Prueba: Peugeot 3008 Hybrid, lo mejor y lo peor del híbrido enchufable más vendido

Prueba: Peugeot 3008 Hybrid, lo mejor y lo peor del híbrido enchufable más vendido

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    30 mayo 2022     10 minutos

Analizamos las claves y lo mejor y lo peor del Peugeot 3008 Hybrid, el vehículo híbrido enchufable más vendido en nuestro mercado en lo que llevamos de año.

No es casualidad: el Peugeot 3008 Hybrid sigue siendo el vehículo híbrido enchufable más vendido en el mercado español en el acumulado del año, aunque rivales como el Ford Kuga PHEV o el mismísimo MG EHS, que subió a lo más alto del podio en el mes de abril con su precio rompedor, le ponen las cosas cada vez más difíciles.

Como vamos a ver, virtudes no le faltan al SUV híbrido de Peugeot, con un diseño muy atractivo, un habitáculo muy bien aprovechado y un competente el sistema de propulsión, ya conocido y utilizado por muchos modelos del grupo Stellantis y con versiones a elegir.

1.- Gama y precios del Peugeot 3008 Hybrid

La gama 3008 Hybrid cuenta con dos versiones: el 3008 Hybrid, con 225 CV y tracción delantera; y el 3008 Hybrid4, con 300 CV y tracción total. En los dos casos el motor de combustión es el 1.6 Turbo de cuatro cilindros de gasolina, que rinde 180 CV en el Hybrid y 200 CV en el Hybrid4, acoplado a un motor eléctrico de 110 CV en el eje delantero. La versión Hybrid4 añade un segundo motor eléctrico en el eje trasero.

Peugeot 3008 Hybrid 11

En función del nivel de equipamiento, los precios según el configurador de la marca son los siguientes, sin aplicar las posibles ayudas del Plan MOVES y sin descuentos, que según el propio configurador, no tiene. Otra cosa es lo que se pueda conseguir en el concesionario:

Peugeot 3008 Hybrid 225 CV EAT8

  • 3008 Hybrid Active pack:                   43.430 euros
  • 3008 Hybrid Allure:                            44.230 euros
  • 3008 Hybrid Allure pack:                   44.730 euros
  • 3008 Hybrid Gt hybrid:                      46.930 euros
  • 3008 Hybrid GT pack hybrid :           48.930 euros

Peugeot 3008 Hybrid4 300 CV EAT8

  • 3008 Hybrid4 Allure pack:                 50.230 euros
  • 3008 Hybrid4 GT hybrid:                   52.430 euros
  • 3008 Hybrid4 GT pack hybrid:         54.430 euros

Las versiones Pack sobre el acabado Allure añaden asiento del conductor con reglajes manuales en altura y lumbar, asiento de pasajero con reglaje en altura y respaldo abatible, acceso y arranque manos libres y decoración especial en el salpicadero, que va acabado en tela. En el caso de los GT Pack, añaden sobre el acabado GT el portón trasero motorizado con apertura manos libres, el sistema de audio FOCAL con 10 altavoces y el asistente de aparcamiento con cámara Visiopark-2.

2.- Ojo, sin ofertas de por medio, el 3008 PHEV es un coche caro

Algunas consideraciones importantes sobre el precio. La primera es que la versión Hybrid4, a igualdad de equipamiento, cuesta 5.500 euros más. Ya te adelanto que no compensa, la compra razonable es la versión 4×2 de 225 CV. Otra referencia interesante es el precio de su “hermano” de gama, el nuevo Peugeot 308, también disponible con dos versiones híbridas enchufables.

En el caso del compacto siempre son de tracción delantera, con 180 CV o con 225 CV. El 308 PHEV de acceso, con 180 CV -que ya va de maravilla– y acabado Active Pack, parte desde 34.680 euros; casi 9.000 euros menos que el SUV, por lo que conviene pensárselo muy bien. Igualando motor y acabado, un 3008 Hybrid 225 CV GT Pack supone desembolsar más de 5.000 euros adicionales frente al 308 equivalente. Me sigue pareciendo mucha diferencia a pagar por la carrocería SUV.

Peugeot 3008 Hybrid 6

¿Y frente a sus rivales? Pues lo dicho, sin descuentos de por medio, con los precios de tarifa el 3008 Hybrid es un coche caro. Un Opel Grandland PHEV 225 CV, con el que el 3008 PHEV comparte plataforma y sistema de propulsión, está dispobnible desde 41.000 euros, unos 2.430 euros más barato. Y un Ford Kuga PHEV 225 CV, por mencionar una de las alternativas que me parece más interesantes, deja el precio de tarifa de 42.065 euros en 35.415 euros, con los descuentos oficiales. Son 8.000 euros más que el 3008 Hybrid 225 CV.

Insisto una vez más: ojo a los precios… y a los posibles descuentos, porque los de tarifa son muy caros y nada competitivos. Sin descuento, con estos precios, el 3008 PHEV no interesa. En la web de Peugeot Store existen ofertas puntuales de versiones concretas disponibles ya configuradas, para compra online, y tienen descuentos de alrededor de 4.000 euros sobre el precio de tarifa; eso ya es otra cosa.

3.- Autonomía en modo eléctrico y consumo del Peugeot 3008 Hybrid

Entre los principales motivos de compra para decidirse por un híbrido enchufable como el Peugeot 3008 PHEV, uno de ellos puede ser el hecho de contar con la etiqueta CERO emisiones de la DGT. El otro, normalmente, está relacionado con las ventajas que aportan estos coches en cuanto a consumo, debido a su capacidad para circular en modo eléctrico, o al bajo consumo medio cuando funcionan en modo híbrido.

En el caso del 3008 Hybrid, la batería en las dos versiones tiene una capacidad de 13,2 kWh, lo que permite anunciar unos 59 km de autonomía eléctrica, con un consumo medio homologado en torno a 1,4 l/100 km.

Peugeot 3008 Hybrid 9

Lo del consumo homologado de los híbridos enchufables, ya hemos contado muchas veces que es prácticamente imposible de cumplir en utilización real, debido al ciclo de homologación; y el 3008 no es una excepción. Cifras de consumo realistas para este coche son, con la batería cargada, unos 2,5 l/100 km de media durante unos 130-150 km, que es lo que tarda en agotarse la energía eléctrica. A partir de aquí, en modo híbrido y hasta que vuelvas a recargar, el 3008 Hybrid se conforma con unos 7,5 l/100 km de media, acercándote a los 7 l/100 km si practicas una conducción anticipativa y eficiente. Si te despreocupas del acelerador y eliges el modo Sport, no bajarás de 9,5 l/100 km.

¿Y la autonomía en modo eléctrico? Pues de los híbridos enchufables que hemos probado, es el que más se aleja de la cifra homologada: superar los 35 km de conducción eléctrica es muy complicado. Uno de los puntos en los que creo que este 3008 tiene margen de mejora como híbrido enchufable. No olvidemos que ya hay coches como el Toyota Rav-4 PHEV o el Suzuki Across (son el mismo coche) capaces de superar los 70 km en modo eléctrico. Con un Kuga PHEV, por ejemplo, no es difícil alcanzar los 50 km, que es una cifra cercana a los 56 km homologados.

Peugeot 3008 Hybrid 34

Por cierto, el cargador de serie del 3008 PHEV es de 3,7 kW, que permite cargar por completo en unas cuatro horas. Opcionalmente se puede solicitar con un cargador más potente que alcanza los 7,4 kW, y reduce el tiempo de carga a 1 hora y 45 minutos utilizando un Wallbox. Con el cargador de serie puedes recargar el 3008 PHEV cómodamente en casa por la noche incluso en una toma doméstica.

4.- Un diseño rompedor por fuera y por dentro

Antes de seguir con las cualidades dinámicas, saltamos a uno de los principales puntos fuertes del Peugeot 3008, y no solo de las versiones híbridas: su diseño. Tras la actualización que recibió a finales de 2020, a Peugeot le ha quedado un SUV de lo más resultón, de esos que es difícil encontrar a quien no le guste. Y ya sabemos que para muchos usuarios, la compra de un vehículo, sobre todo en ciertos niveles ya de precio, tiene un importante componente emocional.

Particularmente el 3008 me parece muy atractivo, en especial las versiones GT, con toques distintivos tanto en la carrocería como en el interior -asientos, tapicerías, alfombrillas, molduras, etc– que aportan un aspecto deportivo y a la vez lujoso, y con  materiales que transmiten sensación de mucha calidad.

Peugeot 3008 Hybrid 38

Siempre me he mostrado crítico con el i-cockpit de Peugeot, recomendando probar un coche con este diseño del puesto de conducción antes de comprarlo, pues no se adapta a cualquier conductor. Pero en el caso del 3008 es en el modelo de Peugeot en el que más me gusta este formato de volante muy pequeño con la instrumentación por encima.

Aquí, al ir sentado muy alto, no tengo problemas para encontrar una posición de conducción en la que el volante no me deje ver la instrumentación al completo. Y no hace falta que pasen muchos kilómetros para encontrarte muy cómodo manejando un volante tan pequeño. Me gusta la pantalla del sistema multimedia en posición elevada, en la misma horizontal que la instrumentación. Y también la hilera de botones bajo la salida de ventilación central, con un diseño muy llamativo, y que permite acceder a las funciones principales -climatizador, teléfono, música, menú principal- sin navegar por la pantalla táctil.

Peugeot 3008 Hybrid 12

Como puntos mejorables en el interior, las plazas traseras no son muy amplias, algo que no se puede mejorar con la posibilidad de deslizar longitudinalmente la banqueta, que sí ofrecen algunos de sus rivales. Y el maletero, con una gran capacidad -hasta 520 litros– en la versiones con motor de combustión, se queda en menos de 400 litros en los PHEV, que llevan la batería instalada bajo el piso. No es de los más grandes, pero puede ser suficiente; además, tiene formas muy regulares, y queda un hueco por debajo del piso para llevar los cables de carga.

5.- Un SUV que se conduce como un turismo compacto

Otros puntos fuertes del Peugeot 3008 son la facilidad con la que se conduce y el tacto que ofrece al volante, con un magnífico equilibrio entre confort y agilidad, que hace que su comportamiento dinámico se asemeje mucho a las reacciones de un coche con menor altura y en el que vas sentado más bajo.

La clave es una suspensión más bien firme que controla los movimientos de la carrocería pero que abosrbe muy bien los baches, con una monta de neumáticos bastante lógica (225/55 en llanta de 18 pulgadas) y una dirección rápida que también ayuda a que maniobrar sea muy sencillo. Además, está bien aislado, tanto del aire como del ruido mecánico.

Peugeot 3008 Hybrid 30

El conductor puede elegir entre los modos de conducción habituales en este tipo de coches: eléctrico, híbrido o Sport. En el caso del Hybrid4 hay un modo adicional, 4WD. La palanca de tipo “joystick” del selector de marchas en la consola central permite cambiar fácilmente entre los modos “D” y “B”, que proporciona mayor retención cuando se circula en modo eléctrico; desde las levas del volante se puede cambiar de marcha al circular en modo híbrido. Puestos a pedir, no estaría de más que en modo eléctrico pudiéramos seleccionar el nivel de retención en varias fases desde las levas.

Lo único que requiere un período de adaptación mayor es el tacto de los frenos, con una fase inicial al pisar el pedal en el que la deceleración viene provocada por el sistema de recuperación de energía, y parece que falta mordiente. Pero te acostumbras enseguida a distinguir el punto en el que entran en acción los frenos hidráulicos.

Peugeot 3008 Hybrid 24

En cuanto a las prestaciones, los 225 km/h de punta y los 8,7 segundos que necesita el 3008 Hybrid para pasar de 0 a 100 km/h no son los únicos datos que justifican el que no sea necesario mirar hacia el Hybrid4 y sus 300 CV. Al conducirlos, el 3008 PHEV más potente y con tracción 4×4 no ofrece las sensaciones de un coche que anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos. Y el 4×2 ya ofrece un agrado de utilización y una respuesta al acelerador notable como para no echar en falta más prestaciones.

Galería de imágenes Peugeot 3008 Hybrid

 

 


Deja un comentario