Tesla continúa sin resolver los problemas de producción del Model 3

Tesla continúa sin resolver los problemas de producción del Model 3

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    29 enero 2018     Sin comentarios     2 minutos

Persisten los problemas para Tesla en la línea de montaje del Model 3, aunque parece que la compañía ha encontrado una solución al menos momentánea para ello

A mediados de este mes conocíamos los problemas que le habían surgido a Tesla en la producción del Model 3, varios factores que han influido desde que comenzó su producción en las líneas de montaje, provocando varios cuellos de botella que han retrasado las entregas del Model 3. Esto ha significado que, durante el último trimestre del 2017, Tesla solo haya podido entregar 1.550 unidades del Model 3, lo que se traduce en esperas y retrasos para la gente que ya ha adelantado dinero por su futuro vehículo.

Entre los varios problemas que le han surgido ha Tesla con la producción del Model 3 se encuentran las baterías, problema que al menos por el momento sigue persistiendo y, en consecuencia, agravando los retrasos del Model 3 a los clientes que todavía lo están esperando. El fabricante americano parece que no consigue saber como ponerle solución, algo que para una firma como Tesla parece que debería ser sencillo, pero que parece les está trayendo más quebraderos de cabeza de lo que esperaban.

Tesla continúa sin resolver los problemas de producción del Model 3

Según un artículo publicado por CNBC, la superfactoría de Tesla no tiene del todo automatizada la línea de montaje del Model 3, por lo que piezas importantes del vehículo requieren de mano de obra humana para su montaje, entre ellas las baterías, sección de la línea de montaje donde más retrasos se están acumulando. En el mismo articulo de la CNBC, una fuente anónima de Tesla habla de una solución de última hora por parte de la compañía: tomar prestados empleados de la fábrica de Panasonic, empresa con la que se encuentran asociados.

Esta misma persona anónima afirma que, esta solución utilizada por Tesla podría traer consecuencias futuras para sus vehículos, y es que estos empleados que se “han tomado prestados”, no tienen todavía la suficiente experiencia y habilidad para certificar un trabajo a la altura de la calidad exigida. Por contra, un representante de Tesla, confirma de la necesidad de mano de obra humana para realizar determinados trabajos en la línea de montaje, pero niega rotundamente que esto pueda tener un impacto negativo en la calidad de las baterías del Model 3.

A pesar de todo esto, desde Teslan afirman que tienen perfectamente localizados los cuellos de botella de la producción, frente a los que se comenzará a instaurar soluciones que los eliminen en un corto plazo de tiempo, todo ello para conseguir producir 2.500 unidades por semana del Model 3 en el primer cuarto de año 2018, la mitad de las 5.000 unidades por semana que estaban inicialmente previstas.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.