¡Vas a alucinar! Estos son algunos de los mejores coches fabricados en España

¡Vas a alucinar! Estos son algunos de los mejores coches fabricados en España

Escrito por: Mónica Redondo   @MonicaRedondoD    7 abril 2021     4 minutos

El Peugeot 205 o el Citroën CX son solo algunos de los mejores coches fabricados en España. ¿Los recuerdas?

Es posible que este artículo genere algo de confrontación pero vamos a hablar de algunos de los mejores coches fabricados en España; independientemente de que se pueda tratar de marcas extranjeras. No solo existen los que vamos a nombrar, al mercado llegaron algunos otros como el Tramontana, el Seat 131 o el GTA Spano. ¿Echamos la vista atrás y conocemos algunos de los mejores coches fabricados en España?

Hispano Suiza T45

Hispano Suizat45

El Hispano Suiza T45 está considerado como el primer deportivo del mundo. Su nacimiento se debe a la pasión de Alfonso XIII por los automóviles y porque a la marca le venía muy bien tener como embajador la figura de un Rey. Alfonso XIII en conversaciones con uno de los fundadores aseguró que quería disfrutar de un coche de altas prestaciones, como los de competición pero que contara con todos los lujos y detalles de la marca. Este impresionante vehículo equipaba un motor de cuatro cilindros, 3,5 litros y 40 CV de potencia. Su velocidad máxima la alcanzaba a los 120 km/hora y tuvo un precio cercano a 11.500 pesetas en el año 1920.

Pegaso Z102

Pegaso Z 102

El Pegaso Z102 es uno de esos vehículos que se quedan grabados en la retina y es, posiblemente, el mejor coche que se ha fabricado en nuestro país. Wilfredo Ricart volvió a España y creó esta espectacular joya que forma parte de la historia del automóvil en España. Para poder fabricarlo, se tuvo que fundar Enasa sobre los restos de Hispano Suiza. El Pegaso Z102 se fabricó entre los años 1951 y 1958 entre Madrid y Barcelona. En estos años se produjeron tres motorizaciones diferentes; 2,5, 2,8 y 3,2 litros. La carrocería inicial estaba diseñada en acero Biolino, aunque algunos de los mejores carroceros de la época, Touring, Serra, Superleggera o Saotchik, firmaron algunas piezas.

Se llegaron a fabricar 83 unidades y se conservan, al menos 41. Su precio en la época era de unos 3.000 euros que hoy en día serían unos 130.000 euros.

Seat 600

El Seat 600 es el coche que motorizó al país, se convirtió en el símbolo de la recuperación económica y en el objeto de deseo de cualquier conductor de la época. Tenía un precio de unas 70.000 pesetas, derivaba del Fiat 600 y se fabricó entre 1957 y 1973. Los conductores de la época podían elegir entre cuatro variantes; Normal, D, E y L. La primera versión tenía 21,5 CV y alcanzaba los 95 km/hora. La versión D equipaba puertas suicidas por lo que muy pronto se ganó el apodo de ‘mirabragas’.

Alpine A-11o

Alpine A110 Fasa

Lo que hoy conocemos como Renault comenzó su andadura como FASA. Esto hizo posible que pudiéramos conocer de la versión española del Alpine que contaba con frenos de tambor en el eje trasero. El primer Alpine salió de la línea de producción de Valladolid en 1967 y se podía adquirir hasta 1978. Se utilizaron tres motores diferentes:

  • 1.108 cc de 53 CV.
  • 1.289 cc de 66 CV.
  • 1.397 cc de 85 CV.

Citroën CX

Hay quien considera al Citroën CX como uno de los mejores Citroën de la historia del automóvil. Estaba diseñado por Robert Oppron, se fabricó entre 1974 y 1991. Se llegaron a producir 17.199 unidades en la planta de Vigo. Ofrecía un coeficiente aerodinámico de 0,35 y una suspensión revolucionaria. En un primer momento llegó al mercado con motores de 2.0 litros con carburador, un bloque de 2,4 litros y posteriormente llegó una versión GTI que ofrecía 125 CV.

Peugeot 205

Peugeot 205 Gti 1.9

Por supuesto, en esta selección no podía faltar el Peugeot 205. Estaba diseñado por Gerard Walter y se convirtió en un modelo muy admirado. La publicidad era muy pegadiza e incluso algunas unidades tenían un adhesivo en la parte trasera en el que se podía leer «Contigo, al fin del mundo». Llegó al mercado en 1983 y se pudo comprar hasta 1998. Se fabricó en la planta de PSA de Villaverde, Madrid. Los primeros motores provenian de Talbot-Simca y es que la planta la adquirió PSA a Chrysler tras la bancarrota de Barreiros. Los Peugeot 205 españoles tenían un capó más abultado específico para albergar los motores de 1.124 cc y 1.592 cc.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.