Renault Captur 1.5 dCi 110 CV Zen, opinión y prueba

Renault Captur 1.5 dCi 110 CV Zen, opinión y prueba

Escrito por: Diego G. Moreira    10 enero 2016     Sin comentarios     12 minutos

Cuando hace dos años probamos el Renault Captur la gama diesel estaba formada por un único motor de 90 CV, se trataba del conocido 1.5 dCi pero el Captur echaba en falta un propulsor algo más potente para estar a la altura de la competencia que ofrece diferentes mecánicas por encima de los 100 CV. Este año, el superventas de Renault, ha añadido a su gama el motor 1.5 dCi Energy con 110 CV, todo un acierto que pone el broche a un coche que sorprende por su practicidad.

Hoy ponemos a prueba al Renault Captur 1.5 dCi Energy 110 CV con el acabado Zen (el más elegido por los compradores), que ofrece -entre otros detalles- el vistoso acabado bitono exterior. El Captur sorprende, por la buena respuesta, por los bajos consumos, porque es amplio y porque no sólo cumple las expectativas sino que es un coche realmente práctico para el día a día.

Diseño exterior

CIMG0765

Como ya adelantaba en el inicio de la prueba, nuestra unidad es un acabado Zen y destaca por el diseño exterior y por las dos tonalidades (techo negro y color naranja de la carrocería). En el frontal se puede apreciar la línea de familia que comparte con el Renault Clio, con el rombo en medio y de un tamaño considerable, situándose en la parte inferior las luces antinieblas y las diurnas de tipo LED.

El techo negro se combina con un vinilo naranja (opcional) a juego con el resto de la carrocería. Lateralmente destacan las llantas de aleación de 17 pulgadas con unos neumáticos de medidas 205/55 R17 y nuestra unidad de pruebas equipa unos Michelin Primacy 3 (que ofrecen un agarre más que correcto). También llaman las atención los tambores traseros, ya que sólo lleva discos en las ruedas delanteras (aunque la frenada es correcta con esta combinación).

CIMG0815

La altura o los pasos de rueda en color negro le imprimen el carácter de SUV, pese a que no dispone de tracción (sólo de un sistema que modifica la respuesta del ESP), eso sí, tiene casi la misma altura libre del suelo que un Nissan Qashqai. En la zaga destaca la altura y el enorme paragolpes en color negro.

Diseño interior

CIMG0700

La combinación en color naranja vuelve a estar presente en el diseño interior: asientos con unas fundas naranjas (fundas fácilmente desmontables gracias a las cremalleras, una buena idea), marco de la consola central en naranja, bordes de las salidas de aire naranjas o el marco de los altavoces. El diseño del salpicadero es sencillo, una instrumentación completa (idéntica a la del Renault Clio y con velocímetro digital) y una consola central con una pantalla táctil que agrupa todas las funciones de navegación o multimedia, justo debajo el climatizador y ausencia total de botones en la consola central.

En los materiales utilizados destaca la presencia del plástico duro, eso sí, con buenos ajustes. La postura de conducción es ligeramente elevada, mucho más que un turismo, y al volante la visibilidad es muy buena (incluso la trasera). El asiento del conductor es regulable en altura y el volante se puede regular en profundidad o altura. Los asientos delanteros sujetan de forma correcta el cuerpo, aunque se echa de menos un reposabrazos central para rutas o viajes largos.

captur interior

Las plazas traseras tienen espacio más que suficiente para dos adultos, es más espacioso que un urbano y es el punto fuerte del Captur. Los asientos no tienen demasiada sujeción lateral (son muy planos) pero se pueden regular en distancia para ganar más espacio en el maletero o para los pies y también se puede regular la inclinación del respaldo -dos detalles muy prácticos-.

Maletero y huecos

CIMG0724

En el apartado de huecos el Captur parece un monovolumen, desde Renault han sabido sacarle partido a los diferentes huecos y al espacio interior, dispone de unas amplias guanteras en las puertas, de una guantera grande en la parte superior de la consola central, de varios huecos en el tren central, de otro hueco más en la parte trasera del tren central y sobretodo de la original guantera principal a modo de cajón.

El maletero tiene una capacidad de 377 litros, con doble fondo y formas regulares. Eso sí, la boca de carga del maletero es alta (el coche es alto) al igual que el gran portón del maletero, que hay que tener cuidado en garajes con poca altura.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.