Volkswagen Golf R Variant Performance 35, un Golf familiar con 350 CV

Volkswagen Golf R Variant Performance 35, un Golf familiar con 350 CV

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    6 mayo 2016     Sin comentarios     2 minutos

El encuentro Wörthersee de este año está dejando mucho contenido dentro de Volkswagen. Hace unas horas conocíamos oficialmente el Golf GTI Clubsport S, que llegaba con un nuevo récord en Nurburgring bajo el brazo.

Hoy el turno es del Golf Variant, que se pone el traje de faena con esta versión R Performance 35, una variante que no se producirá, pero que nos deja los dientes largos con sus 350 CV.

El Golf Variant es una opción excelente para aquellos compradores que busquen un equilibrio entre practicidad, imagen y el punto de conducción típico de un Golf. Volkswagen ha pensado en todos los compradores, ofreciendo variantes con potencias muy dispares que pueden alcanzar hasta los 300 CV en el caso de la versión R.

Sin embargo, el evento de Wörthersee es el lugar idóneo para presentar propuestas locas, sin sentido, combinaciones locas que realcen la imagen y el halo de mito alrededor del Golf. Los aprendices de la marca alemana no han desaprovechando la ocasión, y se han marcado un “puntazo” con este prototipo que han tenido a bien bautizar con la denominación R Variant Performance 35.

vw-golf-r-variant-performance-35 1

Tiene un techo interior trufado de LED que simula un cielo lleno de estrellas

Básicamente se trata de un Golf R Variant con una buena dosis de anabolizantes extra para ofrecer una imagen aún más bruta. De eso se encarga un paquete estético que combina llantas de 19 pulgadas con una pintura bitono muy llamativa. Existen otros detalles como la suspensión rebajada, las aperturas en el capó o el equipo de frenos, que toma prestadas de los modelos deportivos de Audi las pinzas fijas de cuatro pistones.

En el interior, los chicos de VW han optado por montar en las plazas delanteras los backets del GTI Clubsport, además de crear un tapizado para el techo similar al de los actuales Rolls-Royce, lleno de ledes que simulan un cielo estrellado.

Sin embargo, lo que no se ve es lo más importante. Y es que los técnicos de Volkswagen han apretado las tuercas al propulsor 2.0 TSI del Golf R para sumar caballos a la cuadra. En total, este concept se planta en nada más y nada menos que 350 CV. Sigue trasmitiéndolos a través de una transmisión automática DSG que lleva la fuerza al suelo a través de un sistema de tracción total no permanente que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5.1 segundos. Sin duda, toda una tentación para los “papis” más cañeros que, lamentablemente, no pisará las carreteras.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.