Prueba Mazda3 Sportsedan en ruta: de Caen a Frankfurt

Prueba Mazda3 Sportsedan en ruta: de Caen a Frankfurt

Escrito por: Diego G. Moreira    26 octubre 2015     Sin comentarios     6 minutos

Allá por Normandía es donde quedamos en nuestra ruta rumbo Frankfurt abordo del Mazda3 Sportsedan con el motor diesel 2.2 Skyactiv-D 150 CV. Hoy llegamos al ecuador de la ruta al terminar en Frankfurt, eso sí, pasaremos por Luxemburgo y varios pueblos con encanto en los que hacer una parada. La ruta empieza con ciertos tintes bélicos y acaba con la adrenalina de conducir por una autobahn. Por temas de organización está ruta la hemos hecho en dos días, pero como el segundo era el que menos recorrido tenía aquí la desarrollamos en conjunto. Sin más arrancamos!

Caen – Frakfurt [950 km]

ruta dia 5 y 6Ruta hecha en dos días

Hemos pasado la noche cerca de Caen pero no exactamente en esta ciudad del norte de Francia, apenas a 50 km de Caen hacia el norte está Omaha Beach, es decir, la playa del Desembarco de Normandía. El conocido como “Día D”, el 6 de junio de 1944 se producía en Francia el famoso “Desembarco de Normandía” un acontecimiento que pondría la primera piedra para cambiar la historia de Europa. En Omaha Beach desembarcaron las tropas de los aliados para luchar contra el avance del dictador alemán. Eso sí, hoy en día sólo quedan un par de monumentos (uno de ellos en la arena y otro en tierra firme) y una serie de imágenes históricas de la época.

monumento omaha beachMonumento en la playa de Omaha Beach- Playa del Desembarco de Normandía

Tras ver Omaha Beach ponemos rumbo a Rouen, esta vez pese a las insistencias del navegador evitamos atravesar París por el incordio de todo su tráfico, por eso el desvío por el norte de la ciudad de las luces. En camino, pasando por polígonos industriales y zonas de campos, nos llama la atención Lisieux, por su catedral (data del S.VI aunque reconstruida en el 1160) y por su castillo (son dos monumentos que sobrevivieron al bombardeo en 1944).

A media mañana toca comer, de nuevo aparecen escaparates de bares con moules (mejillones) pese a estar a más de 100 km de la costa, nos decantamos por un sitio sencillo que tiene “plat du jour” a escasos 9 euros (muy buen precio para ser Francia). Tras la breve comida continuamos en ruta, el paisaje empieza a cambiar por completo, ahora se ven grandes extensiones de campos y vacas en prados verdes, las casas también cambian destacando una construcción típica con el tejado muy inclinado y a dos aguas. En medio de este paisaje pasamos por Brionne, un pueblo sobre el río con un embalse y arquitectura tradicional.

CIMG0542

El navegador nos dirige hacía un pueblo a orillas del Río Sena y nos indica que debemos coger un ferry, primero llevamos cierta sorpresa por si había que pagar algo, pero el ferry llega y es totalmente gratuito (muy raro que exista algo gratis en Francia) y pasamos en apenas 10 minutos a la localidad francesa de Sahurs , siguiendo con nuestro camino esta vez entre frondosos bosques verdes.

La ciudad de Rouen en sí no tiene mucho que ver, pasamos por ella porque la ruta lo exige pero es una ciudad industrial con poco interesante más allá del centro y dos o tres edificaciones. En plena llanura rumbo Reims vemos un enorme cementerio militar, en el “Nécropole Militaire du Bois Robert à Ambleny” hay más de 10.000 tumbas de militares, la tumba de un soldado ruso, de un soldado danés y de 17 victimas civiles francesas.

necropole amblenyEntrada a la Necropole de Ambleny

Ya de noche llegamos a Reims y cerca de ahí haremos noche. Al día siguiente la ruta es corta apenas unas tres horas, como siempre un buen café au lait para empezar el día y un croissant o un pain au chocolat. Con las pilas cargadas emprendemos rumbo hacia Luxemburgo, es un país muy pequeño y su capital es una ciudad que mezcla lo bueno de una gran ciudad y la practicidad de su pequeño tamaño. Luxemburgo , tiene todo tipo de tiendas de lujo, varias calles peatonales típicas donde hacer compras o donde disfrutar de una cerveza en una terraza y al mismo tiempo hay varias zonas boscosas que rodean la ciudad donde es habitual que los luxemburgueses vayan a hacer deporte y correr.

luxemburgo 3Luxemburgo

Desde Luxemburgo a Frankfurt, inexplicablemente no hay una autovia directa y entonces nos vemos obligados a circular durante cerca de 90 km por carreteras alemanas rodeadas de zonas verdes y casas, pero en Alemania, las carreteras nacionales a diferencia de Francia, no suelen atravesar el centro de los pueblos, sino que los bordean. Poco antes de llegar a Frankfurt tenemos la oportunidad de coger un tramo de las famosas autobahn, es decir, esas autovías alemanas que tienen tramos donde no existe límite de velocidad máximo. En la próxima parte os hablamos con más detalle de las autobahn, pero hoy toca coger la “Ausfahrt” (salida) de la autovía para llegar a nuestro destino.

Impresiones de conducción

CIMG0571

Llevamos varios días hablando del Mazda 3 y especial de su buen paso por curva (o mejor dicho rotonda) y de su dinamismo, aunque hay otro detalle importante que nos ha gustado. En nuestra ruta, en zonas con carreteras complicadas llenas de curvas los asientos ofrecen una buena sujeción lateral. La postura de conducción es baja y cómoda, el asiento del conductor tiene ajuste lumbar y destaca especialmente la visibilidad frontal y lateral (en parte por sus retrovisores que incluyen la tecnología de aviso del ángulo muerto).

Aprovechando este repaso a la habitabilidad interior, tampoco podemos pasar por alto las plazas traseras, donde hay espacio más que suficiente para las piernas y cabeza, tres personas irán justas pero sin embargo dos viajarán cómodamente en ellas. La plaza central es la más incómoda (como suele ser habitual) con el respaldo más duro y menor espacio para las piernas por causa del tren central (dispone de un reposabrazos trasero con dos posavasos).

interior

En Alemania estuvimos circulando durante cerca de 100 km por carreteras mojadas y no tan rectas como cabria esperar del país de las autobahn, aún así el Mazda se mostró estable a excepción de los neumáticos de nuestra unidad que no eran lo mejor en cuanto a agarre en mojado (Dunlop SP Sport Maxx),una pena porque le restaba eficacia a un coche que destaca por su agilidad, además se nota el poco peso que tiene este Mazda 3 (apenas 1.385 kg).

Al caer la noche de nuevo vuelve a destacar la iluminación de los faros bixenon adaptativos que ofrecen una excelente iluminación en casi cualquier situación, desde una carretera complicada hasta en autovía. Otro detalle curioso del navegador es la información sobre las próximas salidas en la autovía, indicando si tienen cafetería, gasolinera, o sólo es un área de descanso sin más (muy útil). También nos ha sorprendido que tenga cartografiados ferrys y además sean gratis, no suele ser habitual esto.

ferry navegador

En cuanto al consumo, por carretera es donde conseguimos las mejores cifras, incluso haciendo una prueba siendo eficientes conseguimos bajar de los 5 litros, aunque finalmente en autovía y a altas velocidades el consumo rondaba los 5,5-5,8 litros a los 100 km, teniendo una media total al final de la ruta de 5,4 litros a los 100 km.

En la próxima entrega de la ruta, iniciamos la vuelta a casa pero pasando por Suiza, siguiendo al volante del Mazda 3 por todo tipo de carreteras y vías pero esta vez con un paisaje diferente.

Fotos | Equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.