El Volvo S60 será el primer modelo de la marca en no contar con un motor diésel tradicional

El Volvo S60 será el primer modelo de la marca en no contar con un motor diésel tradicional

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    17 mayo 2018     Sin comentarios     2 minutos

Volvo avanza hacía la electrificación de sus modelos con el abandono de los motores diésel como principal medida, siendo el nuevo S60 el primero en adoptarla

Desde que la tendencia de la industria automotriz es el abandono de los motores de combustión en favor de los eléctricos, en Volvo no se han andado con medias tintas, dejando claro desde un primer momento que ellos apostarían fuertemente por los vehículos eléctricos. Para hacernos una idea de sus planes basta con repasar lo que han dicho, centrándose en el claro objetivo de lograr que el 50% de sus ventas en el 2025 se correspondan a vehículos totalmente eléctricos.

Lógicamente este objetivo se producirá de manera paulatina, pero las acciones para conseguirlo deben empezar en un corto plazo de tiempo, y por ello ya en el 2017 anunciaron que llegados al 2019 todos sus modelos ofrecerán variantes semihíbridas, híbridas y modelos totalmente eléctricos. Como ya os imaginaréis, la principal mecánica damnificada en este caso será la diésel, hoy en día en boca de todos como el principal problema de la contaminación, y el primer modelo de Volvo en comenzar esta nueva era hacía la electrificación será la próxima nueva generación del S60.

La nueva generación del Volvo S60 se encuentra en la fase de ultimar los últimos flecos previos a sus presentación, que previsiblemente se realizará este próximo verano, para después comenzar su producción en la nueva fábrica que la firma sueca ha establecido en la ciudad de Charleston, en el estado norteamericano de Carolina del Sur. Allí se fabricará íntegramente al nuevo Volvo S60 2019, para desde allí exportarlo al resto de mercados donde se comercializará.

El Volvo S60 será el primer modelo de la marca en no contar con un motor diésel tradicional

Una vez que su comercialización de el pistoletazo de salida, el Volvo S60 se convertirá en el primer modelo de Volvo en abandonar la mecánica diésel, estando disponible desde un primer momento con una gama de motores gasolina Drive-E de cuatro cilindros y dos versiones híbridas enchufables apoyadas por motores también gasolina, similar a lo que ya se inició con el Volvo V60. Será más adelante, concretamente al año siguiente, cuando también a esta mecánicas se les unan versiones semihíbridas o mild-hybrid, que previsiblemente sustituirán a los motores de gasolina convencionales.

En palabras del propio Håkan Samuelsson, presidente de Volvo Cars, la marca dejará de desarrollar tecnología para motores diésel, siendo este el paso previo para también dejar de lado los motores gasolina, algo que sucederá también de manera paulatina con versiones híbridas como opción de transición, para así llegar a la electrificación total. Este es el futuro de Volvo, y la nueva generación del S60 será la abanderada de este inicio de una nueva era en la marca sueca.

 

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.