25 julio 2008 Berlinas, Eventos, Fotos, Salón de Londres

Opel Insignia A

Tras la rueda de prensa, llegaba el turno desenfundar cámaras, libretas de apuntes y ojo crítico y lanzarse a por uno. El Insignia es el modelo del cambio, eso lo supimos desde el día que se empezaron a ver las primeras fotos, pero no es algo que sólo diga la prensa, desde la marca lo defienden así y con ahínco.

Pero desde ella no sólo quieren que sea un referente para sí mismos, también para el segmento medio. Dicen sentirse orgullosos de haber encajado un diseño elegante y deportivo en una berlina que aumenta y mejora la habitabilidad respecto a su predecesor y haciéndolo con un precio asequible.

Nosotros opinamos igual que ellos, aunque nunca es oro todo lo que reluce. El Insignia se ofrece en dos carrocerías -5 y 4 puertas- aunque a mediados de 2009 se dará a conocer una familiar. En ambas, se comparten dimensiones a lo largo (4.830 mm) y distancia entre ejes (2.737 mm).

El diseño elegante, sinuoso y deportivo del que hablábamos le confiere un coeficiente aerodinámico de 0.27 Cx, de las mejores cifras en el segmento. Esto no sólo es la demostración del buen diseño que tiene la carrocería, sino que es un dato a tener en cuenta en cuanto a eficiencia.

Combinar el arte escultural con la precisión alemana.

Opel Insignia E

Así lo define Mark Adams, Vice Presidente de Diseño de GM Europe, quien añade además que sus formas son fluidas y que quedan acentuadas por llamativas líneas de unión. Esas líneas, que de discreta forma angulosa generan sombras graduales en toda la carrocería generando así diferentes tonalidades de color sobre una misma pintura a simple vista.

Aderezado con un nuevo logo de Opel en la parrilla (también hay uno nuevo para Vauxhall), cabe también decir que este diseño ha sido obra del Centro de Diseño de GM Europe inaugurado hace escasamente 2 años, y que cuenta con las últimas tecnologías para este fin.

Los motores son también una parte importante del Insignia. Todos cumplen la normativa de emisiones Euro 5, algo de lo que se enorgullecen y que en los tiempos que corren es de buen agrado entre consumidores que se ahorran tasaciones al fisco por contaminación en algunos países.

Estos motores son cuatro de gasolina con potencias que van desde los 115 a los 260 CV, y tres nuevos motores turbo diésel de 2 litros: 110, 130 y 160 CV. Más adelante llegarán mecánicas más potentes y una versión ecoFLEX que reducirá la emisión de Co2.

Todos estos motores van unidos a cajas de seis velocidades, un punto a favor ya que permite sacar más partido al motor y economizar combustible. Estas cajas podrán ser automáticas en las versiones más potentes.

En las versiones con tracción total se puede solicitar también motores gasolina 2.0 Turbo de 220 CV (íntimamente ligado al Opel GT) y 2.8 V6 Turbo de 260 CV, los diésel llegaran pero más adelante. Por cierto, la tracción total tampoco se exime de novedad ya que se introduce para ella la nueva Adaptative 4X4. Este nuevo sistema de tracción logra incrementar el agarre en firmes deslizantes con un control electrónico, el diferencial trasero hidráulico Haldex ajusta continuamente y optimiza la distribución de par entre los ejes delantero y trasero.

Opel Insignia D

Otra novedad en el Insignia es el chasis, llamado FlexRide. Este permite elegir entre un modo más confortable y otro más deportivo con sólo pulsar un botón, afectando con ello la a la respuesta del pedal del acelerador, el ESP, la dirección, el ajuste de la tracción total si fuera necesario, la función de luz de curva del AFL (ver a continuación) y el régimen de cambio de marcha de la transmisión automática.

Un aspecto en el que hicieron mucho en la rueda de prensa previa fue en el Sistema de Iluminación Adaptativa (Adaptative Forward Lighthing-AFL). Esta se encuentra presente en los faros bixénon y logra que la distribución del haz de luz de los faros se ajuste automáticamente al perfil de la carretera y a las condiciones del momento. Tiene nueve ajustes del haz de luz: luz de ciudad, luz de zona de peatones, luz de carretera secundaria, luz de autopista, luz de tiempo adverso, luz estática de giro, luz dinámica de curva y luces diurnas.

Por cierto, esas luces diurnas son, cómo no, diodos LED estilo Audi. La moda in crescendo.

Siguiendo con la seguridad activa, en el nuevo Insignia se introduce el sistema Opel Eye. Este sistema, muy innovador, es capaz de identificar señales de tráfico a través de una cámara en el frontal indicando al conductor en el panel de instrumentos la información de estas. Junto a este, estará también el sistema de alerta de cambio de carril.

Para los días de invierno en los que la suciedad se adhiere con fuerza al parabrisas, el Insignia tiene el sistema “Hot Shot“. Este lo que hace es calentar el agua del lavaparabrisas para ayudar a eliminar mejor esta.

Opel Insignia B

El interior por su parte, es uno de los lugares que más se ha cuidado del nuevo modelo. No sólo ya en su aspecto como diseño, sino en su uso y habitabilidad. En él confieren las líneas curvas y estilizadas del exterior. Unas líneas que envuelven, que hacen de todo una simetría perfecta e imperceptible pero que reivindica el buen nombre de Opel también desde dentro (personalmente, nunca me ha parecido una marca que haya sabido lograr buenos interiores).

John Pusker, Director de Interiores de General Motors Europa, explica muy bien todo esto. Esas líneas envolventes dan fuerza y se mueven entre unos colores logrando sombras que escalan diferentes tonalidades -algo parecido a lo que sucede en el exterior-.

A cada elemento se le da un lugar y una presencia especial, la justa y necesaria a través de formas esculturales y partes flotantes. Lo que primaba era ser básico en el diseño, siguiendo una misma dirección y unificando las partes.

El confort se logra a base de ergonomía, botones con accesos directos (por cierto, no quedan botones inútiles en versiones básicas con menor equipamiento) y saber cuidar los detalles. Por ejemplo, el asa de las puertas y los materiales próximos están pensados para acoger el movimiento y roce de la mano a su paso.

Opel Insignia C

Llama también la atención que hay algunos mandos duplicados, por ejemplo, el sistema multimedia se puede controlar desde el volante, parte inferior de la consola o parte central. ¿Por qué? porque cada uno tiene sus manías, manías a veces adquiridas con coches anteriores y que el cliente no tiene por qué modificar al comprar uno nuevo.

Los asientos tienen un diseño profundamente estudiado, son grandes y acogen con comodidad a personas de casi cualquier estatura. Incluso en algunas versiones, la parte del frontal es extensible para aquellos con piernas largas.

Mi opinión personal, después de subirme en dos con dos versiones distintas de equipamiento y nivel de lujo es bastante buena. El coche es verdaderamente confortable aunque su ajustado precio, uno de los pilares sobre los que quiere soportar su éxito, se cobra también el empleo de muchos plásticos y remates no demasiado buenos y agradables.

Sin embargo, lo veo como uno de los más fuertes en el segmento actualmente. Claro que, con competencia como el Mondeo/Mazda 6, C5 o Laguna falta le hace. Llegará al mercado a finales de año en Alemania a un precio de partida de 22.700 euros.

Nota: Las últimas cuatro fotos pertenecen al concepto eléctrico E-Flex, presente también en el stand.

Fotos | Highmotor


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Resumen Semanal: desde el Salón de Londres hasta el GT Open en Valencia 28 julio 2008
  2. Fotos espía del interior del Chevrolet Cruze 2 agosto 2008
  3. Opel presenta el Insignia Sports Tourer 14 agosto 2008
  4. Opel Insignia OPC pillado en pruebas de rendimiento 19 agosto 2008
  5. Primeros teasers oficiales del nuevo Astra 8 septiembre 2008
  6. Avistado Opel Insignia en Zaragoza 17 septiembre 2008

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *