Peugeot RCZ 1.6 THP 156 CV, prueba (parte II)

Peugeot RCZ 1.6 THP 156 CV, prueba (parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    7 noviembre 2010     4 minutos

Seguimos con la prueba de nuestro particular felino, el Peugeot RCZ. Nuestra unidad venía con el motor 1.6 THP de 156 CV, motor desarrollado en colaboración con BMW, un propulsor que nos ha gustado por respuesta y prestaciones, tal y como puedes ver en la primera parte de la prueba.

Pero además del comportamiento, en el RCZ también destacan otras características y sin duda el diseño es una de ellas. Después de haberlo probado durante una semana podemos decir que te acabas acostumbrando a que la gente se gire para verlo, haciendo en muchos casos la típica comparación «Es parecido al TT». Nosotros de momento nos ceñimos al RCZ, pero intentaremos poder comparar ambos modelos más adelante.

Diseño exterior

rcz

Exteriormente el RCZ destaca por su diseño de coupé con sus arcos de aluminio y un frontal al estilo de la marca del león. Pero si lo miramos más detenidamente nos damos cuenta del diseño de los pasos de rueda traseros que sobresalen del conjunto. Una de las curiosidades del diseño es la imágen que podemos ver desde los retrovisores, cuando nos ponemos al volante y vemos por los retrovisores podemos observar la figura del RCZ y sus anchos pasos de rueda traseros.

En el frontal destacan los rasgos típicos de Peugeot, donde podemos destacar sus faros bi-xenon direccionables que ofrecían una buena visibilidad nocturna. Mientras que en la zaga cabe destacar el aire deportivo del RCZ acentuado por los dos tubos de escape y el alerón eléctrico que podemos desplegarlo o no según nuestro criterio desde un botón en el interior.

Por último tenemos que destacar el tamaño de sus llantas de 19″, que redondean el conjunto y con unos neumáticos de medidas 235/40 R19, que han mostrado un sobresaliente agarre en todo momento.

Diseño interior, habitabilidad y maletero

peugeot_rcz

En cuanto a su interior lo primero que destaca es un puesto de conducción y un salpicadero idéntico al del Peugeot 308, con tan sólo sutiles cambios y en nuestro caso forrado de cuero puesto que nuestro RCZ de pruebas contaba con el pack de cuero integral. Un detalle de elegancia y distinción es el reloj que preside la consola central en el lugar de la salida de aire típica en el 308.

Los materiales son correctos y de buena calidad, además en nuestro caso al contar con el cuero integral poco plástico teníamos visible en el salpicadero. La postura de conducción es bastante baja y deportiva, tenemos todo a mano y los asientos nos ofrecen una buena sujeción para el cuerpo, contando incluso con una buena sujeción lateral.

Y por último tenemos los asientos traseros, en este caso el RCZ es en la práctica un bi-plaza puesto que los asientos traseros sólo son aptos para una necesidad o para niños de baja estatura porque de lo contrario no entramos y pegamos con la cabeza en el cristal estando en una posición incómoda. Pero la vocación del RCZ tampoco era contar con un espacio sobresaliente atrás, tenemos que pensar en él como un bi-plaza que nos ofrece la posibilidad de en caso de necesidad llevar a dos personas más, pero el acceso a las plazas traseras también es bastante complicado.

peugeot_rcz

En cuanto a los huecos el RCZ venía bastante completo, contaba con huecos en la consola central donde poder dejar nuestras cosas, también con un posavasos en el tren central y unas guanteras en las puertas bastantes amplias. Pero sin duda donde más nos sorprendió fue en el maletero.

La primera prueba para el maletero del Peugeot RCZ fue meter en él el equipaje de dos personas para una semana que habíamos traído anteriormente en el Subaru Outback de GLP y al regresar para Vigo tuvimos que meter todo en el RCZ, pues sorprendentemente pudimos guardar todo sin grandes complicaciones, esto se debe a tamaño del maletero de 384 litros, un tamaño considerable para tratarse de un coupé. Además cuenta con unas formas bastante regulares con lo que podemos aprovechar bastante bien el espacio del maletero.

Después de ver el interior y exterior del Peugeot RCZ en la tercera parte de la prueba veremos el equipamiento de este felino, así como sus precios y nuestra valoración general.

rcz

Fotos | David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.