2 febrero 2010 Curiosidades, Seguridad

steve-wozniak.jpg

El co-fundador de Apple, Steve Wozniak, no puede decir que puede aprovecharse de su nombre (aunque la mayoría del común no tengan ni la menor idea de quién es) para que Toyota solucione su problema del acelerador que-cobra-vida de su (o sus, ya que dice que tiene varios) Toyota Prius. Wozniak dice que nadie en Toyota atiende a sus llamadas y que el problema no es del cable del acelerador, sino aún peor: de software.

El Prius de Wozniak no entró dentro del ya legendario llamado a revisión mundial de Toyota de casi 8 millones de coches. Pero como buen conocedor del mundo de la informática, Wozniak sacó la conclusión de que su Prius tiene algún problema de software en la centralita y no en el cable del acelerador. Sin embargo, hay que decir que Wozniak se equivoca esta vez.

Los últimos modelos de ciertos Prius y Camry cuentan con un acelerador electrónico que controla la aceleración de la máquina mediante pulsos enviados al procesador del ordenador que controla la gestión del motor, dejando de lado el sistema controlado por cable. Sin embargo, no es una explicación con la cual Toyota pueda defenderse, ya que parece que Wozniak usa mucho su coche en carretera y su control de crucero se queda atascado con el acelerador abierto, empeorando el problema.

Cuando personajes públicos de este calibre comienzan a intervenir mediáticamente en un tema como éste, es porque el asunto se está poniendo mucho más denso de lo que Toyota desearía. La marca japonesa en medio de una tormenta que no parece detenerse.

Vía | Jalopnik


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

6 comentarios
  • Axxis

    Qué mayor está Wozniak, ¿Por qué todos los famosos y adinerados tienen un Prius en su garaje?

  • Porque supuestamente es cool 🙂

    Saludos

  • Axxis

    Será para lavar sus conciencias, en el garaje tendrán además del Pruis cualquier ML 63 AMG, o un GT3 con unas emisiones escandalosas, con el Pruis compensan

  • Alex

    Puede que Wozniak esté mayor de aspecto, pero lo que ha dicho me parece totalmente creible.

    Los fallos en el softwrare que forma parte de productos industriales son cada vez más conocidos y notorios:

    RENFE-ADIF (2006): Puesta en marcha sistema ERTMS linea AVE MAD-BCN
    RENFE, trenes CIVIA: Al desplegar esta serie era habitual que se tuvieran que “resetear” en cualquier momento por el conductor. Uno de estos trenes no se pudo recuperar y se quedó en el centro de BCN provocando un caos el 26/5/2008.
    ESA-ARIANE (1996): un fallo en los requisitos de un sistema de control de vuelo provoca la destrucción de un cohete y de su carga útil.
    2003, un ascensor se va al fondo (por debajo del piso más bajo) cada vez que hay una caida electrica y se reconecta.

    Cualquiera que haya desarrollado y probado software sabe que los errores son caprichosos y de comportamiento retorcido muy dificil de caracterizar. Si W. ha conseguido descubrir como “repetir” el error, tiene gran valor pues es lo más dificil de solucionar un error. Toyota deberia escucharle.

    Os recomiendo leer lo que se va a publicar este 2010 al respecto en el monográfico sobre TIC de los ingenieros de Catalunya.

    Saludos

  • Muchas gracias, Alex. Muy interesantes datos. Siento como que estamos cada vez más a merced de “fallas” y le damos menos importancia al factor humano.

    Un saludo

  • Luis C

    Es lamentable lo que le pasa a Toyota, en mi particular con 32 años he tenido 5 toyotas y desde que me compre un megane II no quiero nada con toyota, y mas aun por que en Venezuela venden las versiones mas sencillas a precio de carro de lujo, por lo general no incluyen casi nada de los sistemas de seguridad, desde el 2003 fue que pusieron 2 airbag cuando ya otras marcas ofrecían 4 y 6, creo que la mezquindad de toyota le esta pasando factura, ellos hicieron fama en los 70 y han vivido de ella hasta ahora, ya no son los carros económicos y buenos que eran antes, ahora son caros, básicos y al parecer no tan buenos

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 febrero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *