Renault Laguna Coupe 3.5 V6 240 CV aut., prueba (Parte I)

Renault Laguna Coupe 3.5 V6 240 CV aut., prueba (Parte I)

Escrito por: Diego G. Moreira    15 marzo 2010     5 Comentarios     5 minutos

Empezamos con una prueba de un coupe de 4,64 metros de largo, un coupe que destaca por el diseño y en este caso concreto por el motor. Nos hemos puesto al volante del Renault Laguna Coupé equipado con el motor gasolina más potente, el 3.5 V6 de 240 CV un motor que nos ha agradado por su suave funcionamiento y además de disponer del sistema de 4Control, que cuenta con las cuatro ruedas directrices.

Esta prueba no viene sola, puesto que en poco tiempo os traeremos otra sorpresa en forma de coupe, pero de momento nos vamos a centrar en este Renault Laguna Coupe. Obviamente no es el motor más racional para equiparle a este vehículo, seguramente el motor diesel de 180 CV o el de 235 CV, incluso el gasolina de 204 CV es mucho más racional que este V6 de 240 CV, pero algo que no podemos pasar por alto es lo agradable que se mostró su motor de seis cilindros respondiendo de una manera muy suave.


Motor y prestaciones

Renault_laguna_coupe

Este motor de 3,5 litros y seis cilindros iba asociado a un cambio automático de seis velocidades, cambio que no era todo lo rápido para estar a la altura del motor y como comentaba antes la potencia y la suavidad del motor eran sus dos característias principales, para muestra hablemos del par motor de 330 Nm a las 4,400 r.p.m.

Esto se traducía en un motor con respuesta fuerte desde las 2.500 r.p.m. y que reaccionaba de forma contundente a las órdenes que trasmitíamos al acelerador, para muestra tenemos que si en mitad de la autopista a 110 km/h queríamos adelantar y salir con fuerza sólo debíamos undir un poco más el pedal del acelerador y bajaba el cambio un par de marchas situándose en 4ª llegando a las 4000 r.p.m. haciendo que el Laguna Coupe se moviera con mucha soltura.

Pero por otro lado si entrábamos en un pueblo circulando a baja velocidad, la suavidad del propulsor se hacía patente y apenas escuchabamos ningún ruido procedente del motor, rodando con total tranquilidad. El confort interior también era muy bueno, gracias en parte a un habitáculo espacioso y a la buena insonorización que hacía del Laguna Coupé un buen coche para viajar.

Renault_laguna_coupe

El cambio es un punto a mejorar del Renault Laguna, nuestra unidad equipaba un cambio automático de seis relaciones con funcionamiento secuencial (sin levas en el volante) pero era un cambio algo lento al responder, además de ser poco suave al cambiar de marcha.

Donde destaca el Laguna Coupé es en la estabilidad, puesto que nuestra unidad contaba con el sistema 4Control, es decir, las ruedas traseras directrices. Este equipamiento que puede venir de manera opcional con la versión Initiale, se caracteriza porque las ruedas traseras giran en sentido contrario a las delanteras hasta 3,5 grados a menos de 60 km/h, perfecto para maniobrar en ciudad, y a más de 60 km/h las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras para ganar en estabilidad y mejorar el paso por curvas. Pero además este sistema 4Control tiene un modo de emergencia cuando realizamos una maniobra de evitamiento, donde las ruedas giran en el sentido de las delanteras hasta 3,5 grados.

La estabilidad y el aplomo son excelentes en el Laguna Coupé, tanto en autopista como, sobretodo, en carreteras secundarias con curvas, lo hemos puesto a prueba y se desenvuelve muy bien, también contribuye una dirección directa y precisa que en algunas ocasiones llega a ser incluso dura, pero lejos de un problema es muy eficaz para controlar siempre el coche. La estabilidad nos sorprendió hasta en nieve, donde a pesar de su potencia y del cambio automático respondió mejor de lo esperado.

Renault_laguna_coupe

La estabilidad se veía favorecida por una suspensión con un tarado algo duro, propia de un vehículo de este tipo y que nos mantenía pegados al asfalto. Como es normal, sus cuatro frenos de disco estaban a la altura del motor y de la potencia del Renault Laguna Coupe, de tal manera que podíamos detener sin problemas al Laguna Coupe, necesitando cerca de 38 metros para deterlo a 100 km/h, una buena cifra para el coupé.

Quizás la parte menos positiva del motor son los consumos, de hecho un motor de 3,5 litros para 240 CV es mucha cilindrada y eso pasa factura en los consumos. Durante la prueba en recorrido por carreteras secundarias a una velocidad de 90 km/h y autopista hemos logrado un consumo que rondaba los 12 litros a los 100 km. Pero si lo metemos en recorridos urbanos es muy fácil rondar los 18 litros de media. Nosotros durante la prueba ya hemos ido con pies de plomo para ver hasta donde podíamos bajar los consumos pero sólo en ciertas carreteras conseguíamos mantenerlo en cifras cercanas a los 7,4 litros a los 100 de extraurbano que marca su ficha técnica.

Renault_laguna_coupe

En definitiva pese a que no es para nada un motor racional, sorprende su suavidad y el buen comportamiento de este Renault Laguna Coupé equipado con el motor gasolina 3.5 V6 de 240 CV, el punto negativo lo tenemos en los consumos, pero son bastante justificables si tenemos en cuenta la cilindrada del modelo y su potencia. Para aquellos amantes de los motores gasolina es un motor muy bueno y que seguro a más de uno le gustaría por su funcionamiento, con la excepción del cambio que le vendría muy bien algo más de agilidad en las marchas o un modo sport.

En la segunda parte de la prueba hablaremos del diseño del Laguna Coupe, del espacio interior y de su maletero. El diseño es uno de los elementos donde más destaca.

Renault_laguna_coupe

Fotos | David Taboada

Gracias al equipo de apoyo de Madrid y Albacete por la colaboración en la prueba

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.