El nuevo Audi R8 se descubre por completo

El nuevo Audi R8 se descubre por completo

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    26 febrero 2015     2 Comentarios     3 minutos

Audi ya no ha podido guardar durante más tiempo el secreto, y la nueva generación del R8 ha visto la luz.

Este hecho se da apenas unos días antes del inicio del Salón de Ginebra, donde estaba prevista su presentación oficial a nivel mundial.

El R8 se ha hecho mayor. Podríamos decirlo así. Esta segunda generación del superdeportivo alemán se ha construido de forma mucho más madura, comenzando ya por el diseño exterior. El aspecto total del R8 es más anguloso, más musculoso que su predecesor que contaba con una planta más redondeada dentro de lo que es una carrocería de un modelo destinado principalmente a los circuitos.

Las líneas básicas no han cambiado en exceso, por lo que el nuevo R8 sigue siendo plenamente reconocible tanto como Audi como R8. Había cierta sensación de “miedo” o “temor” a que el nuevo diseño del R8 se pareciese en demasía al de la nueva generación del Audi TT, pero parece que la marca de los cuatro aros ha sabido marcar las distancias. Como comentamos, el frontal es más anguloso, los faros son más rectangulares y cuentan con tecnología LED, y en opción, láser.

R8 4

La vista lateral cuenta con una gran modificación, ya que los famosos sideblades que tanta personalidad otorgaban al modelo anterior han desaparecido, dando paso a dos molduras separadas de fibra de carbono. La zaga es, tal vez, la parte que menos cambia. El diseño se ha limitado a volverse más anguloso, con unas salidas de escape trapezoidales perfectamente encastradas en el paragolpes, flanqueando un gran difusor, por supuesto, funcional.

En el interior los cambios son mucho más llamativos. El habitáculo del anterior R8, ya de por sí muy personal y original, ha evolucionado para dar paso a uno de los interiores más espectaculares del momento, con diversos planos, superficies flotantes y tecnologías táctiles. El cuadro de mandos es ahora completamente digital, mientras que el volante se ha convertido en la piedra angular del conjunto. Desde él podemos desde arrancar el coche hasta modificar tanto los diferentes perfiles de conducción como la actuación del control de estabilidad, entre otros.

R8 2

Mecánicamente el R8 da un salto adelante, ya que en una primera fase no contará con propulsores V8, sino que estará disponible exclusivamente con el 5.2 V10 FSI de la anterior generación, convenientemente actualizado y mejorado, en dos niveles de potencia. El R8 menos potente ofrecerá 540 CV y 540 NM, acelerando de 0 a 100 km/h en 3.5 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 320 km/h y consumiendo, en ciclo mixto, 11.8 litros.

En el caso de la variante más potente, bautizada como R8 Plus, serán 610 CV y 560 NM. Acelera de 0 a 100 km/h en 3.2 segundos, su velocidad máxima se cifra en 330 km/h y su consumo medio es de 12.4 litros cada 100 km. Ambos modelos se combinarán con una transmisión automática de doble embrague y 7 velocidades S-Tronic, que transmitirá la fuerza al suelo gracias a un sistema de tracción total quattro.

Fuente | Audi

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.