Nuevo BMW X5: para continuar marcando historia

Nuevo BMW X5: para continuar marcando historia

Escrito por: Javier López    6 junio 2018     Sin comentarios     7 minutos

BMW acaba de presentar en primicia al nuevo X5, uno de los pioneros del segmento SUV en el año 1999. Esta cuarta generación cuenta con cuantiosas novedades.

El mundo de los SUV está cada vez más demandado por la sociedad actual, donde se presentan como un tipo de vehículos polivalentes y validos para cualquier situación. BMW fue una de las encargadas de introducir este segmento en el mundo del automóvil y, a día de hoy, continúan reflejando su iniciativa en los modelos actuales. El BMW X5 fue el pionero en el año 1999 y, después de casi 20 años, la firma germana ha seguido trasmitiendo el legado generación tras generación. Hoy BMW nos ha hecho participes de la evolución que ha padecido uno de sus productos estrella, donde tecnología y exclusividad se dan la mano.

De esta manera debemos dar la bienvenida al nuevo BMW X5, un modelo que se mantiene fiel a sus principios pero que se inscribe sin alardes dentro del nuevo lenguaje de diseño de la firma teutona, consiguiendo un resultado discreto a la par que atractivo. Pese a esto, BMW ha sabido muy bien cómo ofrecer un conjunto donde las novedades se pueden apreciar por doquier.

Diseño exterior: lenguaje moderno a la par que discreto

BMW sabe proporcionar personalidad a sus modelos, un rasgo que se manifiesta en todos y cada uno de los componentes de la marca, al igual que en este nuevo X5. Lo primero que nos llama la atención es el equilibrio perfecto que ha conseguido alcanzar la firma, puesto que podemos apreciar un diseño moderno y elegante, a la par que fiel a lo que implica un BMW.

El frontal se encuentra gobernado por los característicos riñones de la marca, a los que acompañan dos faros LED más finos y elegantes. Al mismo tiempo, podemos apreciar tres grandes entradas de aire que realzan el carácter rudo del X5 y anticipan una personalidad deportiva a la par que capaz en cualquier tipo de terreno. Sin embargo, donde más cambios ha marcado la marca alemana es en la zaga.

El nuevo X5 adopta una trasera completamente nueva, donde los pilotos traseros son los encargados de captar casi toda la atención. Ambos abandonan el diseño más cuadrado de generaciones anteriores y se expanden por todo el portón trasero, causando una sensación de diseño más dinámico y fino. En lo que respecta al difusor, nos seguimos encontrando con este nuevo patrón empleado por BMW, en el que se ha optado por recurrir a un aspecto más discreto pero al mismo tiempo imponente, puesto que se continúa albergando dos llamativas salidas de escape.

Sin embargo, pese a que el nuevo BMW X5 produce una sensación visual más fina y dinámica que el de otros modelos, este crece considerablemente respecto a la generación anterior. Para ser más exactos, nos encontramos con un SUV que su longitud aumenta en 36 mm hasta alcanzar un total de 4.922 mm; el ancho en 66 mm, para llegar a los 2.004 mm; y la altura en 19 mm, hasta 1.745 mm. La distancia entre ejes crece 42 milímetros, llegando a los 2.975 mm. De esta forma, la firma germana ha conseguido un vehículo que mantiene su estética de SUV, cuenta con mayores dimensiones y más espacio, pero visualmente otorga más finura y suavidad.

Diseño interior: elegancia y tecnología para envolvernos

BMW ha querido prestar a su nuevo X5 un diseño más discreto, tanto para el exterior como para el interior, pero eso no implica que no nos encontremos con un amplio arsenal tecnológico. Por una parte, destaca el cuadro de mandos completamente digital, que nos ofrece todo tipo de información en primicia sin la necesidad de desviar nuestra atención hacia la pantalla central.

Se denomina iDrive y será capaz de informarnos tanto de diferentes datos sobre el vehículo como de distintos parámetros que en circunstancias normales solo se pueden gestionar desde la consola central, la cual cuenta ahora con unas dimensiones de 12,3 pulgadas. Esta también incluye los ya conocidos controles gestuales, los cuales se ven complementados por controles de voz.

Si continuamos analizando el salpicadero, nos encontraremos con materiales de primera calidad, que ofrecen un habitáculo confortable a la par que exclusivo. Como novedad, el BMW X5 incluye un nuevo sistema de Head-Up Display, el cual se caracteriza por contar con unas dimensiones más grandes y gráficos en 3D. Pero esto no es lo único que incluye el interior del nuevo BMW X5.

El SUV germano es capaz de albergar en su habitáculo hasta 7 ocupantes en caso de decantarnos por una tercera fila de asientos, la cual contará con un acceso más sencillo gracias a la reclinación eléctrica de los asientos del medio. Por otra parte, contará con un sistema de entretenimiento para los pasajeros de la zona trasera gobernado por una pantalla de 10,2 pulgadas, pero no estará disponible hasta finales de año.

El cuero, aluminio y alcántara estarán presentes en el interior del nuevo BMW X5 pero, para ofrecer un nivel de confort óptimo, los ingenieros de la firma germana también han tenido que prestar especial cuidado al apartado mecánico.

Motorizaciones para todos los gustos y necesidades

BMW quiere seguir teniendo al X5 como uno de sus modelos más vendidos y, para ello, han ofrecido con el lanzamiento de su nuevo SUV una gama de tres propulsores que se encargarán de cubrir las necesidades de sus potenciales clientes. Entre ellos, nos encontramos motorizaciones tanto diesel como gasolina con un único objetivo: ofrecer una dinámica de conducción y confort en marcha nunca antes percibida en un X5.

Por una parte nos encontramos con el X5 xDrive40i, una variante que cuenta con un poderoso propulsor de seis cilindros en línea capaz de erogar 340 CV de potencia. Este se encargará de representar a los motores gasolina de momento y contará con unas prestaciones que convertirán al SUV germano en un vehículo ágil y divertido de conducir.

En la ofensiva disel nos encontramos con la aparición en primicia del apellido “M”, que se emplea para darle vida al M50d, la variante más potente y radical que podremos encontrar de momento en el nuevo BMW X5. Contará también con un motor de seis cilindros en línea capaz de obsequiarnos con 400 CV de potencia, pero la firma también ha pensado en aquellos clientes que priorizan el confort a la deportividad.

Es por esto que BME también ofrece la variante xDrive30d, que cuenta con un motor diesel de seis cilindros que rinde 265 CV, una cifra más que suficiente para mover al nuevo X5 con soltura y permitir al conductor disfrutar en cualquier situación. Todos los motores se encuentran asociados de serie al sistema de tracción total xDrive, que permitirá un mayor control del vehículo y un paso por curva considerablemente mejorado gracias a la presencia de un diferencial autoblocante en el eje trasero.

El nuevo X5 más todoterreno que nunca

BMW también se ha centrado en ofrecer un vehículo muy capaz en los terrenos más adversos, algo que consigue gracias al sistema xDrive y a alguna innovación que incluye esta cuarta generación. La firma germana ofrece como opción un paquete off-road, que permitirá acentuar las facultades del nuevo X5 en situaciones donde el asfalto brille por su ausencia.

Este paquete incluye una suspensión neumática de dos ejes, protecciones tanto en la parte delantera como trasera, varias cámaras para controlar cualquier ángulo ciego en las situaciones más peliagudas y cuatro modos de conducción diferentes. Al mismo tiempo, la altura del conjunto y las respuestas de los sistemas BMW xDrive, DSC, caja de cambios y de la gestión del acelerador, se ajustan para disponer de una configuración óptima en conducción sobre arena, rocas, grava o nieve.

Esto también se ve complementado con la regulación en altura que ofrece la ya mencionada suspensión neumática, que permite variar la altitud del X5 hasta en 80 mm. Al mismo tiempo, este sistema también cuenta con el apoyo de la dirección activa integral y, para aquellos que prefieran afrontar el asfalto con más regularidad o incluso el circuito, pueden optar por la suspensión adaptativa M profesional con estabilización activa antivuelco.

De esta forma, BMW ha querido presentar al mundo a su nuevo X5, el cual llega para conquistar el mercado y continuar con su legado. De momento la marca no ha hecho declaraciones sobre los precios de los propulsores disponibles hasta el momento, pero muy pronto sabremos más sobre el SUV germano y su increíble puesta en escena.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.