Buenas noticias: el Toyota GT86 tendrá sustituto y ya ha sido cazado en fase de pruebas

Buenas noticias: el Toyota GT86 tendrá sustituto y ya ha sido cazado en fase de pruebas

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    10 agosto 2020     3 minutos

Toyota no reniega de los deportivos y esto nos lo demuestra con el sustituto del GT86, modelo que ya ha sido cazado con sus vestiduras de camuflaje.

Sin lugar a dudas, el Toyota GT86 se ha ganado a pulso un hueco en nuestro corazón, algo que ha conseguido gracias a su esencia pura y dura y a mantenerse fiel a unos principios que han desaparecido en la industria automovilística. Desgraciadamente, la casa nipona ha decidido poner fin a su producción en busca de apostar por otros proyectos y relegar la tarea del GT86 a otros modelos de corte deportivo como lo son el Supra o el GR Yaris. Sin embargo, unas mulas de pruebas rodando en una avanzada fase de desarrollo nos demuestran que la casa nipona tiene algo entre manos para ocupar el puesto que deja el GT86.

De momento, Toyota mantiene un silencio atronador respecto al sucesor de su aclamado deportivo, pero todo apunta a que su trabajo desarrollándolo podría estar cerca de culminar. Y es que las mulas camufladas dejan entrever a un vehículo con una fisionomía prácticamente terminada y lista para pasar a las filas de producción desvelando todos y cada uno de sus entresijos.

En una primera instancia, nos encontramos con un vehículo de dimensiones muy parejas a las de su predecesor, lo que nos invita a considerar que será un deportivo con una filosofía muy similar. Pese al -dichoso- camuflaje, podemos vislumbrar un nuevo lenguaje de diseño a través del frontal, donde ahora se asienta una entrada de aire mucho más prominentes y unos faros de nuevo corte que ayudan a ofrecer un diseño mucho más moderno y actual.

La zaga también aprovecha la renovación a la que se somete el deportivo para mostrar una línea diferente y que deja atrás lo que conocíamos hasta la fecha. Nuevos pilotos y una nueva defensa se encargan de dar rienda suelta a esos cánones que empleará de ahora en adelante Toyota, aunque no debemos pasar por alto un detalle que alegrará a todo petrolhead: una doble salida de escape de verdad de la buena.

A nivel mecánico nos resulta difícil vaticinar con éxito lo que trama la firma japonesa, pero todo apunta a que se seguirá haciendo uso de un motor de cuatro cilindros atmosférico pero arropado por un sistema híbrido. De esta forma, los ingenieros de la marca se aseguran un mejor rendimiento y una importante reducción tanto de consumo como de emisiones en busca de convertir al sustituto del GT86 en un deportivo eco-friendly.

Sea como fuere, nos alegra como amantes empedernidos de los coches que la casa nipona siga adelante con la saga 86, una saga que recoge un importante legado. Con esta premisa, podemos respirar tranquilos al saber que firmas como Toyota velan por el bienestar de los más puristas, quienes buscan salvaguardar a todo coche que mantenga intacta la esencia de un buen deportivo.


Deja un comentario