Volkswagen nos acerca más al futuro con la nueva aerodinámica del I.D R Pikes Peak

Volkswagen nos acerca más al futuro con la nueva aerodinámica del I.D R Pikes Peak

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    21 mayo 2018     3 minutos

Volkswagen ha trabajado arduamente en el I.D R Pikes Peak, sobre todo en el apartado aerodinámico, donde el modelo presenta grandes mejoras de cara a la carrera

La tecnología que se está ofreciendo actualmente en el mundo del motor afecta indiferentemente a todos los segmentos existentes, algo que incluye también a aquellos coches cuyo único fin es competir. Volkswagen ha querido llevarle la delantera a sus competidores y es por esto que han decidido aplicar sus últimas novedades en su creación más revolucionaria, el I.D Pikes Peak. La firma germana no solo ha aprovechado este modelo para darle cabida a sus propulsores eléctricos, sino también a una nueva aerodinámica que ofrecerá unas prestaciones inauditas al superdeportivo de Volkswagen.

La marca ha desarrollado el I.D R exclusivamente para participar en la emblemática carrera Pikes Peak, la cual cuenta con un recorrido de 19,99 kilómetros hasta la cima. Esta competición lleva en activo desde el año 1916 y, tras la presencia de Volkswagen con un Golf GTi muy especial, la firma ha querido ostentar al título con un vehículo aún más revolucionario.

Volkswagen probará conquistar el cielo con su prototipo I.D. R Pikes Peak

Volkswagen probará conquistar el cielo con su prototipo I.D. R Pikes Peak

Este prototipo eléctrico de Volkswagen afrontará la subida al Pikes Peak, una de las pruebas más exigentes del mundo de la automoción con el piloto Romain Dumas

LEER MÁS

En la carrera, se alcanza una velocidad máxima de 240 Km/h, pero los ingenieros de Volkswagen han invertido largas horas de trabajo para conseguir que el I.D R Pikes Peak sea aún más rápido. Para ello, han focalizado gran parte de su tiempo en mejorar y ofrecer una aerodinámica inusual en un deportivo convencional, algo que han conseguido exitosamente.

Volkswagen se ha centrado principalmente en que su última creación cuente con una velocidad óptima en curvas, un momento crucial en la Pikes Peak, puesto que se trata de un circuito muy enrevesado. Para asegurarse el éxito en la competición, los ingenieros de la firma germana han puesto gran parte de su empeño en mejorar el alerón, un elemento crucial en lo que respecta a la aerodinámica.

En la Pikes Peak, el aire el aire que atraviesan los pilotos al conducir es de media un 35% menos denso que en una situación normal y, como resultado, se pierde un 35% de carga aerodinámica respecto a un circuito a nivel del mar. Gracias al gran tamaño del alerón del I.D R Pikes Peak, esa pérdida de carga se ve compensada, pero no es el único elemento que ha sufrido una serie de cambios.

El motor eléctrico del superdeportivo de Volkswagen requiere de una refrigeración eficiente, pero la necesidad de aire fresco es mucho menor que en el caso de un motor de combustión tradicional. Esto ha permitido que no sea necesario desviar el aire hacia los dos motores eléctricos, los cuales son capaces de generar una potencia de 680 CV. Gracias a la reducción de las entradas de aire, el trabajo aerodinámico que es capaz de generar el I.D es mucho mayor.

Para realizar estas pruebas y llegar a dichas conclusiones, se han hecho cientos de estudio en un vehículo a escala 1:2, y se han imprimido casi 2.000 piezas con una impresora 3D, las cuales se han empleado para conseguir una aerodinámica perfecta. Será a finales de mayo cuando se haga la primera prueba de conducción en la Pikes Peak, la cual servirá de entrenamiento para la subida oficial que se celebrará en junio de este año.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.