Salón de París 2014: Jaguar, Land Rover

Salón de París 2014: Jaguar, Land Rover

Escrito por: Guillermo Arnal    3 octubre 2014     5 minutos

El grupo Jaguar Land Rover continúa progresando de forma constante gracias a unas cifras de ventas positivas y una situación económica muy saludable, datos que señaló su consejero delegado Ralf Speth durante la conferencia de prensa de la empresa en la feria. Este contexto le ha brindado la posibilidad al grupo tanto de regresar a segmentos que abandonó alguna de sus marcas en el pasado como de reinventar los productos que ocupan otros para adaptarse a las nuevas demandas de mercado.

El nuevo Jaguar XE es la materialización de la primera estrategia, ya que constituye el siguiente intento de la firma de Coventry de competir en el duro segmento D. Puesto que ahora mismo los modelos premium son los únicos que parecen tener futuro en él en Europa, esta berlina llega en el momento oportuno para conseguir un hueco y borrar la huella que dejó el X-Type en su momento.

DSC_0025

A diferencia del X-Type, que compartía la plataforma con el Ford Mondeo, el nuevo XE utiliza una nueva arquitectura compuesta casi al 100 % de aluminio que se denomina iQ[Al] y que es obra exclusiva del grupo automovilístico británico. Con 4,67 m de largo, 1,85 de ancho y 1,42 de alto, el XE es ligeramente más largo que el BMW Serie 3 y entre tres y cuatro centímetros más ancho que esta berlina, el Audi A4 y el Mercedes-Benz Clase C.

Sus principales claves para rivalizar contra el trío alemán premium son un diseño basado en el del XF pero más atrevido, un interior más personal que el de la berlina del segmento E (solo coincide con el XF en la alta calidad de los materiales y en la ruleta con la que se seleccionan las marchas), la nueva familia de motores Ingenium (los primeros en llegar serán los gasolina y Diésel de cuatro cilindros y dos litros), la primera dirección eléctrica que estrena la marca y las últimas tecnologías de seguridad (destaca el sistema ASPC que evita la pérdida de control del coche al arrancar y circular sobre superficies deslizantes) y confort (es el primer Jaguar en beneficiarse de los sistemas InControl y Head Up Display).

DSC_0061

La comercialización del XE ya ha comenzado en nuestro país, donde el modelo está disponible con cinco motores (Diésel de dos litros de 163 y 180 CV y gasolina de dos litros y 200 CV, 2,4 litros y 240 CV y tres litros y 340 CV) y cinco acabados, entre ellos el XE S. El motor Diésel de 163 CV solo se puede acoplar a la caja de cambios manual de seis relaciones, el de 180 CV tanto a esta como a una automática ZF de ocho velocidades y los de gasolina únicamente van asociados a la automática. Los precios parten desde los 37.000 euros que cuestan los Diésel de 163 y 180 CV con el acabado Pure.

DSC_0020

En relación a la segunda estrategia, la de reconcebir determinados productos, Land Rover ha hecho lo propio con el Freelander, que se convierte en el Discovery Sport. Es el primer miembro de la nueva familia Discovery, que complementará la línea Range Rover y la imitará en estructura y evolución. El nuevo modelo sustituye el aspecto relativamente más cercano al de un todoterreno tradicional del Freelander por el de un SUV más urbano y sofisticado.

Su diseño, como ya anticiparon las miniaturas con las que se reveló, se ha retocado lo justo desde el prototipo Discovery Vision Concept del Salón de Nueva York con vistas a su lanzamiento al mercado. Por medidas, el Discovery Sport es 24 cm más corto que el Discovery convencional y 8 cm más largo que el Range Rover Evoque. Su altura libre es de 212 mm y sus ángulos de ataque, salida y ventral son 25, 31 y 21 grados, respectivamente.

DSC_0052

El habitáculo fue uno de los primeros detalles del vehículo que se mostraron oficialmente y comparte el estilo y el refinamiento de los materiales con otros modelos de la marca. Se puede equipar con hasta tres filas de asientos, si bien el espacio disponible en la última fila resulta un poco angosto para un adulto medio. Las filas segunda y tercera de asientos se pueden plegar y desplazar longitudinalmente si el usuario quiere ampliar el espacio de carga.

El Discovery Sport se ofrecerá con tres sistemas de tracción (delantera, total con embrague Haldex y mixta Active Driveline) y estará dotado de tecnología Terrain Response (cinco configuraciones de conducción para cada tipo de terreno), control de descenso en pendientes y sensor de vadeo (el vehículo puede vadear hasta 600 mm de altura de agua).

DSC_0047

La gama de motores estará formada por un propulsor de gasolina de dos litros y 240 CV y un bloque Diésel de 2,2 litros en versiones de 150 y 190 CV. Este último se acopla por defecto a una caja de cambios manual de seis relaciones y el de gasolina a una automática de nueve, disponible en opción con el Diésel.

En materia de seguridad activa, el Discovery Sport estrena un airbag para peatones y un sistema de frenado automático de emergencia, mientras que el apartado de conectividad está cubierto por el mismo sistema multimedia InControl que posee el Jaguar XE y que permite utilizar unas aplicaciones para móviles diseñadas por Jaguar Land Rover.

Fotos | Equipo Highmotor

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.