Presentación y prueba Toyota Yaris Hybrid 2020: directo a por la corona

Presentación y prueba Toyota Yaris Hybrid 2020: directo a por la corona

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    11 septiembre 2020     6 minutos

En esta ocasión nos hemos puesto a los mandos del nuevo Toyota Yaris, un utilitario híbrido que llega con un conjunto de lo más atractivo.

El año 2020 se ha visto truncado debido a la pandemia que tantos estragos está causando, y el sector automovilístico también ha sido fustigado duramente. Sin embargo, esto no ha impedido que Toyota lance al mercado a la cuarta generación de uno de sus productos estrella, el Yaris. Nosotros nos hemos desplazado hasta Madrid para ponernos de una vez por todas a sus mandos y contaros cuáles han sido nuestras impresiones sobre esta nueva entrega que llega con mucha fuerza y con muchas ganas de hacer daño a la competencia. ¡Acompáñanos!

Para robarnos el corazón una vez más, los ingenieros de Toyota han apostado por una renovación muy fuerte a la hora de desarrollar al nuevo Yaris. Un diseño innovador, un interior mucho más tecnológico y una mecánica comprometida con el cuidado del medioambiente son algunos de los argumentos que ha empleado el utilitario japonés para encandilarnos pero, ¿lo habrá conseguido?

Salto de dos generaciones

Durante la rueda de prensa, Toyota nos expuso las diferentes novedades que ofrece el nuevo Yaris antes de permitirnos conducirlo. Uno de los aspectos que más llamó mi atención fue cuando hicieron hincapié en que el diseño de esta cuarta entrega se ha saltado dos generaciones. Rápidamente lo entendí cuando pusieron una foto del Yaris actual junto a la generación predecesora.

Toyota Yaris Hybird 2020 Prueba14

Y es que partiendo de la premisa de que al final el diseño es algo subjetivo y que el nuevo Yaris te podrá gustar más o menos, estamos, sin lugar a dudas, ante un vehículo que ha dado pasos de gigante en lo que a estética se refiere. Esto lo vemos reflejado a través de un frontal muy marcado y agresivo, donde se asienta una calandra negra bordeada por el resto de la defensa.

Toyota Yaris Hybird 2020 Prueba12

Los faros delanteros aprovechan para asentarse en ese lenguaje de diseño tan japonés, el cual recurre a lineas secas y cortantes. Por otro lado, la zaga sigue sacando músculo con una firma lumínica unida y horizontal que recuerda mucho a la de los coches de los 80, proporcionando un toque retro al nuevo Toyota Yaris. Por último, la defensa ayuda a aportar fuerza al conjunto gracias a una considerable anchura y a la supresión de cualquier ornamentación que busque simular una salida de escape. Bravo, Toyota.

Un interior moderno y a la última

La cuarta generación del Toyota Yaris también ha aprovechado para renovar el habitáculo y ofrecer tanto un diseño como una tecnología actual. En una primera instancia nos encontramos con interior cómodo, fresco e intuitivo, pero merece la pena que nos detengamos en determinados detalles.

El volante, completamente redondo y de correctas dimensiones, ofrece un tacto agradable y una botonera de fácil acceso y manejo. Detrás de este se inscribe uno de los puntos álgidos del nuevo Yaris, un cuadro de mandos digital conformado por dos esferas individuales con su propia pantalla y una central que nos permite consultar todo tipo de información de forma muy fluida.

Toyota Yaris Hybird 2020 Prueba9

El salpicadero, además de contar con numerosos huecos para dejar nuestros objetos, se encuentra gobernado por una pantalla táctil de hasta 8 pulgadas. Nos encontramos dos ventajas fundamentales: una, es que tiene botonera física a los lados y dos, que nos permite establecer una conexión con nuestro smartphone o bien mediante Apple CarPlay o bien mediante Android Auto. Este último punto es fundamental, ya que en general no muestra un comportamiento muy fluido y su interfaz se siente algo obsoleta. No obstante también contamos con Head-Up Display, una solución de lo más interesante.

Más allá de este aspecto, nos encontramos unos materiales más que correctos, disfrutando de una zona alta del salpicadero blanda y muy agradable al tacto. El resto de zonas del habitáculo palpables recurren a un plástico duro que muestra un ajuste más que correcto. Las plazas delanteras son cómodas y amplias, la posición de conducción es más baja de lo que uno espera y nos topamos con una disposición algo extraña tanto del tirador de la puerta como de los mandos para accionar la ventanilla y ajustar los espejos.

En lo que respecta a las plazas posteriores, nos encontramos con dos asientos laterales más que suficientes para albergar a dos adultos de estatura media. Como suele ser habitual en este segmento, la plaza central resulta algo angosta, pero sirve perfectamente para cubrir un trayecto no demasiado largo. Por último su maletero, que se mantiene inalterado respecto a la generación anterior con 286 litros de capacidad.

Un comportamiento de referencia

Pero detrás de toda esa estética y de ese nuevo diseño interior, se esconde un coche que realmente convence por su comportamiento dinámico. Y es que los ingenieros de Toyota han puesto gran empeño desarrollando a la cuarta generación del Yaris que parte de la ya conocida plataforma TNGA, pero ahora ofrece una mayor rigidez torsional del chasis.

Toyota Yaris Hybird 2020 Prueba4

En sus entrañas se asienta un motor de tres cilindros gasolina de ciclo Atkinson capaz de erogar 116 CV y 120 Nm de par y que está asociado, por supuesto, a un segundo motor eléctrico. Dicho propulsor nos permite circular en modo eléctrico a una velocidad máxima de 130 km/h gracias a los 59 kW y 141 Nm de par que ofrece.

Dicho maridaje se gestiona por medio de un cambio automático CVT que, si bien no ofrece un comportamiento demasiado atractivo, su más que contrastada fiabilidad nos hará pasar por alto toda pega. Sin embargo, el punto más atractivo del nuevo Toyota Yaris lo encontramos en su dinámica, apartado en el que descubrimos a un coche ágil, preciso y que se mueve muy bien fuera de su entorno predilecto, la ciudad.

Nos encontramos con una dirección bastante rápida aunque adolece en comunicación, pero que nos permite realizar los virajes con bastante acierto. El tarado de su suspensión no es ni muy blando ni muy duro, permitiendo que sea un coche completamente válido para la urbe pero también para afrontar largas travesías. Sin embargo, el hecho de que esté configurada para ambos territorios provoca que experimentos ciertos balanceos de la carrocería.

El motor es cumplidor y ofrece potencia más que de sobra para plantarle cara a cualquier terreno, permitiéndonos alcanzar velocidades de autopista sin problema alguno y callejear por ciudad con viveza. A esto debemos sumarle unos consumos irrisorios, siendo el medio obtenido durante la presentación -donde se combinó ciudad, carretera de montaña y autopista- 4,9 litros.

Conclusión

El Toyota Yaris se inscribe en un segmento donde la competencia es muy dura, pero lo hace con fuerza, energía y garra; una actitud que nos ha convencido. Su apartado estético le otorga puntos gracias a un diseño freso, innovador y que cambia drásticamente respecto a la generación anterior. Lo mismo se puede decir de su apartado tecnológico, donde se asienta un arsenal de los más interesante.

Toyota Yaris Hybird 2020 Prueba7

Con un precio de partida -sujeto a financiación- de 17.450 euros, el Toyota Yaris se convierte en una opción de lo más interesante no solo por todas las novedades que aporta, sino también por su condición de vehículo híbrido. Y es que el utilitario japonés llega como una alternativa muy importante frente a los coches PHEV y los 100% eléctrico, cuya tarifa supera notablemente el desembolso que pide Toyota por el nuevo Yaris.

Consigue tu Toyota Yaris al mejor precio

Consigue tu Toyota Yaris al mejor precio

Ahora te puedes llevar un Toyota Yaris desde 10.9000 euros con cámara de visión trasera y un amplio equipamiento de serie.

LEER MÁS

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.