¿Para qué sirve un Ford Focus RS? Sin duda, para descubrir carreteras y disfrutar con ellas

¿Para qué sirve un Ford Focus RS? Sin duda, para descubrir carreteras y disfrutar con ellas

Escrito por: Guillermo Lopez    26 febrero 2018     Sin comentarios     2 minutos

Nada mejor para conocer un coche que salir a probarlo. Los chicos de Ford Performance realizan miles de kilómetros al año para descubrir nuevas pistas

Preparar el lanzamiento de un coche supone realizar miles de kilómetros de pruebas al año por carreteras y pistas de los cinco continentes. Si además, como es el caso de Ford Performance, la división de la marca del óvalo encargada de desarrollar las variantes más deportivas y buena parte de los coches de competición del fabricante americano, tienes que extraer todas las esencias del coche en el que estás trabajando, estás obligado a buscar carreteras difíciles en las que someter a los nuevos modelos a las más duras exigencias durante su proceso de desarrollo.

Eso lleva a los técnicos de la marca a buscar carreteras increíbles que, además, puedan cerrarse al tráfico para realizar las pruebas y tomar los datos necesarios, momentos que los propios ingenieros y sus equipos aprovechan para rodar atractivos videos como el que te ofrecemosal final del artículo. Pero en este caso, más que cerrar una carretera los chicos de Ford Performance lo que hicieron fue abrirla.

Fue en China, entre las kársticas cimas montañosas cubiertas de niebla de la provincia de Guizhou, donde encontraron esta espectacular carretera que asciende a lo alto de una de sus cumbres. En ella, hasta 24 horquillas se suceden una detrás de otra rápidamente sin prácticamente solución de continuidad en una ascensión de 1148 m en apenas cuatro kilómetros, mientras el piloto del Focus RS busca someter al coche a las mayores exigencias posibles en esta serpenteante carretera de montaña. Una carretera que, desde que una moderna autopista evitó que los automovilistas chinos tuvieran que cogerla para atravesar el puerto, ha permanecido cerrada durante décadas, pese a ser una ruta muy utilizada y conocida durante la II Guerra Mundial.

Y ahora, de la mano de los chicos de Ford Performance, la ruta ha vuelto a ser abierta… de la forma más salvaje, con el nuevo Focus RS. La ruta es de lo más tranquila, sin apenas tráfico salvo algún turista despistado… y los 350 CV del Focus RS y su sistema de tracción a las cuatro ruedas. Medio tierra, medio asfalto, el camino se agita bajo la potencia del motor del Focus RS, que traslada todo el par al macadam para que el coche avance espectacularmente en su ascensión.

Y entre las nubes de polvo levantadas a su paso, los chicos de Ford Performance hacen una última confesión del por qué de sus trabajo en el desarrollo de este tipo de coches cuando coronan la cima con su Focus RS: «Todos conducimos con más pasión que otros«.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.