaula antivuelco, arneses de seguridad y diferentes componentes son los que se inscriben en esta nueva variante del Jaguar F-Type, junto a un nuevo grupo óptico que se posa sobre su capó.

A nivel mecánico también se han aplicado importantes cambios, donde una suspensión y frenos de competición se adhieren al conjunto tan emblemático que presenta este F-Type. Por otra parte, también nos encontramos con un freno de mano hidráulico y con neumáticos específicos para cumplir con su cometido y correr a toda velocidad por localizaciones con escasa presencia de hormigón.

El propulsor que se esconde en las entrañas del F-Type Convertible Rally Car se trata de un cuatro cilindros de 2.0 litros capaz de generar 300 CV de potencia. Este conocido corazón se encargará de animar al felino inglés, buscando entregar unas prestaciones más que suficientes para disfrutar entre curva y curva y alcanzar la meta lo antes posible.

De momento Jaguar no ha mostrado unas claras intenciones de introducir esta variante en las líneas de producción como una edición especial pero, sin duda alguna, ya ha conseguido marcar un antes y un después en la historia de la marca. Sin embargo, si que será posible para los amantes de la marca hacerse con el F-type Chequered Flag Limited Edition, un modelo disponible desde 62.335 euros, 71.604 euros al cambio.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.