Opinión y Prueba Hyundai Kona 1.0 T-GDI 120 CV, llamativo y personal

Opinión y Prueba Hyundai Kona 1.0 T-GDI 120 CV, llamativo y personal

Escrito por: Diego G. Moreira    27 junio 2018     Sin comentarios     8 minutos

Tras la expectación generada por su nombre, nos ponemos al volante del Hyundai Kona con motor gasolina 1.0 T-GDI 120 CV para analizar en detalle al coreano.

Ya hacía años que un nuevo modelo no generaba cierta polémica por su nombre en España, no es el primero, pero este Hyundai Kona ha dado para varios artículos al respecto de su peculiar nombre y de su significado en gallego. Pero a diferencia del mercado portugués -allí se llama Kauai- en el mercado español los responsables de la marca han pensado malosera y han mantenido el nombre de este peculiar SUV que tiene su origen en una isla.

Pero el nombre no es lo único llamativo en el Kona, puesto que el diseño puede ser calificado con todo tipo de adjetivos pero lo que no se pone en duda es su arrollante personalidad, es un SUV original y que llama la atención. Con todo esto como antecedente, el equipo de pruebas de Highmotor se ha puesto al volante de un interesante Hyundai Kona con motor gasolina 1.0 T-GDI con 120 CV. ¿Es digno de la expectación que genera? Sigue leyendo y te sacamos de dudas.

Diseño Exterior: SUV muy personal

Exteriormente el Kona me recuerda a un viejo anuncio de un modelo sueco que decía algo así como “odialo o ámalo”. Pues bien, el Kona genera opiniones de todo tipo, gracias a su diseño desenfadado, juvenil y muy personal. El frontal es lo primero que sorprende, con la enorme parrilla y los faros divididos en tres partes, y por si no fuera poco, las luces principales están rodeadas de una moldura plástica a forma de contraste con el color de la carrocería. Eso sí, las luces son halógenas salvo las LED diurnas situadas en la parte superior.

Lateralmente destacan los detalles que marcan el carácter SUV como las molduras inferiores o la línea ascendiente de las ventanillas, siendo las traseras de menor tamaño. En las ruedas destacan los pasos de rueda en plástico de nuevo a modo de contraste, los neumáticos de nuestra unidad tenían unas medidas 205/60 R16.

En la zaga de nuevo los faros están divididos en dos grupos, situando parte de ellos en una posición elevada (al igual que ocurre con las luces diurnas delante) y dejando otros en una posición inferior rodeados de una moldura plástica negra que vuelve a contrastar con el color de la carrocería (que en nuestra unidad, ni tan siquiera el color era discreto). Un detalle positivo es la altura libre del suelo.

Diseño interior: diseño armónico europeo con acabados no habituales en Hyundai

El diseño del salpicadero sigue las líneas a las que nos tiene acostumbrado el fabricante coreano, se nota la implantación del gusto europeo en el diseño, todos los mandos están correctamente distribuidos de forma elegante y armónica, sin saturar y con buenos ajustes.

Nos ha sorprendido sin embargo la calidad de los plásticos -todos ellos duros al tacto- algo que no sucede en otros modelos de la marca, y teniendo en cuenta el segmento del Kona, debería al menos de contar con algún plástico blando en las zonas más visibles y centrales del salpicadero. La sencillez también se puede ver en la intrumentación, aunque completa en información. La pantalla es la protagonista de la parte central, pantalla táctil que funciona de forma corrrecta.

La postura de conducción es cómoda, ligeramente alta, pero con buena visibilidad en general. Eso sí, el asiento del conductor no cuenta con ajuste lumbar, mientras que a favor tiene la facilidad de acceso a las plazas delanteras.

Las traseras son amplias (sensación predominante en el interior), con facil acceso, gracias también al buen ángulo de apertura de la puerta (importante para gente mayor por ejemplo). El espacio para los pies es más que suficiente, al igual que para la cabeza, incluso para gente alta. La nota negativa la pone la ausencia de salidas de aire traseras.

Maletero correcto con una capacidad de 361 litros, ligeramente elevado al tener doble fondo con compartimentos muy prácticos.

Motor y prestaciones: 1.0 T-GDI de tres cilindros y 120 CV

El Hyundai Kona está disponible sólo en gasolina, es decir, no tiene actualmente ningún motor diesel disponible. Concretamente está el 1.0 T-GDI de 120 CV y el 1.6 T-GDI de 177 CV (este último disponible con la tracción total). El que hemos probado nosotros, el 1.0 es un propulsor de sólo tres cilindros que nos ha dejado sensaciones enfrentadas, por un lado es muy prestacional y gracias a la caja de cambios manual de seis relaciones podemos sacarle todo el partido a cada uno de los caballos; pero por otro es un motor al que le falta finura.

Nada más arrancarlo la sensación al iniciar la marcha es extraña, parece que tiene intención de calarse, algo que es habitual en los motores de tres cilindros pero que en este en concreto se nota mucho más. Por otro lado, su funcionamiento no es todo lo suave que debería (si lo comparamos con el motor de cuatro cilindros la diferencia es notable). Eso sí, en la parte buena de la balanza está su capacidad para subir de vueltas y mover al Kona con una soltura envidiable, sobretodo en el entorno de las 3.000 vueltas donde este SUV saca su parte más agresiva.

Comportamiento: Agilidad y ligereza

Otro punto donde nos ha sorprendido gratamente es en la dinámica de este Kona, es un coche muy ligero algo que se nota al volante y extremadamente ágil, si a eso le sumamos el prestacional propulsor, el Kona se mueve mejor que muchos compactos en carreteras complicadas, siendo estable y teniendo un envidiable paso por curva pese a su altura.

En carretera es cómodo, incluso a altas velocidades es estable. Eso sí, podría mejorarse la insonorización ya que se cuela bastante ruido de rodadura. El sistema de frenos cumple a la perfección con su cometido, mientras que la dirección es correcta y bastante asistida.

Nuestra unidad era un 4×2 por lo que no hemos probado la parte off-road del Kona, pero salvo para condiciones muy concretas donde se pueda necesitar la tracción, esta versión 4×2 combinada con una buena altura libre del suelo es más que suficiente para circular por pistas fuera del asfalto y dispone del control de descenso.

Consumo

Según nuestras mediciones en carretera puede llegar hasta los 5,4 litros a os 100 km, pese a que lo normal ha sido 5,9 litros a los 100 km. En ciudad la cifra sube hasta los 7,3 litros a los 100 km en nuestra prueba habitual por Vigo. Finalmente en autovía gracias a la sexta y siendo cuidadosos se pueden conseguir buenos consumos con medias de 5,9 litros a los 100 km.

Equipamiento

Empezando el repaso por el equipamiento de seguridad, desde el acabado base dispone de múltiples airbags, control de presión de neumáticos, control de estabilidad, sistema de detección de fatiga del conductor, señal de frenada de emergencia, reposacabezas activos, entre otros elementos. En las pruebas de choque EuroNCAP ha conseguido las cinco estrellas con una puntuación de 87% en protección de adultos y 85% en niños.

Los niveles de equipamiento se reparten en cuatro: Essence, Klass, Tecno y Style. El de nuestra unidad era el Klass que cuenta con una buena relación precio-equipamiento, con llantas de aleación, sistema multimedia -sin navegador- pero con conectividad para smartphone, cámara de visión trasera, aviso de cambio involuntario de carril, seis altavoces, antinieblas delanteros, entre otros elementos.

Gracias a la conectividad de Android Auto o Apple CarPlay no es necesario el navegador y podemos disponer de nuestro teléfono en la pantalla del sistema, eso sí, los seis altavoces eran insuficientes o de poca potencia, porque incluso, en mi opinión, el Hyundai i10 me pareció que tenía mejor calidad del sonido.

Opinión personal y precio

El Hyundai Kona arranca en los 18.990 euros para el acabado base y motor de 120 CV (sin descuentos), mientras que el siguiente nivel de acabado sube hasta los 20.640 euros y el motor de 177 CV arranca en los 31.890 euros pero con tracción total y el nivel de equipamiento más elevado. Ahora bien, aplicando los descuentos actuales el precio queda en 13.990 euros.

Finalmente nuestra opinión personal sobre el modelo es bastante positiva en conjunto, el Kona pese a su original nombre, es un SUV interesante desde el punto de vista del diseño -muy personal- y del espacio que ofrece en su interior, además de tener un comportamiento donde destaca el dinamismo con respecto a otros SUV del mercado. En la parte negativa está el tacto del motor gasolina de tres cilindros, que no está afinado en suavidad pese a que es digno de cada uno de los 120 CV que ofrece; y otro punto a mejorar son los acabados interiores que están por debajo de lo que otros modelos de la marca suelen ofrecer, algo mejorable dado el segmento y precio.

Fotos | Equipo de pruebas y Agradecimiento especial a Miguel V.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.