Prueba Subaru XV Bifuel – Día 3: Clermont-Ferrand > Ginebra

Prueba Subaru XV Bifuel – Día 3: Clermont-Ferrand > Ginebra

Escrito por: Diego G. Moreira    5 abril 2013     5 minutos

Seguimos en ruta y seguimos con el Subaru XV Bifuel, es decir, un vehículo que permite circular usando gasolina o usando GLP (autogas). Nuestro Subaru XV es un 2.0 Boxer gasolina de 150 CV asociado a una caja de cambios automática LinearTronic.

Hemos hecho una ruta desde España a Ginebra para probar el Subaru XV y así poder contar cómo se comporta en todo tipo de terrenos, desde autovía hasta carreteras de montaña con nieve. En nuestro tercer día se acerca Ginebra y por lo tanto el ecuador del viaje, puesto que después habrá que regresar a España. La ruta de hoy es corta en kilómetros, pero de nuevo completa en cuanto a curiosidades y lugares que ver.

Día 3: Clermont-Ferrand > Ginebra

recorrido 33

No hay nada mejor para aprender un idioma que tener que practicarlo a la fuerza, cuando tienes necesidad de hablar para conseguir algo entonces aprendes mucho más del idioma. Algo así nos pasó nada más arrancar el día en Clermont-Ferrand. Esta ciudad está en pleno centro de Francia, cuenta con un tamaño considerable y cerca de 140.000 habitantes, lo más característico es el carácter industrial de la ciudad y también es conocida por la fábrica de Michelin.

Nada más arrancar nos dirigimos a un Auchan (Alcampo) con gasolinera y GLP para repostar, además el precio de 0,79 euros/litro, era muy bueno. Y en ese momento nos damos cuenta que no tenemos el adaptador francés (o mejor dicho europeo) para repostar autogas. El adaptador que se usa en España es prácticamente de uso exclusivo en la península, fuera de ella, cambia el sistema y se usa desde hace años otro tipo de adaptador.

CIMG4408

Con algo de suerte preguntamos en un concesionario Skoda y de ahí nos mandaron a una tienda de repuestos que consiguieron el adaptador, eso sí, a la segunda. Puesto que nada más comprarlo, lo probamos y perdía gas, entonces de vuelta la tienda, unos ajustes y al fin pudimos repostar y salir dirección Ginebra.

A la salida de Clermont, predominan los campos y grandes extensiones de tierra. En el medio de esos campos se puede ver algún que otro Chateaux, pero ya no tantos como en la zona de Burdeos. Para comer paramos en Vichy, conocida por sus manantiales de agua y sus centros termales.

En la ruta nos llama la atención el pueblo de Mâcon, pintoresco por su carácter medieval. Después toca ruta por autovía y volvemos a ver más campos. Eso sí, se nota que se van acercando los Alpes porque ya se ven zonas de monte con campos a sus pies, campos que con la temperatura que hacía estaban nevados.

CIMG4435

En mitad de una nacional francesa, nos encontramos con un auténtico museo de la automoción. Es una mezcla entre compra-venta, desguace y museo. Porque en esa casa había verdaderas joyas de la automoción para restaurar o incluso alguna restaurada.

Con las últimas luces del día llegamos a Nantua, un pueblo francés al lado de un lago del mismo nombre, lo peculiar es el paraje y el lago, puesto que estaba completamente congelado. Eso sí, el mega-puente de la autopista rompe bastante la estética del lugar.

CIMG4517

Justo antes de entrar en Ginebra, cerca de la frontera pero aún en territorio francés nos encontramos el Fort l’Écluse. Una edificación fortificada en mitad de la montaña que data de la Edad Media, actualmente funciona como museo.

Impresiones de conducción

CIMG4460

La respuesta en carretera es muy suave, desde 2.000 vueltas empieza a empujar, eso sí, si estamos subiendo una cuesta o iniciamos un adelantamiento hasta llegar a cerca de las 3.000 r.p.m. no vamos a notar la fuerza de los 150 CV.

La sexta nos ha parecido bastante larga, puesto que a 120 km/h va a 2.000 vueltas, así cuando nos encontramos con una cuesta o un adelantamiento tenemos que bajar marcha para que el coche gane fuerza. Si gestionamos nosotros mismos las velocidades de la caja automática seremos mucho más eficientes, porque sino se revoluciona mucho y eleva el consumo final.

Si circulamos con gasolina, sólo gasolina, el consumo medio en carrera ronda los 7,4 litros a los 100 km, una cifra bastante buena, puesto que además de ser un motor de 150 CV, es automático y la tracción total nunca se desconecta.

CIMG4506

Poco antes de llegar a Ginebra, vimos un camino lleno de nieve y llevando un coche con neumáticos mixtos y tracción integral permanente, no dudamos en ponerlo a prueba. El resultado fue muy bueno, la clave está en los neumáticos (que si fueran de invierno aún agarrarían más en nieve) y en la tracción permanente.

Otros coches, cuando empiezan a patinar las ruedas motrices envían fuerza al resto de ruedas, pero en algunos casos ya es demasiado tarde y el coche se empieza a enterrar o queda bloqueado. Pero en el caso del Subaru XV, al ser simétrica, siempre empujan las cuatro ruedas, toda una seguridad en zonas complicadas o nieve.

Eso sí, tras nuestras pruebas, el coche ya no era del todo blanco, quedo patente que salimos del asfalto en las ruedas, pasos de ruedas y puertas. Aunque no podíamos dejar pasar la oportunidad de probar en nieve ,(en una zona ideal para vivir Heidi y Pedro) el comportamiento del Subaru XV.

CIMG4429

En la siguiente parte deshacemos el camino rodado y bajamos desde Ginebra hasta España, será la ruta más larga, y prácticamente el punto y final a nuestra prueba especial del Subaru XV.

Fotos | Equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.