¿Tercera leva? ¿Escapes sopladores? La mejora de Ferrari, bajo sospechas de irregularidad

¿Tercera leva? ¿Escapes sopladores? La mejora de Ferrari, bajo sospechas de irregularidad

Escrito por: Guillermo Lopez    25 abril 2018     Sin comentarios     3 minutos

La mejora que los Ferrari han experimentado en el Campeonato levanta las primeras sospechas de que no todo lo que lleva el SF71-H entra dentro de lo legal

La posición de los escapes sopladores y la todavía ignorada funcionalidad de la tercera leva que incorpora el Ferrari de Vettel, justo por detrás del volante (es el único coche de la parrilla que dispone de ella) traen de cabeza a comisarios, técnicos y aficionados de la Fórmula 1, que ya empiezan a preguntarse si están asistiendo por fin a un renacimiento real de la marca de Maranello o si, por el contrario, se trata de una nueva treta de los ingenieros de la escudería para forzar las normas del reglamento más allá de lo permitido una vez más.

La misteriosa tercera leva del volante de Vettel —detectada por Craig Scargorough, especialista en F1 del portal norteamericano Motorsport.com— sigue sin dar pistas de sus verdaderas funciones a los técnicos e ingenieros de todos los equipos.

Para muchos, su verdadera función sería la de permitir variar los diferentes ajustes del mapa del motor gracias a determinadas modificaciones que permitirían variar la orientación de los denominados escapes sopladores y aprovechar mejor con ello sus beneficiosos efectos sobre la carga aerodinámica del coche en los pasos por curva. Según algunos medios italianos, desde Maranello los ingenieros de la escudería niegan la jugada, aunque siguen sin aportar respuestas a la pregunta que todos se hacen en el paddock: ¿para qué sirve la leva?

En este próximo Gran Premio, en Bakú la FIA va a realizar unos exámenes más exhaustivos de los coches para tratar de resolver el enigma. Nilkolas Tombazis, director de asuntos técnicos de la FIA ha informado a los equipos de que no se va a permitir el uso de mapas motor específicos o trucos que faciliten el soplado de gases a través del tubo de escape para incrementar los flujos aerodinámicos que estos generan en la trasera del monoplaza durante el paso por curva. Los modos de motor que no se permiten pueden ser generados específicamente mediante una regulación específica en el by-pass de la turbina o compresor o por el tratamiento del flujo que se genera en los cilindros. La FIA va a controlar coche por coche para mantener las solicitudes de los monoplazas “dentro de los límites aceptados”, indica el comunicado de la FIA. Una solución provisional que será establecida y regulada como fija cara al campeonato 2019.

La posición de los escapes soplados, otro tema pendiente de regulación

La posición de los escapes ya generó controversia antes de iniciarse la temporada cuando Renault y otros muchos equipos sintieron que la posición de sus salidas permitía conducir el aire hacia el alerón trasero de la forma más efectiva posible para ganar ventaja aerodinámica. LA FIA regula una posición del tubo de escape en relación al chasis y al alerón trasero un mejor paso por curva, y aceptará cualquier posición de este “siempre que esté dentro de los límites de la normativa”.

Según ha manifestado Tombazzis, “para 2019 se actuará en el Reglamento para determinar la posición del escape y que los equipos lo puedan ubicar en una posición que claramente evite ventajas aerodinámicas directas y elimine así la necesidad de controlar los modos de funcionamiento del motor”.

En todo caso, se mantiene la incógnita de la funcionalidad de la citada leva en el volante de Vettel, piloto que, como tantos otros, suele disponer él mismo el diseño de los mandos del volante tratando de adecuar este para que le ofrezca el diseño más cómodo posible. La leva del volante no es una simple palanca de accionado o encendido, sino que regula algún tipo de nivel que, en todo caso, debe estar disponible para su actuación y manejo por el piloto.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.