A Prueba SEAT León 1.5 TSI 150 CV Xcellence: el equilibrio hecho compacto

A Prueba SEAT León 1.5 TSI 150 CV Xcellence: el equilibrio hecho compacto

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    28 febrero 2021     7 minutos

En esta ocasión nos ponemos a los mandos del SEAT León 1.5 TSI de 150 CV con el acabado Xcellence para saber si es el compacto más equilibrado del mercado.

El mercado se encuentra sumamente masificado, por lo que resulta difícil encontrar un coche equilibrado en todos los sentidos y dispuesto a ofrecernos un poco de todo en uno. El SEAT León es un vehículo que siempre ha tenido una buena acogida gracias a su relación calidad-precio, la cual con el tiempo se ha ido puliendo hasta su cuarta generación, que presume de aunar tecnología, modernidad y seguridad como nunca antes, lo que le permite seguir adjudicarse el grado de compacto contemporáneo más equilibrado.

Para comprobar la veracidad de dicha fama, hemos decidido ponernos a los mandos del SEAT León 1.5 TSI de 150 CV con cambio manual y acabado Xcellence. Con esta premisa, vamos a deshacer todos los entresijos del compacto español y descubrir si realmente es la opción a escoger si buscamos un todo en uno.

Un diseño moderno y fresco

En lo que a diseño se refiere, nos encontramos con una cuarta entrega del León más fresca y moderna. Y es que aunque la anterior generación aguantó muy bien el paso del tiempo, el nuevo SEAT León se ha encargado de hacerlo lucir algo anticuado de la mano de una estética más agresiva, imponente y elegante; aunque ya sabemos que para gustos, colores.

Prueba Seat Leon 1 5 Tsi Xcellence 1

El acabado Xcellence de la unidad de pruebas se encarga de sacar a relucir el lado más refinado del compacto español. Esto lo apreciamos por medio del frontal, donde se asienta una imponente parrilla con detalles cromados, una defensa más sutil que la que presenta con el acabado FR y un lateral que presume de unas llantas de 18 pulgadas.

Prueba Seat Leon 1 5 Tsi Xcellence 3

La zaga despunta con una nueva firma lumínica con un tira LED que recorre todo el portón para culminar en unos estilizados pilotos. También destaca la nueva tipografía para la palabra «León» -aunque no lleva acento, desconocemos el motivo- y una defensa en la que afortunadamente no hay salidas de escape simuladas. Bravo, SEAT.

Un habitáculo bien rematado, tecnológico pero demasiado minimalsita

El SEAT León de cuarta generación no solo ha cambiado en el exterior, sino también en el interior. Aquí nos encontramos con una completa renovación del habitáculo gobernada por los últimos cánones de diseño del Grupo Volkswagen; porque sí, hay muchas similitudes con su primo hermano alemán, el Volkswagen Golf.

Lo primero que llama la atención es un volante achatado por la parte baja de agradable tacto y con botonera en ambos extremos. Detrás de este se asienta el archiconocido Digial Cockpit, un cuadro de mandos completamente digital y configurable a gusto del conductor que se representa por medio de una pantalla de 10,25 pulgadas. Esta se complementa con una pantalla flotante que en opción puede ser de hasta 10 pulgadas.

Prueba Seat Leon 1 5 Tsi Xcellence 5

Esta rehusa de cualquier botón físico, integrando hasta las funciones del sistema de climatización. A nivel visual queda muy bonito, pero en lo que a funcionalidad se refiere resulta bastante incómodo. Ahora, delante de la propia pantalla se ha instalado un mando sin respuesta áptica ideado para subir o bajar la temperatura de la climatización y el volumen de la radio. ¿El problema? Que cuando se hace de noche no se ilumina, y si de día ya resulta molesto de utilizar sin luz aún más. También se ha prescindido del botón físico de accesos que sí presenta el Volkswagen Golf, lo que hace más complejo acceder a diferentes submenús en el SEAT León.

Pero no todo es negativo. El compacto español hace gala de unos buenos acabados, ofreciendo un salpicadero muy agradable al tacto gracias a un plástico blando; una parte central rematada en símil de madera y una zona inferior de plástico duro pero que transmite una buena sensación de empaque.

Prueba Seat Leon 1 5 Tsi Xcellence 6

También alabar las plazas posteriores, donde dos adultos de estatura media podrán viajar sin ningún problema con espacio suficiente tanto para la cabeza como para las piernas. La plaza central, como es habitual, queda algo reducida y su uso queda reservado para momentos concretos o para niños. Por otra parte el maletero, que en esta generación del León ofrece 380 litros, una cifra más que suficiente y que se complementa con unas formas regulares que ayudan a transportar los bártulos de cuatro pasajeros.

El dinamismo por bandera

Pero ¿qué ocurre cuando nos ponemos a los mandos del nuevo SEAT León 2020? Antes de entrar en materia permitidme que os presente a su motor, el archiconocido 1.5 TSI de cuatro cilindros. Dicho propulsor desarrolla 150 CV y entre las 5.000 y 6.000 rpm y 250 Nm de par que llegan entre las 1.500 y 3.500 revoluciones.

En esta ocasión dichas cifras se gestionaban por medio de una caja de cambios manual de seis relaciones de agradable tacto y desarrollos más bien largos. Este motor es un viejo conocido, y destaca por ofrecer la potencia de manera muy lineal sin grandes picos, padeciendo una zona baja algo vacía al dejarlo caer de las 2.000 vueltas.

Prueba Seat Leon 1 5 Tsi Xcellence 16

Es un motor con prestaciones más que suficientes para desplazarnos por cualquier entorno, y se complementa con una buena puesta a punto. En ciudad, el SEAT León es un buen aliado gracias a unas dimensiones contenidas y a las diferentes ayudas a la conducción que equipa, como el avisador de ángulo muerto que te avisa de la presencia de otro vehículo por medio de una luz que recorre la puerta.

La suspensión resulta algo más dura y seca que la que presenta el Volkswagen Golf, y las llantas de 18 pulgadas que equipa con el acabado Xcellence no ayudan demasiado; pero, pese a ser algo más duro que otros modelos de la competencia, no resulta incómodo. Además, el motor es más que suficiente siempre y cuando no dejemos caer demasiado las revoluciones del mismo. En el mundo urbano es fácil que el consumo medio ascienda hasta los 8,2 litros a los 100 aproximadamente.

En autopista el León presume de la plataforma MQB-A0, la cual lo confiere con un comportamiento más propio de un segmento D que de un segmento C. El confort es notable siempre y cuando no nos topemos con baches o rotos muy pronunciados, y la sensación de aplomo también es considerable, por lo que realizar viajes largos a los lomos del compacto español es más que factible. Aquí resulta sencillo registrar una media de consumo de 6,2 litros a los 100, no mucho más de los que homologa la variante eTSI.

En lo que a dinámica pura se refiere, nos encontramos con un coche con un paso por curva más afinado que el del Volkswagen Golf. Esto se debe, en parte, a la puesta a punto de su chasis y al tarado de su suspensión. Con esta premisa, el SEAT León resulta un vehículo divertido en cierta medida, que se complementa con una dirección precisa, rápida pero con poca comunicación, mal endémico del coche moderno. Cierto es que el 1.5 TSI de 150 CV no es el mejor aliado para llevar a cabo una conducción deportiva, pero el conjunto deja entrever mucho potencial para los CUPRA León, modelo del que todas sus versiones toman al SEAT León como punto de partida.

Conclusión

La eterna duda siempre ha sido si el Volkswagen Golf o el SEAT León; cuál comprar y por cuál decantarse. Lo cierto es que esta decisión depende de diversos factores, pero sobre todo de nuestro gusto personal. El León se siente algo más deportivo y duro que el alemán, ofrecer unas calidades similares -e incluso mejores en ciertos puntos- pero su minimalismo le juega una mala pasada.

Prueba Seat Leon 1 5 Tsi Xcellence 18

Con todo esto, nos encontramos con un precio partida para el SEAT León 1.5 TSI con acabado Xcellence de 25.150 euros, una cifra bastante razonable comparándolo con la competencia y teniendo en cuenta que sí, el León es uno de los compactos más equilibrados del mercado al aunar confort, dinamismo y tecnología de la mano de una relación calidad-precio difícil de superar.


Deja un comentario