¿Qué tipos de cajas de cambios automáticas hay en el mercado y cuáles son su características?

¿Qué tipos de cajas de cambios automáticas hay en el mercado y cuáles son su características?

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    26 abril 2019     Sin comentarios     4 minutos

Podemos encontrar una gran variedad de cajas de cambio automáticas, por lo que no está de más conocer cuales son las que encontraremos con mayor asiduidad

La gran mayoría de la gente entiende por caja de cambios automática aquella por la que nuestro coche no tiene pedal de embrague y que realiza los cambios de marcha sin nuestra intervención, y esto es algo totalmente cierto y válido, pero si ahondamos un poco más en el tema veremos que no todas las cajas de cambio automáticas son iguales. En el mercado encontraremos varios tipos, incluso dentro de un modelo en concreto pueden ser distintas dependiendo de la versión, por eso es importante conocer cuales son los principales tipos de cajas de cambio automáticas para saber que estamos comprando.

Antes de explicaros los tipos más comunes de caja de cambios automática deberéis saber que es muy difícil decantarse por una en concreto, y es que dependiendo de las características que estemos buscando en nuestro próximo coche la caja de cambios variará según el trabajo que vaya a realizar. De todas maneras, esto no quiere decir que no sea importante conocer que sistema estamos usando, ya que nos ayudará para aprender sobre lo que estamos pagando y su funcionamiento.

Convertidor de par

Las cajas de cambio automáticas de convertidor de par podríamos considerarlas como las clásicas, las más utilizadas y las que se sitúan como la opción preferencial por los fabricantes. Esto se debe a que el cambio automática de convertidor de par es capaz de realizar los cambios de marcha de manera suave, gracias a que se elimina el clásico disco de embrague de las cajas manuales por un convertidor de par que envía la fuerza a través de un lubricante muy viscoso.

Transmision Convertidor Par

En sus inicios, estas cajas de cambios resultaban ser demasiado bruscas, lo que se traducía en averías, pero con la consiguiente evolución las cajas de cambio automáticas de convertidor de par han mejorado sustancialmente, siendo la referencia en cuanto a una gran relación entre eficiencia, suavidad, fiabilidad y coste las de siete u ocho marchas. Aunque incluso podremos encontrarlas hasta de 10 marchas en vehículos de gran cilindrada.

Las cajas de cambio automáticas de convertidor de par no las veréis en prácticamente ningún coche de gama baja, para ello tendremos que irnos al sector de la gama media/alta, en donde como ejemplo de esta caja de cambios encontramos la Triptonic del Grupo VAG o la Steptronic que monta BMW.

Doble embrague robotizado

Si la anterior caja de cambio se caracteriza por su suavidad, en las de doble embrague robotizado esta característica se eleva al extremo, haciendo que para los ocupantes sea imperceptible cuando se realizan los cambios de marcha, además la selección de marchas se produce de una manera muy rápida. Por contra, las cajas de cambio de doble embrague robotizado tienen un incremento sustancial en el coste respecto a una caja de cambios manual, aunque frente a ésta, y dependiendo de nuestro modo de conducir, podemos llegar a ahorrar hasta un 10% de combustible.

Audi S Tronic Doble Embrague

Estas características de la caja de cambios de doble embrague robotizado se consiguen gracias a la instalación de los dos embragues que se encuentran en un baño de aceite y se accionan mediante dos ejes de mando, los cuales se encargar engranar las diferentes relaciones. De esta manera un embrague se ocupa de las marchas pares, mientras que el otro lo hace con las impares, dejando ya preseleccionada la siguiente marcha cuando subimos o bajamos de marcha, de ahí su rapidez y suavidad.

Este tipo de caja de cambios es la estrella de Volkswagen, ya que si en vez de llamarla así la nombramos por cambio DSG quizás os suene más, aunque dentro del propio grupo también la podemos encontrar como S Tronic para Audi.

Variador continuo (CVT)

El cambio automático de variador continuo destaca por su gran suavidad debido a que en su interior no existen marchas tal y como las conocemos, sino ciertas regulaciones que se producen entre el motor y la transmisión, pero por desgracia, a pesar de su suavidad, este tipo de cambio no cumple con los estándares que se requieren en un vehículo deportivo o de gran cilindrada al que vamos a exigirle. Por contra, en vehículos destinados a una conducción urbana esta es la caja de cambios ideal, aunque de todas maneras y gracias a los avances realizados, se ha conseguido que sea una opción más a contemplar por vehículos de mayores potencias, como pueden ser los Audi equipados con la caja Multitronic.

Transmision Cvt

Gracias a esta caja de cambios se puede conseguir un ahorro importante de combustible, ya que donde mejor trabajará es cuando el motor se mantiene a bajas revoluciones, mientras que si lo subimos de vueltas será donde esta caja de cambios peque de hacer quizás excesivo ruido. A parte de la Multitronic de Audi, esta caja de cambios es habitual encontrarla en vehículos japoneses como puede ser la e-CVT que monta el Toyota Prius, ya que son fiables y tienen un coste bajo.

 

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.