Mercedes será pionera en instalar filtros de partículas en los coches de gasolina

Mercedes será pionera en instalar filtros de partículas en los coches de gasolina

Escrito por: Diego Ávila   @diego_motordiez    30 mayo 2016     Comentario     2 minutos

Desde hace varios años, existen filtros de partículas en los vehículos propulsados por motorizaciones de gasoil. Estos reducen las emisiones de partículas del vehículo hasta ser prácticamente nulas. Ahora, Mercedes comunica que será pionera en instalarlos también en vehículos de gasolina.

La marca de la estrella lleva ya unos dos años probando estos filtros de partículas para coches de gasolina. Según afirma la marca, dichas pruebas se han llevado a cabo en el modelo S500 y los resultados ambientales han sido satisfactorios, por lo que “se anima” a instalarlos en un amplio número de versiones del buque insignia alemán.

De momento la marca no se pronuncia sobre cuáles serán las versiones del Clase S que recibirán el filtro de partículas, pero afirma que la incorporación se realizará en los modelos del restyling. Es de esperar que, después de que lo estrene el Clase S y se convierta en pionero en contar con este tipo de filtro, el sistema se extienda por el resto de modelos y motorizaciones de la marca.

CIMG0105

Los motores de gasolina sobrealimentados de inyección directa, es decir, la mayoría de mecánicas de gasolina disponibles hoy en día, emiten una cifra muy muy alta de partículas en suspensión si lo comparamos con los prácticamente abandonados motores atmosféricos de inyección indirecta que, pese a emitir más CO2, su cifra de partículas es mucho menor. Recordamos que el CO2, aunque contribuye al efecto invernadero, no es un gas contaminante en sí; mientras que las emisiones de PM son peligrosas.

El funcionamiento de estos filtros de partículas, también conocidos como FAP, consiste en acumular las partículas en él para posteriormente elimanrlos. La electrónica detecta mediante sensores de temperatura cuando el filtro se encuentra lleno y, una vez lleno, produce una combustión en su interior eliminándolas por completo. De esta manera se reduce la contaminación del vehículo.

Las partículas en suspensión son muy nocivas para la salud y se componen mayormente de hollín. En los humanos puede provocar enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer. Por tanto, otro paso más hacia delante en favor de nuestro planeta y de nuestra salud. Esperamos que el resto de marcas sigan este paso de Mercedes.

Fuente | Mercedes

un comentario

  1. talleres dice:

    Mercedes, como muchas otras veces, marcará la pauta del mercado. Nos guste, o no, el FAP viene para quedarse en los motores de gasolina.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.