La Unión Europea establece el fin de los motores de combustión para 2035

La Unión Europea establece el fin de los motores de combustión para 2035

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    15 julio 2021     3 minutos

La Unión Europea ya ha puesto fecha al final de los motores de combustión y lo fija en el año 2035, aunque se prevé que haya una serie de moratorias.

La Unión Europea ha dado un paso de gigante para determinar cuando dejarán de fabricarse los coches con motor de combustión. La fecha fijada para que estos desaparezcan de los concesionarios es el año 2035. Será ese año cuando entre en vigor una nueva norma que fijará que los coches tendrán que tener 0 emisiones. Algo que solo se podrá lograr con vehículos eléctricos o con pila de combustible de hidrógeno.

La norma entrará en vigor ese año, pero cinco años antes se espera haber reducido las emisiones un 55%. Es decir, la empresa automovilística tiene que comenzar a trabajar con rapidez para adaptarse a estas nuevas normas en materia de contaminación. Estas medidas se tomarán para conseguir una neutralidad de carbono en 2050, así que esto ha de entrar en vigor en esa fecha para conseguir los resultados previstos.

Grandes planes para contener la contaminación

Esta no es la única medida que se va a tomar en torno a la propuesta de la Unión Europea, que recibe el nombre Fit to 55. No solo se busca eliminar los motores de combustión en la industria automotriz, sino que también entrarán en vigor varias medidas que buscan eliminar las emisiones que produce el transporte de mercancías. Tanto en carretera como por mar y aire, que son los responsables del mayor número de emisiones contaminantes.

A partir del año 2026 el transporte en carretera formará parte de un mercado de emisiones, ya que se quiere estimular el uso de vehículos más sostenibles. Tanto los camiones como el transporte aéreo y marítimo comenzarán a verse obligados a derivar hacia el uso de combustibles sostenibles para llegar al reto que propone este proyecto: conseguir la neutralidad de carbono.

Este camino está plagado de problemas y retos a los que tendrán que enfrentarse los fabricantes, que sin la ayuda de los gobiernos no podrán afrontar con éxito. La implantación de vehículos electricos es todavía muy baja. Y de los que utilizan pila de combustible, mejor no hablar.

La falta de infraestructuras, su elevado coste y otras variables provocan que sea complicado cumplir con esas fechas. Por su parte, la Unión Europea quiere incrementar los puntos de carga de baterías para conseguir que se puedan utilizar tanto en trayectos cortos como largos. La intención de los gobiernos europeos es que exista una estación de carga cada 60 kilómetros y, en el caso de los puntos de carga de hidrógeno, cada 150 km como mucho.

Un proyecto demasiado ambicioso para tan poco tiempo, así que la Unión Europea no cierra la fecha, sino que está abierta a establecer moratorias si la industria de la automoción no consigue alcanzar ese objetivo en la fecha prevista. Será lo más lógico, ya que se prevé una transición difícil y será muy complicado alcanzarlo.

Pero, por ahora, se establece esa fecha, el año 2035, para dejar de comercializar vehículos con motor de combustión. Pero ojo, esto no quiere decir que se tendrán que eliminar todos los vehículos con motor de gasolina, diésel, gas o híbridos. Estos, si han sido comprados antes de esa fecha, podrán seguir funcionando sin más problemas, ajustándose a las restricciones de cada país.

Por el momento, ahora toca la negociación con todos los países miembros de la Unión Europea, algo que se prevé largo y complicado, así que todavía queda bastante tiempo para que se cierre esta propuesta y se perfile definitivamente.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.