SEAT Toledo 1.6 TDI 105 CV, Prueba (Motor, prestaciones y consumos)

SEAT Toledo 1.6 TDI 105 CV, Prueba (Motor, prestaciones y consumos)

Escrito por: Chema    14 abril 2013     5 minutos

Esta semana en Highmotor nos hemos puesto al volante de la cuarta generación del SEAT Toledo, una berlina que tras encontrarse en el olvido durante los últimos años vuelve para quedarse gracias a su buena calidad/precio. En esta ocasión probamos el 1.6 TDI de 105 CV con caja de cambios manual y acabado Reference.

El SEAT Toledo comparte tanto plataforma como gran parte del diseño con el Skoda Rapid, por lo que las impresiones tomadas durante esta primera parte de la prueba son aplicables a ambos modelos. Para dar comienzo hablaremos sobre su mecánica, su compartamiento y los consumos obtenidos durante algo más de 700 km.

MOTOR Y PRESTACIONES

SEAT Toledo (66)

Bajo el capó, el SEAT Toledo cuenta con un motor diésel de 1,6 litros de cilindrada capaz de ofrecer al eje delantero 105 CV de potencia y 250 Nm de par motor. El propulsor, colocado en posición transversal, va unido a una caja de cambios manual de cinco velocidades con desarrollos muy largos. Este es el único motor diesel disponible para la gama del Seat Toledo, aunque se espera la llegada de la versión diesel de 90 CV, derivado también del 1.6 TDI.

Con la ficha técnica en la mano, los más de 1.300 kg pueden parecer excesivos para un pequeño motor de 105 CV diésel, pero estaba equivocado. El 0 a 100 km/h lo completa de 10,6 segundos y es capaz de superar una velocidad máxima de 190 km/h, pero lo importante no son los datos si no las sensaciones que produce el vehículo.

Si nos encontramos por encima de las 1.700 rpm, pisar el acelerador a tope provocará que ganemos velocidad rapidamente en cualquiera de las cinco marchas del Toledo. En todo momento hay aceleración suficiente para realizar adelantamientos con seguridad sin quedarnos sin fuerza. Da igual la velocidad a la que vayamos, sus prestaciones son más que razonables. El principal problema del motor es cuando nos encontramos por debajo de dichas rpm. En ese caso, por mucho que lo intentemos el vehículo no ganará apenas velocidad.

SEAT Toledo (33)

El funcionamiento de la caja de cambios es uno de los puntos fuertes de este SEAT. Los cambios se pueden hacer de manera rápida gracias al buen escalonamiento entre las diferentes marchas. El embrague, aunque duro, no acaba cansando en los atascos o en la ciudad.

El motor 1.6 TDI es algo ruidoso. No tiene el refinamiento y suavidad del 2.0 TDI. Respecto a este último, nuestro protagonista es algo más brusco a la hora de entrar el turbocompresor de geometría variable. Si lo queremos, también puede ser un vehículo suave, pero para ello tendremos que tener cuidado a la hora de solicitar potencia.

COMPORTAMIENTO

SEAT Toledo (25)

De serie, el SEAT Toledo viene con una suspensión orientada al confort. Esta destaca por su buena puesta a punto ya que evita un excesivo balanceo en las curvas sin renunciar a filtrar de manera correcta los baches. Ello unido a unos neumáticos Dunlop con medidas 215/40 R17, el Toledo ofrece un gran agarre para la clase de vehículo que es. La mayor pega de las llantas de aleación ligera de 17 pulgadas (opcionales) es que en los badenes, hace notar el bajo perfil de los neumáticos, llegando a ser incómodo. Sin haberlas provado, recomiendo decantarse por las llantas de 16 pulgadas (tienen un mayor perfil).

La dirección también se encuentra como uno de los puntos fuertes de la berlina. No es ni dura ni blanda, además, transmite lo que ocurre en cada momento en la carretera. El volante cuenta con 2,7 topes de un extremo a otro.

La capacidad de frenada no he tenido la oportunidad de medirla, pero me ha dado la sensación de que podría mejorarse para situaciones de emergencia, aunque en condiciones normales los cuatro discos son más que suficientes para detener el vehículo (es recomendable, equipar los discos de freno traseros que son opcionales -51 euros-).

En curvas cerradas, he llegado a perder el control del vehículo durante un instante debido al pesado morro, pero rapidamente, el ESP entra en funcionamiento y coloca el vehículo en la trazada. A alta velocidad el coche se mantiene estable y es en las autopistas/autovías donde mejor se siente tanto el motor como el vehículo a nivel general.

En autovía, la insonorización del vehículo está acorde al precio. Permite poner la radio con un volumen bajo y mantener una conversación sin problema alguno. Con los altovoces apagados, el ruido aerodinámico se encuentra patente, pero no llega a ser del todo molesto.

CONSUMO

SEAT Toledo (70)

Con el SEAT Toledo 1.6 TDI 105 CV acercarse a los consumos que homologa es prácticamente imposible. En autovía, SEAT afirma que únicamente necesita 3,7 litros para recorrer 100 km, pero según nuestras mediciones es necesario un litro más, es decir, consume 4,7 litros/100 km. Esta cifra se ha conseguido en una autovía con bajadas y subidas constantes con una velocidad media de 114 km/h.

En ciudad, conduciendo con suavidad y sin llegar a utilizar en gran medida la máxima capacidad de aceleración del motor, el consumo medio urbano puede estimarse en 6,5 Litros/100 km. Durante la prueba, esta cifra la he conseguido reducir drasticamente hasta llegar a los 5,8 litros/100 km, para ello ha sido necesario realizar una conducción extremandamente eficiente.

Durante los más de 700 km que he podido conducir el Toledo, el consumo medio que marcaba el ordenador de abordo era de 5,9 litros/100 km. Me parece un dato realmente bueno teniendo en cuenta que he estado utilizando toda la potencia del motor por un lado mientras que por el otro, en carretera he querido reducir al máximo el consumo de carburante. El indicador de cambio de marcha ayuda a reducir el consumo. No cuenta con Star&Stop.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.