El Mercedes EQC se enfrenta a las pruebas de seguridad mostrando importantes novedades

El Mercedes EQC se enfrenta a las pruebas de seguridad mostrando importantes novedades

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    12 diciembre 2018     Sin comentarios     3 minutos

Mercedes acaba de poner a prueba a su nuevo EQC en los test de seguridad, donde ha recurrido a nuevos sistemas que se adaptan a su condición de eléctrico.

Los vehículos eléctricos llegan para quedarse, un hecho que podemos considerar fehaciente al apreciar como son numerosos los modelos que están recurriendo a esta mecánica. Hace poco, os contábamos como el Jaguar I-Pace se enfrentaba a las duras pruebas propuestas por Euro NCAP, con el objetivo de demostrar su valía en el campo de la seguridad. En esta ocasión ha sido el nuevo Mercedes EQC el protagonista de los test de seguridad, donde no solo ha demostrado un alto grado de protección para sus ocupantes, sino también para los elementos mecánicos que podrían causar algún estrago en caso de accidente.

Para llevar a cabo dichas pruebas, la firma de la estrella ha recurrido a su propio centro, donde no solo se llevan a cabo los test de seguridad de los vehículos de producción, sino también de aquellos que aún se encuentran en fase de prototipo. En esta ocasión ha sido el turno del Mercedes EQC, el primer retoño eléctrico de la marca alemana y que ha estado predispuesto a sufrir todo tipo de accidentes sobre sus carnes para demostrar su capacidad de protección.

Es cierto que gran parte de la innovación presente en este vehículo se encuentra concentrada en su mecánica, pero los ingenieros de Mercedes han aprovechado el lanzamiento del EQC para implantar importantes novedades en el apartado de seguridad. En una primera instancia, nos encontramos con bastidor auxiliar, que se encarga de proteger los puntos de anclaje de la cabina, permitiendo que el impacto sea absorbido por este antes que por el habitáculo.

Otra importante novedad la encontramos en el compartimento de la batería, el cual se ha visto reforzado por una nueva estructura que busca parar las deformaciones ocasionadas por el accidente con el objetivo de evitar que se dañe el corazón del Mercedes EQC. En relación con el principal sustento de vida del SUV eléctrico, nos encontramos con la desconexión del sistema de alto voltaje, un proceso que se realiza de forma automática en caso de padecer un siniestro.

Sin embargo, el Mercedes EQC realizará esta acción en función de la gravedad del accidente, provocando que sea irreversible o reversible el corte de energía. Al mismo tiempo, el eléctrico de la firma germana también tiene la capacidad de detener el proceso de carga si se produce un coche durante dicho proceso, con la intención de evitar descargas o un cortocircuito.

Junto a estas innovaciones que se adaptan a la condición de vehículo eléctrico que presenta el Mercedes EQC, también encontramos otras ayudas que nos podrán salvar la vida. Si padecemos un golpe de importante gravedad con el SUV alemán, este se encargará de abrir ligeramente las ventanillas para la ventilación, encender las luces de emergencia y avisar automáticamente a los servicios de emergencias entre otras funciones. Con esta premisa, Mercedes ha conseguido reducir el riesgo en un accidente considerablemente también a bordo de un vehículo eléctrico, un hecho que provocará que se confíe aún más en este tipo de mecánicas.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.