El Mercedes-AMG E 63 vuelve a Nürburgring en forma de mula de pruebas

El Mercedes-AMG E 63 vuelve a Nürburgring en forma de mula de pruebas

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    22 noviembre 2019     2 minutos

Mercedes-AMG continúa desarrollando mejoras para su elenco de vehículos, algo que nos demuestra un E 63 vestido con camuflaje.

Mercedes sigue pululando por las inmediaciones de Nürburgring tal y como nos mostró hace no mucho tiempo con esa supuesta mula del futuro Mercedes-AMG GT Black Series. No en balde la firma de la estrella ha vuelto a pisar el Infierno Verde, solo que en esta ocasión en compañía de un vehículo muy diferente al superdeportivo. Se trata del E 63, la variante más vitaminada de la berlina teutona que llega al Ring con camuflaje parcial, un claro síntoma de que estamos a punto de ser testigos de un restyling que afectará tanto a la mecánica como a la estética.

En esencia seguimos estando ante al mismo Mercedes-AMG E 63 que todos conocemos, solo que este se verá sometido a la implantación de la última tecnología de la marca. Con esta premisa podemos esperar un interior más moderno y acompañado de las soluciones más punteras; un estética más fresca y actual y un ajuste de tuercas que ayudarán a que la berlina teutona se convierta en todo un portento de deportividad.

Tal y como viene siendo costumbre, el camuflaje se encarga de evitar que vislumbremos cualquier detalle que nos haga imaginar el aspecto final de este E 63. Sin embargo, podemos percatarnos perfectamente de la presencia de la característica parrilla panamericana, elemento presente en todos los AMG de última generación y que provocará que la berlina de la estrella luzca un aspecto mucho más deportivo e imponente, aunque la variante más modesta podría seguir manteniendo el actual frontal.

Mercedes Amg E 63 Nurburgring 2

Junto a esta nos encontramos unos nuevos faros delanteros al igual que unos pilotos posteriores de nuevo corte, los cuales se verán acompañandos por un nuevo diseño de luces LED. La cuádruple salida de escape, encargada de dirigir la banda sonora del V8, se respeta, lo que ayuda a mantener intacta la esencia AMG.

Sin embargo, es el apartado mecánico el que más intriga despierta, puesto que por todos es conocido el potencial de dichos motores. No sería descabellado considerar que el V8 biturbo de 4.0 litros, capaz de rendir 612 CV en la variante S del E 63, se viese en la tesitura de llegar a desarrollar una potencia cercana a los 700 CV, una cifra que no resulta impensable si tenemos en cuenta las potenciaciones a las que es sometido dicho propulsor.

Sea como fuere la berlina alemana aún se encuentra en fase de desarrollo, por lo que es difícil aportar datos seguros. Teniendo en cuenta que ya estamos entrando en la recta final del año 2019, será muy probable que sea a principios del año que viene cuando Mercedes-AMG desvele al renovado E 63, un modelo que llega dispuesto a seguir manteniendo la talla ante rivales como el BMW M5.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.