VW Golf Sportsvan 2.0 TDI, prueba (diseño exterior, interior y maletero)

VW Golf Sportsvan 2.0 TDI, prueba (diseño exterior, interior y maletero)

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    23 mayo 2015     5 minutos

Tras conocer a fondo como se mueve el Golf más familiar y polivalente de la gama, es el momento de analizar su diseño y sus capacidades prácticas.

Nuestro Sportsvan 2.0 TDI se mueve bien, consume poco y es muy agradable de utilizar, pero ¿qué tal se lleva con las maletas? ¿convence su nuevo diseño?

Diseño exterior

Sin duda, la llegada del Sportsvan como sucesor de los anteriores Golf Plus ha supuesto un gran salto para este Golf. Los Golf Plus no han sido nunca los Golf más llamativos ni deseables de la amplia gama del compacto alemán, pero el Sportsvan se presenta con un aspecto mucho más agradable y atractivo que antes.

Ahora no se limita a ser un simple «Golf hinchado», sino que cuenta con una personalidad propia y un diseño maduro y elaborado, sin olvidarse por otra parte de su parte de «identidad Golf», haciéndolo plenamente reconocible tanto para los amantes de la marca alemana como para los que no lo son tanto.

DSC_0116 copia copia

El frontal cuenta con muchas similitudes respecto a su hermano el hatchback. La parrilla se ha convertido en un signo de identidad, y las lamas con acabado cromado junto con el logo de gran tamaño le aportan contundencia. Los faros delanteros tienen un diseño muy parecido al del Golf normal, siendo los del Sportsvan algo mayores. Los detalles cromados se extienden también a la parte baja del paragolpes, mientras que los antiniebla se sitúan en los extremos, mejorando la sensación de anchura.

El lateral es, posiblemente, la parte que más parecido guarda con el anterior Golf Plus. Seguimos encontrando -y menos mal- una superficie acristalada de gran tamaño, que en nuestro caso concreto se complementa con un techo panorámico que hará las delicias de los ocupantes de la segunda fila. Además, en el acabado Sport, tanto las ventanillas de la segunda fila como la luneta trasera van sobretintadas, mejorando la protección térmica.

Las llantas de serie en el acabado Sport son de 17 pulgadas, pero nuestra unidad llevaba las opcionales de 18″ modelo «Durban», que en combinación con el tren de rodaje deportivo que rebaja la altura del chasis, le proporcionan una imagen muy interesante.

DSC_0130 copia

La parte trasera del Sportsvan es similar a la de un Golf de 5 puertas, con la salvedad de que nos encontraremos con un portón más grande que, lógicamente, da acceso a un maletero mucho más capaz. Los grupos ópticos no cuentan con tecnología LED y, al igual que sus hermanos de gama, están partidos en dos, con una zona en la aleta y otra en el portón.

Diseño interior

El Sportsvan puede presumir de uno de los mejores interiores de su segmento. El diseño global del salpicadero ha mejorado sustancialmente respecto al Golf Plus, que tenía uno de los interiores más antiguos de la marca, compartido con el Tiguan. Ahora el Sportsvan disfruta de un salpicadero mucho más parecido al Golf, con líneas suaves y una ergonomía de primer orden. Tan sólo algunos plásticos duros desmerecen algo el resultado final, aunque hay que reconocer el gran esfuerzo de VW en este aspecto.

DSC_0329 copia

Si alguien ha conducido un Golf normal y posteriormente se sienta en un Sportsvan, no tardará ni un minuto en encontrarse completamente cómodo e integrado. Todos los mandos están donde uno piensa que van a estar. Los huecos portaobjetos son múltiples y de buena capacidad todos ellos, contando con unos grandes espacios en las puertas -forrados, para que no haga ruido lo que allí depositemos-. Tenemos también a nuestra disposición un hueco en la parte superior del salpicadero, así como debajo del climatizador, tras la palanca de cambios, tras el volante y, por supuesto, en la consola central, en el apoyabrazos.

El espacio interior es más que notable, contando con hueco suficiente para que 5 personas se acomoden sin problemas. Por supuesto, los asientos delanteros cuentan con unas cotas tanto de anchura como de altura que permitirán dar cobijo de forma confortable a personas de cualquier estatura.

DSC_0294 copia

En la segunda fila contamos con todo tipo de comodidades. Los respaldos de los asientos se pueden inclinar para mejorar el confort de los ocupantes o la capacidad de carga. Estas dos posibilidades se dan también respecto al espacio longitudinal, ya que la banqueta trasera, en proporción 60:40, se puede deslizar para jugar con el hueco disponible. La visibilidad es excelente en cualquier ángulo, algo que ayuda a hacer la vida a bordo mucho más agradable.

Maletero

El maletero cuenta, para empezar, con unas formas muy cuadradas, algo que siempre beneficia la practicidad. La boca de carga tiene un tamaño adecuado, lo que facilita la introducción de objetos pesados o de gran tamaño. El suelo es móvil, ya que tiene dos posiciones, una más alta y otra algo más baja. Podemos jugar con ello dependiendo de nuestras necesidades. A los lados tenemos dos recovecos muy útiles, así como una toma de corriente y unos ganchos en los que colgar bolsas o prendas.

DSC_0316 copia

La capacidad del maletero del Sportsvan oscila entre los 500 litros (un Golf de 5 puertas tiene 380 litros mientras que un Golf Variant tiene 608 litros) y los 1590 litros de capacidad con los asientos traseros abatidos.

Fotografía | Daniel Valdivielso

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.