Opel Meriva 1.7 CDTI 130 CV, toma de contacto (Parte I)

Opel Meriva 1.7 CDTI 130 CV, toma de contacto (Parte I)

Escrito por: Diego G. Moreira    29 junio 2011     Comentario     4 minutos

>>Espacio interior, equipamiento y valoración general del Opel Meriva

Por estas fechas, hace un año, nos poníamos al volante de un Opel Meriva equipado con el motor gasolina 1.4 Turbo de 120 CV, un modelo que nos gustó por la practicidad y diseño, pero que el motor gasolina no le hacía justicia ni tampoco era la primera opción a la hora de comprar este monovolumen compacto.

Por esto, hemos decidido poner a prueba al Opel Meriva diesel, en esta ocasión equipado con el motor 1.7 CDTI de 130 CV, siendo la opción más potente dentro de la gama diesel. Quizás la opción más equilibrada sería el motor de 110 CV o incluso el de 95 CV, pero este nos ha gustado por la entrega de potencia y se ha mantenido en todo momento con unos consumos bastante contenidos, además nuestra unidad de pruebas cuenta con un precio bastante interesante puesto que rondaba los 20.000 euros.

Motor y prestaciones

meriva_diesel

Este motor es un viejo conocido dentro de la marca con 1,7 litros desarrolla una potencia de 130 CV y 300 Nm de par motor (también hay otra variante de 110 CV), ya sea en esta variante de 130 CV o en la de 110 CV, nos parece uno de los más equilibrados y prestacionales para mover al Meriva, puesto que el 1.3 CDTI de 95 CV se puede antojar algo escaso si viajamos con el coche cargado o con cinco adultos.

La respuesta del motor es típicamente turbodiesel, es decir, empieza a empujar desde las 2.000 vueltas hasta llegar a las 3.500 r.p.m. cuando comienza a desfallecer. No cuenta con una respuesta buena a bajo régimen, un detalle que nos obligará a jugar bastante con la caja de cambios de seis velocidades, pero a cambio podemos sacarle todo el partido a este motor más que suficiente para mover con soltura al Meriva.

El tacto de la caja de cambios manual de seis velocidades nos ha parecido correcto. En general nos ha parecido un motor bastante prestacional, con potencia más que suficiente para mover al Meriva en todas las situaciones, ya sea un adelantamiento o que circulemos con el coche cargado.

Comportamiento

meriva

En el comportamiento tenemos que dejar claro que nos encontramos ante un vehículo con un eminente uso tranquilo, puesto que no es la vocación deportiva lo que busca el Meriva. Por eso tiene unas suspensiones correctas, que mantienen un buen nivel de confort interior, además pese a sus dimensiones y altura, es un coche aplomado.

Eso sí, hemos notado la diferencia entre la suspensión delantera (tipo McPherson) y la trasera (rueda tirada con elemento torsional), la delantera nos ha parecido que es bastante blanda algo que se nota incluso al arrancar o frenar, y además cuando nos metemos en carreteras más complicadas con frecuentes cambios de apoyo o curvas más pronunciadas notamos que el coche pierde agilidad. Pero, como dije antes, no es la premisa del modelo ofrecer deportividad y el apartado de confort lo cubre con buena nota.

El motor nos ha parecido algo ruidoso, aunque se ha trabajado en la insonorización del interior, se sigue filtrando parte del sonido al interior. Por último tenemos la dirección, que tiene un tacto duro (algo que se nota cuando necesitamos maniobrar) pero se sitúa dentro de lo normal, mientras que el equipo de frenos nos ha gustado por la respuesta que ofrece (delanteros de disco ventilados y traseros de disco), además de aguantar bastante bien el uso intensivo de los mismos.


Consumo

meriva

En autovía el consumo medio que hemos obtenido ha sido de 4,9 litros a los 100 km (durante un recorrido de unos 600 km y a 110 km/h), mientras que si nos movemos con el Opel Meriva por carretera podremos tener un consumo medio de 6 litros a los 100 km. Cifras que no están nada mal teniendo en cuenta la potencia, el tamaño y el peso (1,5 toneladas) del coche.

Mientras que en ciudad las cifras se elevan algo más pero se mantienen por debajo de los 8 litros a los 100 km, en nuestro recorrido urbano (60 km recorridos por ciudad) hemos conseguido un consumo medio de 7,5 litros a los 100 km.

En la segunda parte de esta toma de contacto veremos las peculiaridades de nuestra unidad de pruebas, como el sistema Flex-Fix que nos permite llevarnos las bicicletas con nosotros gracias a un porta-bicicletas que lleva escondido en la defensa trasera, además también veremos los precios y nuestra valoración general del modelo.

opel_meriva

Fotos | David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.