Prueba Subaru XV 2.0 Boxer 156 CV Lineartronic: No es un SUV, es algo más

Prueba Subaru XV 2.0 Boxer 156 CV Lineartronic: No es un SUV, es algo más

Escrito por: Diego G. Moreira    18 abril 2018     5 Comentarios     11 minutos

Subaru ha lanzado al mercado la nueva generación del XV 2018, un modelo que gracias a su tracción total permanente simétrica es un verdadero todoterreno.

A finales del año pasado se lanzó al mercado el nuevo Subaru XV 2018, un modelo que además de importantes cambios de diseño también traía como novedad la desaparición del motor diesel en la gama, estando sólo disponibles dos motorizaciones: 1.6 boxer de 114 CV y 2.0 boxer de 156 CV (eso sí, la primera de ellas estará disponible con GLP). Nosotros nos hemos puesto al volante de este 4×4 de verdad -gracias a su tracción permanente simétrica-, en su versión gasolina con bloque 2.0 Boxer de 156 CV y caja de cambios automática Lineartronic.

Diseño exterior

La renovación del Subaru XV se nota en todos los aspectos. En el exterior, el nuevo frontal es más deportivo y marcado, destacando la parrilla de nueva creación o los faros, de LED para todas las funciones de iluminación, adaptativos (SRH) y con conexión de largas automática, los cuales ofrecen una iluminación sobresaliente en cualquier circunstancia. También es es de nueva creación la defensa delantera, más afilada y en contraste con el color de la carrocería recordándonos que estamos ante un todoterreno.

Lateralmente los cambios son menores, con los pasos de rueda marcados en color negro y las nuevas llantas de 18 pulgadas. Mientras que en la parte trasera sí que se nota el cambio de generación con respecto al modelo anterior (lanzado al mercado en 2012) puesto que los faros se han rediseñado en posición horizontal para aportar una mayor sensación de anchura, usando además la tecnología LED.

Diseño interior

Sin lugar a dudas el mayor cambio del nuevo XV está en su interior, las líneas maestras continúan -con la doble pantalla central o el puesto de conducción ligeramente más bajo que en otros modelos- pero con nuevos materiales de gran calidad. Destaca el salpicadero casi en la totalidad acabado en materiales blandos al tacto o cuero con puntadas naranjas que le aportan un toque deportivo. Los plásticos cuentan con un buen ajuste, destacando por ejemplo la calidad de terminación de las puertas.

En la parte superior del salpicadero está la pantalla de información del vehículo (a color) que muestra datos de la tracción, temperatura de aceite y agua, ordenador de abordo, información multimedia o sobre el sistema de seguridad EyeSight. Justo debajo está una enorme pantalla táctil (de 8 pulgadas) desde la que se puede controlar todo el sistema multimedia. La instrumentación pese a que es sencilla, también es a color y dispone de todo tipo de información sobre el ordenador de abordo.

Pese a que por fuera pueda parecer un coche compacto, la sensación interior es de espacio. La nueva plataforma también ha ganado más espacio en las plazas traseras y la sensación de espacio se nota en su interior. La postura de conducción es bastante elevada, quedando el salpicadero en una posición ligeramente baja, los asientos son cómodos pero necesitan mejorar la sujeción lateral (el del conductor tiene ajuste eléctrico).

Atrás sorprende por espacio para piernas y para cabeza, más propio de una berlina que de un todoterreno. Los asientos son confortables pero de les falta algo más de sujeción, son demasiado planos y en zona de curvas se nota. La plaza central es algo más incómoda al tener el tren central elevado, pero aún así, tres adultos pueden viajar sin mucha complicación en las plazas traseras, mientras que dos lo harán de forma totalmente cómoda.

En el apartado de huecos, de nuevo destaca por los diferentes lugares dispuestos por todo el coche para dejar nuestros objetos personales o botellas de agua. En cada puerta se puede depositar una botella de agua de medio litro, siendo especialmente grandes las guanteras de las puertas. En el tren central dispone de varios huecos posavasos y de otro hueco más en la zona central donde dejar un teléfono, por ejemplo. Completando a todo lo anterior está el enorme cofre central y la guantera, incluso tiene varias tomas USB o de 12V para cargar nuestros smartphone.

El maletero tiene una capacidad de 385 litros, ligeramente elevado pero muy práctico al tener una buena boca de carga y si es necesario se pueden abatir los asientos traseros quedando planos a la altura del maletero.

Motor y prestaciones

La gama de motores del Subaru XV está formada por dos bloques gasolina (no habrá diesel): 1.6 Boxer 114 CV y 2.0 Boxer 156 CV, ambos con caja automática Lineartronic. Es un verdadero placer abrir el capó de este Subaru XV y encontrarse un propulsor Boxer de dos litros y cuatro cilindros, sin turbo, sin reducir cilindrada, sin componentes ajustados a la mínima, un motor en definitiva a la vieja usanza con cadena de distribución, y que cumple con la normativa Euro 6c de emisiones.

Este 2.0 es muy progresivo y suave, se trata de un motor atmosférico que entrega la potencia en la parte alta del cuentavueltas, siendo perezoso a bajas vueltas pero derrochando suavidad, pese a que la caja de cambios de tipo CVT le resta parte de suavidad al conjunto, no porque no sea confortable cambiando de marchas sino porque a la mínima que pisamos el acelerador la caja sube de vueltas al bloque para sacar todo su potencial. Si realizamos una conducción tranquila, se nota la suavidad y la respuesta es más que suficiente en cualquier circunstancia, eso sí, en autovía si tenemos que afrontar subidas prolongadas el régimen tiene que subir por encima de las 3.000 r.p.m. sino se queda sin fuerza, dando su par máximo de 196 Nm a 4.000 r.p.m.

Por lo demás es un motor más que suficiente para el día a día, con cierto carácter sobretodo al iniciar la marcha, y con buena respuesta cuando pasamos de las 3.000 r.p.m. La caja Lineartronic carece de marchas físicas, precisamente por esto es extremadamente suave en los cambios, incluso dispone de un modo secuencial con levas con siete relaciones imitando una caja convencional.

Comportamiento

Lo primero que destaca en el comportamiento del Subaru XV es su sistema de tracción, no es un SUV que tiene la tracción conectable, en el caso del XV la tracción a las cuatro ruedas es permanente, siempre empujan las cuatro y el par que se envía a las ruedas va variando según las condiciones de adherencia. Esto es algo que además de aportar una buena respuesta fuera del asfalto, también se nota en el día a día en carretera, destacando por ejemplo el noble y ágil paso por curva de este Subaru.

En autovía o carretera es un coche muy cómodo, con un rodar suave (que sólo se ve empañado por el mejorable ruido aerodinámico) y con una estabilidad sobresaliente, ya que a la tracción total simétrica hay que sumar el bloque motor de tipo Boxer con un centro de gravedad más bajo que en otros modelos.

¿Y fuera del asfalto? Durante las prueba hemos analizado el comportamiento del Subaru XV en terrenos complicados, tanto en barro como en nieve (pese a que nuestra unidad no equipa neumáticos M+S que serían un complemento ideal), quedando muy sorprendidos con la capacidad de tracción, puesto que muchos 4×4 que disponen de un sistema de tracción convencional son más lentos respondiendo a una pérdida de adherencia y eso marca la diferencia a la hora de circular por zonas complicadas.

En nieve por ejemplo, este XV se abre paso sin complicaciones puesto que en todo momento empujan las cuatro ruedas, repartiendo la fuerza entre las demás en caso de que una pierda adherencia, todo ello gestionado de forma automática (aunque se puede ver un gráfico como se está repartiendo la tracción en cada momento). En barro o zonas complicadas fuera del asfalto, a la tracción hay que sumar una generosa altura libre del suelo (similar a la que ofrecen muchos pick-up) teniendo como resultado unas habilidades off-road propias de un todoterreno.

Consumo

El consumo del Subaru XV ofrece cifras normales en un vehículo con motor gasolina atmosférico, puesto que en autovía en nuestro recorrido habitual la cifra de consumo medio fue de 7 litros a los 100 km. Cifra que se reduce ligeramente en carretera si además somos cuidadosos con el acelerador, llegando a optener consumos de 6,5 litros a los 100 km o llegando hasta los 7 litros a los 100 km dependiendo de las condiciones del tráfico y conducción. En ciudad la cifra sube hasta los 9,5 litros a los 100 km en nuestro recorrido habitual por Vigo.

Equipamiento

Dentro del equipamiento de serie, destaca el apartado de seguridad. Desde el acabado base Subaru dispone sin coste alguno del sistema EyeSight, que aglutina todo tipo de elementos de seguridad como el freno automático en caso de colisión, asistente de cambio involuntario de carril, aviso de avance del coche delantero, control de crucero adaptativo, entre otros, todo ello es posible gracias a las dos cámaras a color estereoscópicas con sensor de imágenes de semiconductores de metal (CMOS) que se encargan de vigilar en todo momento lo que ocurre fuera del vehículo. Además este sistema de seguridad ha sido desarrollado por la propia marca japonesa.

Sumado al EyeSight, de serie también incorpora siete airbags (incluido el airbag de rodilla), reposacabezas activos o el control de estabilidad, entre otros. Por todo ello, el Subaru XV ha obtenido las cinco estrellas en las pruebas de choque EuroNCAP con una puntuación del 94% en protección de adultos y 89% en protección infatil. El resto del equipamiento de serie está formado por las llantas de 17 pulgadas, sistema de sonido con pantalla táctil de 6,5 pulgadas y cuatro altavoces, aire acondicionado, entre otros elementos.

Sin embargo nuestra unidad con el acabado Executive Plus disponía del más completo equipamiento, destacando el techo solar, asientos de cuero con puntadas en color naranja, sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas y altavoces, faros delanteros y traseros LED, […]

El sistema multimedia tiene un funcionamiento muy intuitivo, aunque para usarlo como navegador tenemos que recurrir a nuestro smartphone gracias a la tecnología Apple Car Play o Android Auto. El sonido es correcto, aunque se echa en falta un mayor número de altavoces puesto que seis son insuficientes para un vehículo con este tipo de acabado.

Por otra parte, los faros delanteros LED para todas las funciones de iluminación nos han sorprendido gratamente, además se adaptan al giro del volante ofreciendo una iluminación sobresaliente.

Precios y opinión personal del Subaru XV

El precio de partida del XV es de 21.900 euros (con descuento promocional) para el acabado Sport con el motor gasolina 1.6 de 114 CV y caja de cambios automática, además de la tracción total permanente. Mientras que el motor 2.0 de 156 CV parte de los 26.200 euros hasta los 28.200 euros de nuestra unidad con el acabado tope de gama. Sin duda el precio es un punto a favor combinado con el nivel de equipamiento y la tracción total.

¿A quién recomiendo un Subaru XV? Para aquellos que quieran un verdadero 4×4 que no se quede en el aspecto exterior sino que responda fuera del asfalto, el XV es una alternativa a tener en cuenta, siendo además un modelo único en el mercado, puesto que no tiene rivales comparables por sistema de tracción total permanente y segmento. En nieve se mueve sin ningún tipo de dificultad, y si además va equipado unos neumáticos de invierno o M+S la respuesta es contundente en cualquier situación.

Pese a sus dimensiones contenidas es un coche amplio con espacio más que suficiente para cuatro adultos y un maletero correcto, destacando el salto de calidad en los acabados interiores. Quizás pueda asustar el hecho de que sólo está disponible con motores gasolina, aunque para aquellos que de verdad hagan muchos kilómetros la opción con GLP será más que suficiente con las ventajas de un gasolina, mientras que para el resto de conductores, el motor 2.0 Boxer de 156 CV es un buen bloque para el día a día gracias a su suavidad, eso sí, falta una versión más potente sobre este mismo bloque.

Fotos | Diego G. Moreira

5 comentarios

  1. Daniela dice:

    Qué tal el sistema x -mode? Permite subir cuestas heladas?
    Un saludo. Muy buena y completa prueba.

    • Hola Daniela, la verdad que el sistema X-Mode funciona a la perfección unido a la caja de cambios automática. Tiene una gestión mejor que otros sistemas de tracción, porque el X-Mode se combina con la respuesta inmediata de la tracción simétrica. En cuanto a la circulación por hielo o nieve, lo crucial son los neumáticos, pero con unos buenos neumáticos el agarre es muy bueno (de echo nuestra prueba se hizo con neumáticos de verano y aún así su capacidad de tracción fue realmente sorprendente). Un saludo

      • Daniela dice:

        Gracias Diego. Tengo una duda. ¿ Qúe capacidad de bloqueo de diferencial tiene el x-mode ?
        Voy a ir por caminos malos con algún obstáculo pero también hago muchos km por carretera por lo que un todoterreno tipo Land Cruiser o Montero no me compensa… pero necesito un todocamino capaz. Con una tracción que si se queda alguna rueda en el aire tenga capacidad de bloquear el diferencial y poder continuar… si se le va toda la fuerza a la rueda que esté en el aire es inútil, te quedas tirado por muy 4×4 que sea…

    • Buenas Daniela, el X-Mode simula un diferencial pero realmente no lo es, puesto que el sistema gestiona el reparto de par de forma electrónica. Aún así, la clave en el buen funcionamiento del sistema de tracción está en que normalmente ya cuenta con un reparto a las cuatro ruedas, que en caso de pérdidas de adherencia se reparte a las que tengan mayor agarre (evitando tiempos de activación). Tanto en las pruebas en pista 4×4 como en nieve ha sido de los todocaminos más satisfactorios sin llegar a tener problemas de quedar bloqueados por un mal reparto de la tracción en ningún momento (algo que sí es más fácil que ocurra en otros SUV). Por último te dejo un video de la propia Subaru con el funcionamiento del X-Mode (https://www.youtube.com/watch?v=U9UgYneLCUE). Un saludo

  2. Daniela dice:

    Gracias Diego muy amable. Con tu excelente y completísima prueba y tus aclaraciones ya lo tengo más claro. Para acabar, ¿el ángulo de ataque de 18 grados te dio algún problema en la prueba? Para hacer trialeras está claro que no vale pero por caminos malos no se si te dio problemas.
    Un beso.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.