Saab 9-5 2.0 TID de 160 CV, prueba (Parte I)

Saab 9-5 2.0 TID de 160 CV, prueba (Parte I)

Escrito por: Diego G. Moreira    9 junio 2011     2 Comentarios     4 minutos

>>Segunda parte de la prueba – Diseño exterior, interior y maletero
>>Tercera parte de la prueba – Equipamiento, precios y valoración

Mientras el futuro de Saab sigue dando mucho que hablar, nosotros no podíamos olvidarnos de una berlina en la que la firma de Trollhättan tiene puestos todos sus esfuerzos de recuperación. El diseño de este coche ha corrido a cargo de General Motors, creando una berlina de representación, dotoda de tecnología y con un diseño con carácter.

Nosotros nos hemos puesto al volante del Saab 9-5 TID que equipa un motor diesel de dos litros y 160 CV, el mismo bloque del Opel Insignia (modelo con el que comparte algunos elementos). En la gama diesel también tenemos el potente bi-turbo TTID de 190 CV (desarrollado por FPT), pero una de las primeras unidades diesel en llegar fue este TID de 160 CV.

Motor y prestaciones

saab_motor

Este motor de dos litros de 160 CV es la motorización de acceso a la gama diesel, a priori pueden pueden parecer algo escasos esos 160 CV para mover una berlina de cinco metros y casi 2 toneladas de peso, pero sin embargo todo dependerá del uso que nosotros le damos al vehículo.

El motor responde a partir de 1500 r.p.m., pero no es hasta las 2.000 r.p.m. donde notamos la fuerza del coche, es suficiente para mover al 9-5 pero en autovía a la hora de hacer algún adelantamiento o cuando necesitamos mover de manera más rápida y ágil al 9-5 echamos de menos algo más de potencia y fuerza.

También va a depender de nuestra conducción, para un conducción tranquila (quizás para lo que más está orientado el 9-5) pues es un motor suficiente, pero después de haber probado en otros modelos el TTID, pues falta ese empuje contundente típico de ese motor. Por debajo de 1500 r.p.m. tendremos que jugar con la caja de cambios de seis velocidades, para poder sacarle todo el partido al motor.

Precisamente la caja de cambios tiene un buen tacto, nos ha parecido precisa y cuenta con unas marchas con unos desarrollos largos. Como ejemplo, en carretera a 50 km/h tenemos que ir en 3ª porque en 4ª por debajo de 1.500 r.p.m. no aguanta, y la sexta marcha es tan larga como en el Insignia EcoFlex de 160 CV, a 120 km/h va a 2.000 vueltas, con el límite actual de 110 km/h casi tenemos que ir en quinta.

Comportamiento

saab_9-5

El Saab 9-5 es cómodo para viajar y cuenta con un comportamiento aplomado y firme, pero donde más disfrutaremos de él es en carretera. Hemos probado el acabado Vector que cuenta con un esquema de suspensiones de serie, orientado hacia el confort, por tanto en zonas de curvas y cuando practicamos una conducción más deportiva el coche no responde de la mejor manera y su peso nos pasa factura.

Esa falta de agilidad se puede completar con el sistema Drive Sense, que nos ofrece tres modos diferentes de amortiguación, pero nuestra unidad no disponía de ese equipamiento. Dejando atrás el comportamiento deportivo, en carretera lo que anteriormente es una pega, ahora se convierte en toda una virtud porque cuenta con un rodar suave y tranquilo que prima el confort interior.

La dirección cuenta con un tacto blando que no llega a transmitir todo lo que pasa en las ruedas, pero al menos es bastante directa. Finalmente cuenta con un equipo de frenos correcto y suficiente para detener a esta berlina de cinco metros.


Consumo

saab_9-5

Para obtener los mejores consumos con el Saab 9-5 y este motor TDI de 160 CV, el lugar ideal es la autovía o carretera. En autovía ha conseguido un consumo medio de 5,3 litros al os 100 km, en nuestro recorrido habitual de pruebas. Esta es una cifra que queda a la altura del Insignia EcoFlex con el mismo motor y potencia.

En carretera se conforma con unos 6,5 litros a los 100 km, pero donde se eleva el consumo (en parte es totalmente lógico) es en ciudad, que ronda los 9 litros a los 100 km, pero es que arrancar y parar continuamente un coche de más de cinco metros y casi dos toneladas de peso no es un elemento positivo para el consumo en ciudad.

En la segunda parte de la prueba veremos el diseño exterior del Saab 9-5, un elemento en el que destaca esta berlina de representación sueca, así como su interior, donde el espacio y la calidad son las dos señas de identidad.

saab_9-5

Fotos | David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.