Toyota Rav4 Plug-in: el SUV híbrido enchufable japonés en 7 claves

Toyota Rav4 Plug-in: el SUV híbrido enchufable japonés en 7 claves

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    15 febrero 2022     11 minutos

El Toyota Rav4 PHEV es uno de los SUV híbridos enchufables más recomendables para quien valore especialmente la autonomía en modo eléctrico y un bajo consumo sin renunciar al confort o a unas elevadas prestaciones.

 

Ya nos convenció apuntando maneras en la breve toma de contacto que realizamos durante la presentación internacional. Pero el Toyota Rav4 PHEV es de esos coches que te onquista con el paso de los kilómetros y a medida que lo utilizas en el día a día.
Así lo ha hecho durante la semana en la que hemos podido convivir con el SUV híbrido enchufable de Toyota, utilizándolo en todo tipo de escenarios: como coche familiar para viajar un fin de semana, como vehículo para ir a trabajar, para actividades de ocio…

Estamos, sin duda, ante un SUV muy completo. Destaca ante sus principales rivales por el número de kilómetros “reales” que es capaz de realizar en modo eléctrico, por un consumo muy bajo con unas prestaciones casi de coche deportivo y por un confort de marcha y un agrado de uso que se merece un notable alto. Pero vamos a analizarlo más a fondo, y lo haremos en 7 claves.

1.- Los precios y descuentos del Toyota Rav4 PHEV

El Rav4 Plug-in se ofrece en una única versión mecánica con un sistema de propulsión que combina un motor de gasolina de 4 cilindros y 2,5 litros con dos motores eléctricos, uno en el eje delantero y otro en el trasero, por lo que cuenta con tracción a las cuatro ruedas. La potencia de sistema es de 306 CV, y la batería ofrece una capacidad bruta de 18,1 kW, lo que permite anunciar una autonomía homologada en modo eléctrico de hasta 75 km. Por lo tanto, cuenta con el distintivo CERO emisiones de la DGT.

Los precios oficiales, aplicados los 3.000 euros de descuento sobre el precio de tarifa que ofrece la marca, son los siguientes:

  • Rav4 PHEV Advance: 46.950 euros
  • Rav4 PHEV Style Plus: 56.000 euros

La versión de acceso se puede acoger a las ayudas a la compra del Plan Moves III, con un máximo de hasta 5.000 euros entregando un coche para achatarrar.

2.- Elegir equipamiento: ¿Advance o Style Plus?

No suele ser normal que la diferencia de precio entre las dos versiones de acabado de un mismo coche sea tan alta como en el caso del Rav4 PHEV, en el que pasar del Advance al Style Plus supone un desembolso de 9.050 euros. A diferencia de la gama Rav4 Híbrida auto-recargable, en la que existen hasta cinco variantes de acabado y un escalonamiento más cerrado en precio, en la versión enchufable sólo hay dos posibilidades.

Salvo que vayas muy sobrado de presupuesto, mi recomendación sería elegir la variante de entrada, que de por sí ya tiene un equipamiento completísimo. No es que el Rav4 PHEV Style Plus no justifique lo que cuesta de más con el equipamiento extra respecto al Advance, pero muchas de las cosas que añade serían prescindibles.

Toyota Rav 4 Phev 17

Entre lo que más valoro del equipamiento adicional del Style Plus me quedo con el sistema multimedia Touch 2 con pantalla de 9” en vez de 8”, el portón trasero manos libres, el cargador inalámbrico para el smartphone, los sensores de aparcamiento con función de frenado automático y el detector de ángulo muerto.

Otros elementos más o menos prescindibles que lleva esta versión son el navegador (visto lo bien que funcionan las apps externas o el propio Google Maps en el teléfono móvil utilizando la integración con Android Auto o Apple CarPlay), la instrumentación HUD proyectada en el parabrisas, el techo solar o el equipo de sonido JBL.

3. Los rivales del Toyota Rav4 PHEV

Actualmente hay muchas altermativas al Toyota Rav4 híbrido enchufable, si buscamos un SUV de este tamaño con tecnología híbrida enchufable. El abanico se abre o se cierra en función de la potencia o el precio. Nuestra selección sería la siguiente:

  • Ford Kuga PHEV: el elegido entre los que se quedan en torno a los 225 CV, menos que el Rav4, pero aun así, con un nivel de prestaciones más que suficiente. En el caso del Kuga una de las ventajas es el precio: está disponible desde unos 38.000 euros con acabado Titanium, y desde cerca de 41.000 con el acabado ST-Line X. Anuncia 56 km de autonomía en modo eléctrico, y como el Rav4, destaca por un consumo muy bajo en cualquier circunstancia. Es siempre 4×2.
  • Hyundai Tucson PHEV: también más barato que el Rav4, el Tucson PHEV está disponible desde 40.890 euros, con una potencia de sistema de 265 CV y una autonomía en modo eléctrico de 62 km. Destaca por una magnífica relación entre precio, prestaciones y equipamiento, además de por un gran confort de marcha.
  • Peugeot 3008 Hybrid: el modelo más vendido de la categoría. Disponible en dos versiones, con 225 CV desde 38.800 euros, y con 300 CV desde 44.900 euros, este último con tracción total. La autonomía en modo eléctrico es de 56 o de 59 km, según la versión. Frente a sus rivales, es el menos indicado para una utilización familiar, al contar con menor maletero y menos espacio en las plazas traseras. A cambio, es un coche muy ágil y manejable, con una conducción muy similar a la de un turismo.

Otras posibles alternativas serían el Citroën C5 Aircross PHEV, el DS 7 Crossback E-Tense, el Jeep Compass 4xe o el Opel Grandland PHEV.

4.- Batería y recarga del Rav4 Plug-In

La batería del Toyota Rav4 PHEV está situada en la parte inferior del coche, y es la responsable -si sumamos la correspondiente estructura de protección– en gran medida de que el Plug-in pese unos 260 kg más que la versión no enchufable. Tiene una capacidad bruta de 18,1 kWh.

Cuenta con refrigeración líquida, y admite recarga con una potencia máxima de 6,6 kilovatios, únicamente con corriente alterna, como suele ser habitual en los coches híbridos enchufables. Sin necesidad de realizar ningún tipo de instalación, se puede recargar el Rav4 PHEV en el domicilio particular utilizando un enchufe doméstico con 230 voltios y 10 amperios.

Convenio Toyota Y Endesa

La carga completa de la batería en esta situación lleva entre 7 y 8 horas, por lo que puedes recargar cómodamente por la noche. Ten en cuenta que normalmente tampoco es necesario cargar al 100%. Durante el uso que hice del coche recargué en casa sin problemas, tanto cargas parciales como una carga total. Con una instalación de 32 amperios y un Wallbox, aunque la potencia sea de 7,4 kW, el máximo que admite son 6,6 kW, suficiente para reducir el tiempo de carga a 2,5 horas.

5. Los modos de conducción del Toyota Rav4 PHEV

El Rav4 PHEV cuenta con distintos modos de conducción, aunque lo normal es que utilicemos sólo dos: el modo eléctrico y el híbrido. El primero siempre se activa al arrancar, y se mantiene mientras la batería tenga carga o hasta que seleccionamos el modo híbrido en el selector junto a la palanca de cambios.

En modo eléctrico el Rav4 PHEV se mueve con mucha soltura, tanto si se trata de recorridos urbanos como en vías de circunvalación o incluso tramos de autopista. Las levas en el volante hacen que la conducción sea muy cómoda, eligiendo entre tres niveles de retención, lo que reduce la necesidad de recurrir al pedal del freno para adaptar la velocidad al ritmo del tráfico. Se puede circular sin que se active el motor de combustión hasta una velocidad de 135 km/h.

Toyota Rav 4 Phev 16

Cuando el nivel de la batería desciende por debajo de un mínimo establecido, o si se pulsa el botón correspondiente, entra en acción el modo híbrido, en el que se combina el funcionamiento de los motores eléctricos y el de combustión, si bien se prioriza el uso de la energía eléctrica mientras que la batería mantiene carga.

Otros dos modos adicionales, poco prácticos para el día a día, permiten mantener la carga de la batería para “tirar” de gasolina y reservarla de cara a una utilización posterior, o un modo que permite recuperar carga durante la marcha utilizando el propio motor de combustión.

Aparte de los modos del sistema de propulsión, el Rav4 PHEV permite elegir entre cuatro programas de conducción: Eco, Normal, Sport y Trail. Independientemente del modo de propulsión elegido, en estos programas se modifica el funcionamineto de la climatización, la asistencia de la dirección, la respuesta al acelerador y la gestión de la tracción total. Y se nota claramente la diferencia, sobre todo entre los modos Eco y Sport.

6. Conduciendo el Rav4 PHEV: bajo consumo y mucho confort

En función del modo de propulsión y del programa de conducción elegido, el Rav4 puede ser un SUV que bien podría pasar por un coche cien por cien eléctrico… o todo un deportivo, con una increíble capacidad de aceleración.

He realizado distintos recorridos para comprobar la autonomía real en modo eléctrico, con unos resultados muy buenos: sin preocuparme por la eficiencia, con el climatizador activado y el modo normal, siempre he superado los 65 km, con un mix en torno a un 25% de recorrido urbano y el resto autovía o vías de circunvalación. En modo eco y puestos a buscar la máxima autonomía eléctrica he llegado a superar la autonomía homologada, pero con una conducción muy pendiente del acelerador.

 

Toyota Rav 4 Phev 9

Con la batería a tope, activando el modo híbrido nada más iniciar la marcha es posible recorrer alrededor de 200 km con un consumo medio muy bajo, en torno a los 3 l/100 km, hasta que la batería se agota por completo y la autonomía en modo eléctrico se queda en cero. Lo sorprendente es que a partir de aquí, o si sales de casa con la batería ya descargada, es posible moverte con consumos en torno a 7,5 l/100 km. Una cifra magnífica para un coche de este tamaño y peso… y con este nivel de prestaciones, y muy cercana incluso a la del Rav4 híbrido auto-recargable.

A pesar de la considerable diferencia de peso, que el Rav4 PHEV compensa de sobra con su mayor potencia y empuje cuando se trata de hablar de prestaciones, el tacto al volante de la versión híbrida enchufable no es muy diferente de la del Rav4 Hybrid en una conducción normal en lo que se refiere a comportamiento dinámico.

 

Toyota Rav 4 Phev 15

A su favor cabe mencionar un mejor aislamiento acústico, que redunda en un confort de marcha superior; también porque el motor de gasolina tiene mucho más apoyo de los motores eléctricos, y trabaja siempre más desahogado. En contra, se notan más las sacudidas de la carrocería al pasar por resaltes o reductores de velocidad. Y el peso sí que sale a relucir cuando la carretera deja de ser recta y quieres mantener un buen ritmo, aunque Toyota ha optado por un ajuste de los sistemas electrónicos de ayuda a la conducción que cortan de inmediato cualquier atisbo de alegría por parte del conductor.

7. Una duda razonable: ¿Rav4 híbrido o híbrido enchufable?

Al contar Toyota en la gama Rav4 con dos versiones híbridas, una auto-recargable y otra enchufable, la comparación es obligada. Y la verdad es que, salvo para los que valoren especialmente la experiencia de conducción eléctrica en el día a día o las ventajas de la etiqueta CERO del PHEV frente a las que ofrece la etiqueta ECO del Rav4 Híbrido, sobre el papel la versión Plug-In lo tiene difícil.

Los 11.000 euros de diferencia en el precio de tarifa de las versiones Advance podrían eliminar de un plumazo cualquier cuenta adicional para evaluar una posible amortización del híbrido enchufable. Pero la cuenta no estaría del todo bien hecha.

Toyota Rav 4 Phev 22

Para ser justos, hay que decir que el Rav4 PHEV es siempre 4×4, y el Rav4 Hybrid de acceso es tracción 4×2. Ojo, que con sus 218 CV y la tracción a un eje no te hace falta mucho más. Pero si elegimos el Hybrid 4×4, con 222 CV, el precio sube 2.000 euros, lo que reduce la diferencia con el híbrido enchufable a 9.000 euros.

Sigue siendo una cifra muy elevada, pero ahora viene la clave: si te beneficias del Plan MOVES III, en el caso más favorable esta diferencia se reduce a 4.000 euros. Y entonces sí que puede merecer la pena, porque te llevas un coche que puedes usar a diario como un eléctrico sin consumir gasolina, con 84 CV y unas prestaciones mejores. Renuncias a 60 litros de capacidad de maletero, aunque el Rav4 PHEV, con 520 litros, no va mal servido en este apartado.

Galería de imágenes Toyota Rav4 PHEV


Deja un comentario