Opel Electro GT: 50 años del coche eléctrico de la marca alemana que no llegó al mercado

Opel Electro GT: 50 años del coche eléctrico de la marca alemana que no llegó al mercado

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    27 abril 2021     2 minutos

Aunque estamos más que acostumbrados ver coches eléctricos en nuestras calles y carreteras, en el año 1971 no se pensaba en ellos, excepto en Opel.

Aunque hoy en día estamos viviendo una auténtica revolución de los coches eléctricos, pero aunque nos parezca mentira, este tipo de vehículos han estado siempre presentes en la industria de la automoción. De hecho, los primeros coches propulsados por motores eléctricos datan de finales del siglo XIX, aunque fueron desplazados por la popularidad de los coches de gasolina. Aún así, hay que mirar al año 1971, fecha en la que apareció el Opel Electro GT.

Este modelo nació como una muestra de la capacidad de Opel para ofrecer un modelo con este tipo de movilidad, un hito de la ingeniería de su tiempo que fue promovida por Georg Von Opel, el nieto de Adam Opel, fundador de la marca. Para ello se fijaron en un coche de la marca que se producía en serie. El Opel GT fue la base en la que trabajaron los ingenieros de la marca y el que recibió el honor de ser el primer coche eléctrico de la marca, mucho antes de que fuera una necesidad contar con ellos.

Opel Elektro Gt Salon Frankfurt 1

Para realizar la transformación fue necesario cambiar varias cosas en la carrocería. Sobre todo para hacer que fuera más aerodinámico y no ofreciera tanta resistencia al aire como hacía la versión tradicional. Se tapó la parte frontal, ya que no requería de la entrada de aire para refrigerar el motor de combustión. También se cubrieron en parte los pasos de rueda delantero y trasero y se eliminaron los retrovisores de las puertas.

En la parte trasera desaparecieron las luces y todo lo que recordaba a un tipo de propulsión convencional. La idea era que todo permitiera la tracción eléctrica sin problemas ni impedimentos. El sistema de tracción lo ofrecía una pareja de motores eléctricos que aportaban una potencia equivalente a 120 CV. Estos fueron aportados por Bosch, que colaboró con Opel para crear este prototipo.

Estos motores estaban alimentados por las baterías de níquel y cadmio diseñadas por Varta. Permitían una autonomía de unos 44 kilómetros y hacían que los motores se lanzaran a una velocidad máxima de 168 km/h y consiguiera una aceleración de 0 a 100 km/h de 6 segundos. La intención de Opel era conseguir la meta de 100 kilómetros recorridos con una sola carga, pero se quedaron cortos y no lograron alcanzar esa cifra.

Opel Zafira-e Life, ahora también compatible con sillas de rueda

Opel Zafira-e Life, ahora también compatible con sillas de rueda

El transporte de personas en silla de ruedas requiere un vehículo capaz de llevarla de forma segura y eficaz, aunque se trate de una furgoneta eléctrica.

LEER MÁS

De todas maneras, los desarrollos obtenidos con esta prueba sirvieron para ir avanzando poco a poco y mucha de la tecnología que utilizan los coches electrificados de la actualidad beben de los resultados de este prototipo creado por el interés de un visionario en demostrar que la movilidad eléctrica sería el futuro de la industria.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.